Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Querida, encogi mi reserva moral

Articulo

Querida, encogi mi reserva moral

Si veían Cine Millonario en Frecuencia Latina en los años noventa -de lunes a viernes a las 9 pm- seguramente sabrán quién es Rick Moranis. Se trata del actor que hacía del abogado de los Cazafantasmas y del científico que reduce a sus hijos de tamaño en Querida, encogí a los niños. No obstante, a pesar de que todos sus compañeros fueron consiguiendo papeles cada vez más significativos -quizás Bill Murray sea el más reconocible hoy en día-, Rick Moranis desapareció de la escena. Si uno se fija en la lista de las películas que hizo, verá que el último papel original que interpretó fue en el 2003 y se trató una voz en una película animada. Era un comediante en ascenso, haciendo películas con realeza de la comedia norteamericana, como Steve Martin y John Goodman, haciendo musicales, ciencia ficción, fantasía. Y de pronto, se detuvo y no hizo más. ¿Qué fue lo que pasó?

Esto fue lo que pasó. Tuvo hijos y de pronto se dio cuenta de que lo que estaba haciendo, salvo algunas excepciones, no era material que le gustaría que sus hijos vean. Le dio la espalda a la maquinaria que lo había hecho famoso y se dedicó a otras cosas. Fue su decisión.

Desde que leí la entrevista hace un par de décadas, en la que explica su decisión, me llamó mucho la atención. Así que era posible tomar decisiones que afectaban la propia carrera sobre la base de lo que los hijos podrían pensar de uno. En esa época vivía a finales del fujimorato, cuando todo se valía para tumbar a Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Desde periodistas hasta políticos, la doble moral era la moneda de todos los días. ¿Les molesta la doble moral de los líderes de opinión de hoy, que celebran que protestantes vayan frente a la casa de un periodista de la otra trinchera, pero por supuestísimo que ir a la casa de alguien es inadmisible cuando se trata de la fiscal que te simpatiza? En ese entonces ya se veía, pero no había redes sociales para exhibirlo más claramente y conversarlo entre nosotros.

Todos los que apoyaron a este gobierno, los que le hicieron campaña. Los que colaboraron con esta gran mentira. Los que llamaron a votar por el plan de gobierno que decía que las instituciones de la libertad de prensa son invenciones de la CIA, así como la promoción de abortos para controlar la población, entre otras muchas atrocidades. Este gobierno que la semana pasada ha encerrado bajo llave a enfermeras, doctores y pacientes para que no incomoden al ministro de salud. ¿Qué le van a decir a sus hijos de aquí a unos años? Cuando la historia en el extranjero registre que los peruanos decidieron que los gobierne un señor que decía que no hacía falta leer o consultar con asesores para gobernar, porque todo lo que necesita lo tiene en la nariz -porque obviamente la historia que se enseñe aquí en el Perú será cualquier otra cosa, como que por ejemplo Castillo no es de izquierda-. ¿Qué le van a decir a sus hijos?

Porque una cosa es haber votado por este indefendible proyecto. Ok, te engañaron y te la tragaste, puede ser. Pero otra muy distinta es haberle hecho campaña. Haber estado activo en redes sociales insistiendo a otros que también voten por Castillo porque te pondrías las zapatillas y estarías vigilante. Cuando tu hijo te pregunte si luego marchaste -por la vacancia, no por un puesto en el gabinete o contra el congreso- ¿qué le vas a responder? Hasta un niño de diez años se da cuenta de la contradicción de los dignos vigilantes de hoy. Mejor has como Moranis: retírate, no más. Y no vuelvas a meterte nunca más. Será menos vergonzoso para ti y un problema menos para el Perú.

(Originalmente publicado en El Reporte)

(Fotito de arriba: Ghostbusters II)

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031