Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Sistema nacional de administracion de justicia… not (3)

Articulo

marzo 18th, 2010UncategorizedMildemonios 3 Comments

cemento-ivi

Alguna vez los jueces eran los que decidían las cosas.  Ellos eran los que interpretaban las leyes y decidían quiénes tenían la razón en el caso de un conflicto.  Lamentablemente en algún momento perdieron el rumbo y si bien hace 50 años ser juez era motivo de status y de prestigio, estoy seguro que muchos de nosotros si nos enterásemos que una hija nuestra está yendo al cine con un chico de buena familia, pero que es juez, no sé ustedes, pero yo ese día le pongo un chorrito de cloroformo en su sopa y la encierro en el sótano hasta el día siguiente.  Y cuando llegue el juececito a recogerla le diría que se fue a bailar con un teniente de la Marina, que encima es miembro de las FOE, por si el juez no se va de inmediato.  Todo esto mientras un primo ya intervino sus cuentas bancarias por si no entiende el mensaje.

El sistema nacional de administración de justicia en este país da pena y le genera inmensos costos a la economía.  Pero además, como lo comenta el amigo Morsa en el comentario a este Comentario Diario del IPE sobre la lamentable intervención del Tribunal Constitucional en la política comercial del país, se suponía que las leyes estaban al servicio de la sociedad.  Sí, pues.  Se suponía que las leyes se introdujeron al mundo para ordenar las cosas y para que no reine el caos.  Pero en el momento en el cual la gente y el mercado se tiene que adaptar a decisiones iluminadas de un tribunal de ancianos que norma sobre algo que no sabe, estamos en problemas.

Oh, por supuesto que tienen potestad para hacerlo.  Ahí está precisamente el problema.  Pueden intervenir si quieren, eso a nadie le queda duda.  El Tribunal Constitucional decide aplicar el Principio de la Igualdad Ante la Ley para bajarse la decisión del Ejecutivo de reducir el arancel a la importación de dos productos relacionados al cemento. ¿Por qué? Porque puede.  PeriodNo importan las consecuencias o lo gracioso de la situación, las implicancias empresariales, etc, etc.

Es decir, se introduce una demanda al Tribunal Constitucional y luego bla, bla, bla y por principio de igualdad ante la ley se halla que haberle quitado ese arancel a esos dos productos generan una situación en la cual se está discriminando a la producción nacional de cemento, por lo que hay que restituir el arancel del 12%.  He dicho.

Ahora, a diferencia del amigo Ricardo Lago, no creo que esta decisión del Tribunal Constitucional genere que el precio del cemento en general en el país se incremente.  El porcentaje del cemento importado es ridículo en comparación al porcentaje de lo producido en el Perú.  Aquí un gráfico para ilustrar esta situación y para callar a los que piden y piden que vuelva a hacer gráficos en este blog.

cemento01No, ése no es el punto.  El punto es que el principio que aplica el Tribunal Constitucional para restituir el arancel a estas dos partidas arancelarias se puede aplicar a absolutamente TODAS las decisiones de política comercial del Perú.  Todas.  Todas y cada una de ellas.

Y como en el Perú abundan los industriales que prefieren hacer lobby a hacer sus empresas más competitivas, nos fundimos.  Porque ahora un empresario nacional de la onda antigua proteccionista se va a comenzar a mover para meterse al bolsillo metafóricamente hablando a apenas cuatro miembros del Tribunal Constitucional.  Nada más, eso es todo.  Cuatro es todo lo que necesitas.  Y con eso se comenzarán a revocar reducciones arancelarias, acuerdos de colaboración comercial, etc, etc.

Eso es lo que la lógica dice que va a pasar.  Y la teoría económica también, dicho sea de paso.  Pero por supuesto que los amigos leguleyeros de inmediato dicen que no, por supuesto que no.  Que se intervino porque se podía intervenir, que la ley es así y punto.  Y que no se preocupen.

Pero sí hay que preocuparse.  La Cámara de Comercio de Lima ya dio partida a la carrera.  Y ahora, gracias al brillante antecedente dejado por estos cuatro iluminados, se ha abierto una olla de grillos.  Mal, mal, mal, señores del Tribunal Constitucional.  Eso no se hace.

judge_dreddAhora la política comercial del país no se decide en el Congreso (en donde se supone que representantes elegidos democráticamente por el pueblo definen los criterios legales para el funcionamiento de la economía), ni en el Ministerio de Comercio (en donde se supone se reúne a los técnicos y especialistas que saben más del tema), ni en Comex o en Adex (en donde se supone que se agrupan libremente las empresas que se dedican a exportar y a importar), ni en ningún otro lugar.  Lo deciden los miembros del Tribunal Constitucional, que no son economistas, ni empresarios, ni tienen estudios de teoría de comercio, etc.  Pero ellos son los que deciden ahora.

Porque pueden.

'3 Responses to “Sistema nacional de administracion de justicia… not (3)”'
  1. Juan dice:

    hum.. aun insistes que eso de “a las armas” no funcionaria?.

    vamos hagamos un ejercicio mental….
    Sr. Abogados uds estan prestos para resolver problemas no causarlos.
    ah los causas

    Pum..

    Next.

    No ya hablando en serio, hasta donde recuerdo la constitucion y el gobierno se basa en el equilibrio de poderes …. y si esta desbalanceada. Si algo se escapo por alli?. Pues se debe volver a balancearla. El asunto es quien decide eso o como se decide. En base a los resultados economicos? en base a lo que dice la teoria de la jurisprudencia? en base a los resultados sociales?

    Quien decide lo correcto.?

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930