Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Tratando de medir la pobreza (13): De como tu plata te alcanza para comprar menos

Articulo

septiembre 6th, 2012UncategorizedMildemonios 3 Comments
Tratando de medir la pobreza (13): De como tu plata te alcanza para comprar menos

En periodismo hay un término, “pánico moral”.  Se refiere a esa situación en la cual un medio inicia una historia para asustarte y para que sientas la necesidad de comprar más periódicos y estar al tanto de eso.  El problema con los pánicos morales es que se suelen salir de control y pasar a tener vida propia.  Puede que sea tan efectivo, que la gente pase a presionar para aplicar medidas para hacer frente a algo que en realidad nunca existió o que no ameritaba tanta atención.  Y los políticos recogen esa presión y la aplican y así tenemos iniciativas que se salen completamente de la realidad, pero que responden a una percepción pública de algo, más allá de basarse en data real o en estadística responsablemente desarrollada.

Eso pasa bastante seguido con temas económicos.  Por ejemplo, con el tema de la burbuja inmonbiliaria.  O más recientemente con el tema de la inflación.  Seguramente han visto en algunos medios la noticia de que se nos viene la inflación.  Y en las redes sociales los que odian la economía de libre mercado y por el contrario quieren mayor control sobre las variables económicas lo usan como “exhibit A” de que todo está mal y promueven la idea de que hay inflación.  O si no, por lo que están decepcionados con el actual gobierno y necesitan una excusa para comenzar a atacar.  O qué sé yo.

En ese sentido, es importante entender lo que es la inflación y a qué se debe y cuáles son sus límites.

Primero, el Perú ha sufrido mucho por la inflación en un pasado cercano.  En el gobierno de Alan v1.0 tuvimos una inflación tan alta que en el mundo es considerada un caso de estudio.  No sé si recuerden, pero si ibas a tomar café con un amigo, te convenía pagar la cuenta antes de tomarlo, porque si la pagabas después de terminar de conversar tranquilamente con tu pata la cuenta sería mayor.  Era un desastre.  Y eso llevó a una serie de problemas insostenibles, que a su vez llevó a que no hubiese otra opción que aplicar el fujishock.  Nunca olviden eso. ¿Todo eso que sufrimos a inicios de los noventa? No, no es culpa de Hurtado Miller.  Es culpa de los irresponsables que manejaban la economía a finales de los ochentas y que no nos dejaron otra opción.  Así que tiene sentido ser responsables con respecto al manejo de la inflación hoy en día.

Segundo, el dinero es una abstracción que no es importante en sí mismo.  El dinero sirve en la medida en la que uno lo usa para cambiarlo por otras cosas.  Por eso un precio en sí mismo no es taaaaaaan importante como la relación entre ese precio y tu sueldo.  Por eso en economía se habla de sueldo real y sueldo nominal.  El nominal es cuánto ganas en dinero, sin importar cuánto puedes comprar con eso.  Pero el sueldo real es cuánto ganas sobre la base de cuánto puedes comprar con eso que ganas.  En ese sentido, si te subo el sueldo al doble, pero todo en la economía vale el doble, de nada sirve. ¿Me explico? Por eso hay que tener cuidado cuando se busca “anexar” conceptos a la inflación.

Tercero, por eso una de las formas de medir la pobreza tiene que ver con cuánto puedes comprar con el sueldo que tienes.  Por supuesto que a nadie en su sano juicio se le va a ocurrir que con eso es suficiente para tener una visión de cómo va el tema de la pobreza en el Perú, es meramente un indicador (cuando escépticos de la reducción de la pobreza pretenden decir que todo es mentira porque esto no es todo en la vida, en realidad están desinformando).  Porque puede ser que uno tenga un poco más de dinero, pero que todo cueste un poco más y al final uno salga perdiendo.

Cuarto, por eso la inflación no es mala en sí misma.  La inflación es el aumento de todos los precios en una economía.  Si suben los precios de los departamentos exclusivos, pero nada más, no es inflación.  Es el incremento del precio de un producto en especial.  Si sube el precio de los lápices mongol número 2 y eso no impacta en la economía, ni modo, no es inflación.  No obstante, hay algunos productos que sí tienen un impacto directo en toda la economía, de tal manera que si suben, terminan generando un incremento de otros precios.  Por ejemplo, la gasolina.  Un incremento en el precio de la gasolina tiene un impacto en toda la economía.  Sin embargo, ni siquiera eso es inflación, a menos que sea sostenido.  Es un incremento de todos los precios una sola vez.

Quinto, la subida de los precios no es inflación si es una subida de una sola vez.  Eso no es inflación.  Tiene que ser algo sostenido, que los precios siguen subiendo y subiendo por un mes, otro mes y otro mes.  Puede moderarse esa subida de 6% a 3% y después a 1.5%, pero los precios deben seguir subiendo.  Si no, no es inflación y no preocupa realmente al largo plazo.  Ahora, el Perú desde el desastre de Alan v1.0 ha instalado mecanismos muy estrictos para controlar esto.  Por eso siempre nos andan reconociendo internacionalmente como un país con un manejo macroeconómico impecable.  Por eso cada vez que un loquito quiere cambiar las políticas monetarias del país o tumbarse los mecanismos de regulación para poder gastar más dinero en programas sociales o lo que sea, hay que saltar.  Es lo que nos permite mantener el crecimiento sostenido.

Lo que no impide que aumenten los recursos para programas sociales.  Lo que pasa es que esto se tiene que hacer siguiendo ciertas reglas.

(Dibujito de arriba: http://tabletmonkey.blogspot.com)

'3 Responses to “Tratando de medir la pobreza (13): De como tu plata te alcanza para comprar menos”'
  1. Marco dice:

    Que existe la inflación existe, aunque es cierto que no es tanta como dicen; que existe la burbuja inmobiliaria creo que también existe.

    No nos engañemos, tampoco diciendo que solo suben los departamentos de lujo, han subido también los departamentos como para clase media e incluso en sitios no tan buenos (Hace unos días nomás vi el aviso de una casa en La Victoria que me pareció escandaloso para su ubicación), nomás hay que comparar cuanto costaba un inmueble en una determinada zona durante diferentes intervalos de tiempo para darse cuenta.

    Ahorita, lo que veo que pasa, es que hay mucho dinero en el mercado y eso anda moviendo los precios, que junto al dinero que está siendo lavado, hace que los precios estén altos; pero algún día caerán, y después, cuando los precios caigan, la gente no pueda pagar, los bancos empiecen a quebrar, y la gente se quede sin casa, ya veremos quienes se benefician con el arrastre.

    Justamente, por los grandes engaños que hemos sufrido en nuestra historia, incluida la hiperinflación, es que no debemos creer fácilmente en lo que nos venden, ni creer que no va a pasar nada.

    En todo caso, creo que nada más de momento queda, comprar y vender, especulando con el precio de los inmuebles, y ganar una utilidad; pero no comprar para quedarse endeudado, pagandole permanentemente a un banco, ya que esa estabilidad, al final puede hacer, que cuando se termine de pagar la deuda, se den cuenta, que el inmueble vale mucho menos de lo que se compro.

    • Mildemonios dice:

      Marco: Estás mezclando todo en un gran menjunje utilizando la data que quieres. La data muestra que hay una demanda desatendida en el sector inmobiliario que hace que el precio suba. Eso es bastante simple. Mientras haya esa demanda desatendida en la inmensa proporción en la que la tenemos hoy, seguir insistiendo con que hay una burbuja inmobiliaria es relativamente irresponsable. No es más complicado que eso.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031