Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Promover cultura no es promover industrial cultural (3): La Feria Internacional del Libro 2015

Articulo

julio 17th, 2015cultura, educaciónMildemonios 1 Comments
Promover cultura no es promover industrial cultural (3): La Feria Internacional del Libro 2015

Y arranca la Feria Internacional del Libro (FIL) 2015, con sus puestos de venta y sus presentaciones de libros y sus países invitados y todo a lo que ya nos tienes acostumbrados nuestros amigos de la Cámara Peruana del Libro (CPL).  Y si bien todos celebran esta fiesta de la literatura, hay dos detalles que a mí no me terminan de cuadrar.  Esto no quiere decir que la feria sea despreciable.  Hay que celebrar que una vez al año la CPL se tome la molestia de organizar este evento.

Primero, lo más obvio.  Y aquí nuevamente no quiero ningunear a la CPL y a sus esfuerzos de hacer este evento todos los años, pero… ¿A nadie más le da la impresión de que es todos los años lo mismo? Y no me refiero a los libros.  Obviamente cada año hay nuevos títulos y nuevas obras para comprar a precios de oferta.  Pero en contexto es siempre el mismo.  Siempre son los puestos colocados en los mismos espacios que el año pasado y con las mismas presentaciones.  La única novedad año tras año es que el país invitado es distinto.  Y como el país trae lo que aspira colocarnos, no siempre es algo espectacular que llame al público.

¿En dónde está la creatividad peruana? ¿En dónde están los rayos láser y los dinosaurios? Para cada evento en el extranjero al que Promperú lleva delegación (lo cual excluye Milán, sorry, tenía que decirlo) se presenta una propuesta novedosa que llama la atención.  Con la FIL la única novedad viene por el lado de las editoriales y lo que ellos están innovando para captar al público de nuevas maneras y con nuevas propuestas con nuevos planteamientos.  Pero la feria misma es la misma de siempre.

Y yo sé lo que va a decir el purista: Que soy un ignorante por no celebrar que la CPL ha invitado a hablar en la FIL al primer autor del estilo A que escribió en la región B sobre el tema C y que eso por sí solo es un gran logro y seguro que lo es.  Pero eso no atrae lectores.  Eso no me permite promover lectura.  No me lo facilita, en todo caso.  Y sí, ya sé que estamos en la onda del peruano que es amigo de otro peruano y esa vaina.  Pero en ninguna parte del Pacto Peruano dice que no puedes hacer crítica constructiva.

“Escribo poesía por comida”

Segundo, el enfoque creo que está errado.  Ésta es una feria comercial.  O sea, es algo así como la feria ecológica del mercado de Surquillo: Una oportunidad para que los consumidores finales salgan y compren como locos a precios de ocasión.  Pero, ¿es realmente eso lo que necesitamos? O sea, chévere que las editoriales y las distribuidoras y las librerías tengan una oportunidad para vender más a cambio de un pago por el estante.  Pero, ¿es eso lo que la industria editorial necesita en el Perú? Aquí nuevamente estamos arrastrando una confusión que viene de décadas atrás y que por lo menos en el Ministerio de Cultura ya han entendido que estaba mal: Que promover cultura no es promover industria cultural. ¿Quieren promover cultura (literatura)? Tengan entonces salas con promotores de lectura: Personas que reciban a niños y jóvenes y conversen con ellos para presentarles libros que les podrían gustar. ¿Quieren promover industria editorial? Entonces tengan salas para que autores se puedan reunir con editores y para que editoriales se puedan reunir con distribuidores y para que librerías se puedan reunir con distribuidores.

Así es, por ejemplo, la Feria del Libro de Frankfurt.  Es una gran sala de reuniones, con un primer piso con cosas para que consumidores finales paseen y vean cosas nuevas y puedan hacer cola para que sus autores favoritos (que los tienen a nivel de pop stars) firmen autógrafos.  Lo que tenemos aquí en Lima no es ni lo uno, ni lo otro.  Es un evento que en algún momento fue importante para mantener a la industria viva y que puede ser efectiva hoy en día, pero que podría ser un evento demoledor y significativo.  Hoy en día no es relevante a nivel nacional.

Piensen en lo siguiente: Si un año no hubiese FIL, ¿te dolería? No realmente.  Los libros que habrías comprado ahí los podrías comprar en alguna de las librerías de alguna de las redes que están creciendo, en alguno de los días en los que ofrecen sus títulos a precios reducidos.  Los títulos que te habrías enterado que existen gracias a la feria puedes conocerlos en Internet.  Los autores que habrían presentado novelas nuevas en la feria los podrían presentar en Barranco un jueves cualquiera en la noche.  Etc, etc.  Quizás el único golpe sería que habría empresas (distribuidoras, editoriales, librerías, etc) que tendrían menos ventas.  Con un poco de suerte, otras municipalidades se ponen las pilas y replican la Feria del Libro Ricardo Palma.  Así que no sería fatal tampoco.

La FIL se ha quedado varada en el pasado.  Tiene que evolucionar para volver a ser relevante. O por lo menos eso me parece.

(Dibujito de arriba: http://www.coverjunkie.com/)

'One Response to “Promover cultura no es promover industrial cultural (3): La Feria Internacional del Libro 2015”'
  1. […] Una vez al año es la Feria Internacional del Libro de Lima, organizada por la Cámara Peruana del Libro.  Con respecto al evento mismo escribí un post en mi otro blog.  Lo pueden leer en este enlace. […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930