Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Y el 2011 no es electoral (3): Teoria de juegos aplicado a las elecciones

Articulo

abril 8th, 2011UncategorizedMildemonios 7 Comments
Y el 2011 no es electoral (3): Teoria de juegos aplicado a las elecciones

Por supuesto que a estas alturas buena porción de la población está alarmada por la situación de las intenciones de votos. Y por supuesto, todos tienen una opinión y todos lanzan sus proyecciones y sus suposiciones de lo que pasará el domingo.  En ese sentido, lo primero es tomarse eso con mucha calma (como bien dice Rosa María Palacios en el twitter: Esto no se acaba hasta que se acabe… O como dirían mis amigos norteamericanos: No te vayas hasta que cante la señora gorda).  Lo segundo es reconocer a quién vale la pena creerle.  Con respecto a eso escribí este artículo la semana pasada.  No se dejen engañar por supuestos analistas que en realidad están más interesados en promover sus ideas que en mantener la objetividad.

Pero alrededor de este caos de temores en el facebook, un grupo de amigos de la universidad (todos economistas ellos) estaban comentando cómo la actual situación es un claro ejemplo de lo que en teoría de juegos se llama el dilema del prisionero.

La teoría de juegos es esa parte de la microeconomía que trata de modelar el comportamiento de la gente sobre la base de que no siempre somos racionales y de que tomamos decisiones sobre lo que creemos que va a hacer alguien más.  Alguna vez lo comenté aplicándolo a la campaña municipal del año pasado.  Y una vez me mandé todo un rollo aplicando el dilema del prisionero al final de Batman: The Dark Knight.

El dilema del prisionero es teoría de juegos en un nivel más simple.  La cosa es sencilla: En muchas ocasiones pasa que dos agentes que podrían colaborar para alcanzar mayores niveles de bienestar no lo hacen, porque cada uno espera que el otro lo traicione.  Déjenme explicarlo con un simple gráfico.

Ahí lo que tienen es que hay cuatro posibles resultados a la decisión de si estos dos señores colaboran (de los cuales solamente un escenario es probable… Los otros tres escenarios son ejercicios teóricos imposibles, porque sabemos que jamás sucederán).  El escenario A, en el que ambos se retiran y ambos se van al cuerno (porque pasan a la segunda vuelta dos candidatos que sabemos que no serían buen presidente).  El escenario B, en el que se retira uno y ambos salen ganando, aunque uno más que otro (el que termina siendo elegido presdiente).  El escenario C, en el que se retira el otro y ambos salen ganando, aunque ése más que el otro.  Y el escenario D, en el que ambos mantienen el curso y ambos se van también al cuerno (porque es mucho menos probable que alguno de los dos pasen a la segunda vuelta).

Aquí lo que uno puede observar es lo siguiente:

Ambos son demasiado tercos. Sí, ya sé que Toledo es considerablemente más terco que todos los demás, pero PPK también es suficientemente necio como para no querer ceder.  Por eso decía que de estos cuatro escenarios, solamente uno es realmente probable… En el que ninguno de los dos se retira (escenario D), con las consecuencias que ya mencioné.

Resultado del escenario D. No sabemos realmente.  O sea, las estadísticas y las encuestas te indican una cosa, pero no se puede saber concerteza.  Todo está demasiado pegado.  Lo que sí es seguro, es que el resultado de los escenarios B y C son mucho más favorables al país que el D, probabilísticamente hablando.

Análisis más elemental. Esto que acabo de mostrar es lo más simple de lo más simple y no hace falta tener ni secundaria completa para saber que si la derecha iba separada, le pasaba lo que toda la vida le había pasado a la izquierda: Se dividen los votos y no son un contendiente fuerte.  Eso sumado a los errores caseritos del PPC (¿convocar a un mitin y separar a los seguidores con rejas? ¿en serio? ¿a quién se le ocurrió ésa? ¿a Lourdes?) y a los entuertos que tiene Toledo de su gobierno anterior (no, Eliane, no nos hemos olvidado de ti) nos arroja una situación muy estresante… La actual.

La culpa de las tensiones.  Aquí es claro que ambos son un par de tercos y que el entorno que tienen es, como bien lo describe el amigo Hildebrandt en esta entrevista que le hace la gente de La Mula, son gente de derecha que no aprende la lección ni aunque se la inyecten a la yugular.  Claro, no toda la derecha en el Perú es así (como siempre digo, en el Perú hay dos derechas, al igual que hay dos izquierdas).

En fin.  Obviamente no se le puede asignar la responsabilidad de los resultados a PPK o a Toledo o a la prensa que no luchó *más* por difundir las desventajas de una nueva dictadura o  la otra prensa que por huir de Keiko está apoyando a Humala o qué sé yo.  Pero definitivamente buena parte de la responsabilidad de lo que pase este domingo será de estos dos candidatos que no pudieron negociar entre ellos para no cancelarse mutuamente (a pesar de que ambos han sido profesores de economía) y convertirse en un ejemplo de caso de estudio de tantas disciplinas al mismo tiempo.  Entre ellas, la teoría de juegos y el dilema del prisionero.

Y digo esto porque después de todo la culpa final de lo que pase este domingo será de nosotros, que votamos de tal o cual manera.  De eso se trata la democracia.

'7 Responses to “Y el 2011 no es electoral (3): Teoria de juegos aplicado a las elecciones”'
  1. MIGUEL dice:

    buena explicacion de la teoria pero mal llevada al caso practico como lo grafico un comentario por ahi que varias decisiones no tendrian sentido para ppk y atm como ambos dejar la candidatura o el mismo concepto de teoria de juego donde las elecciones son simultaneas y no saben la accion del rival. Creo que una buen aplicacion de la teoria seria en base a las desiciones de los electores centro derecha (minoritarios) y los pro izquierda o que quieren “chorreo” mayoritario y como los minoritarios tienen que ceder ciertas decisiones (maximizar minimos) para no tener perdidas totales como es el caso de esta segunda vuelta

  2. Efectivamente. Muy bueno su artículo caballero. Lo llevaré a la clase para graficarlo a mis alumnos. Aunque la pregunta es ¿que se puede hacer en tales circunstancias? ¿Existe forma de solucionar el dilema? ¿Hay forma de que podamos burlar este equilibrio de Nash?. Lo dejo para que lo piensen, los detalles ya va para mis alumnos… saludos.

    • Mildemonios dice:

      Alvaro: Eh… Qué? Creo que no es así como me la enseñaron a mí. Pero en fin, de todas maneras era una modelación de la realidad bastante palomilla, así que supongo que se prestar para esto.

      Samanamud: Hey, gracias. En regulación se asume que una tercera parte (el Estado) puede intervenir para generar los incentivos para que los agentes se pongan de acuerdo en decidir algo que le conviene también al resto. De hecho, ésa es una de las justificaciones de las intervenciones del Estado. Pero en este caso no se aplica. O mejor dicho, ya no. Quizás para otra elección. Si es que la hay.

  3. Alvaro dice:

    Hola Hans,

    Unas observaciones al respecto.

    El Dilema del Prisionero, en teoria, es un juego de jugada simultanea. Es decir, el jugador A actua sin saber que es lo que va a hacer el jugador B y ambos actuan al mismo tiempo. Es cierto que la estrategia dominante de ambos es seguir como candidatos, ya que estamos hablando de los intereses personales de cada uno – como deja bien claro la matriz que has dibujado – y no entra la variable “PERU” en ese escenario, dudo que para estos senores el declinar a sus candidaturas sea una alternativa con mayor “pago” que la estrategia dominante – amen de que si ambos se retiran aquello que supuestamente se intenta preservar, la democracia, tambien se perderia al dejar a OHT y KFH de contendores.

    Otra razon por la que el DP no aplica perfectamente es porque ATM y PPK no desearian declinar (ambos) en favor de la candidatura de LCL, porque, podriamos argumentar, sus ansias de poder son mas grandes que su deseo de endose a LCL. Entonces, en lineas generales, el recuadro A no contendria un pago mayor para cada candidato en comparacion al cuadro D. Esta tambien el tema de la negociacion. En el DP no hay negociacion, mientras que en este caso, en teoria, ambos candidatos podrian reunirse a negociar y develar sus intereses y opciones – no estan encerrados sin posibilidad de hablar.

    Para aquellos que lean esto elaboro un poco mas: segun el DP el cuadro A tendria un pago de (3,3) mientras que el cuadro D tiene un pago de (1,1). En teoria el cuadro A es mejor que el D, pero por la eliminacion iterada de estrategias dominadas (se escoge a aquellas estrategias que son mejores para un jugador sea lo que sea que el oponente escoja) se termina escogiendo el (1,1) sobre el (3,3). En este caso, dado que los egos de ambos candidatos son lo suficientemente grandes para declinar ambos en favor de Castaneda, dudo que el recuadro A tenga un valor mayor para ambos candidatos que el cuadro D.

    Finalmente, estamos de acuerdo con que la estrategia dominante en todas las circunstancias es que ambos decidan quedarse compitiendo (recuadro D). Pero, dudo que el recuadro A sea una situacion preferible sobre el D (para ellos, ojo, no para el Peru) por lo antes explicado.

    Un abrazo!
    Entonces,

  4. Diader dice:

    La solución mas sensata, si la opción de “salvar al Perú” está entre estos dos candidatos, y Toledo ya fue Presidente y Kuczynski su Ministro de Economía y Primer Ministro, ahora le toca a éste último ser presidente y a Toledo ser Primer Ministro y Ministro de Economía. Y todos quedamos contentos… se supone, quién sabe!!!

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031