Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Y nadie nos quitara lo pirateado (3)

Articulo

julio 31st, 2009piratería, UncategorizedMildemonios 3 Comments

2718109793_c43d0f51cd

La calma antes de la tormenta.  Un momento de tranquilidad antes de que las partes en conflicto arremetan de nuevo.  En la esquina azul, los amigos de Apdayc y sus ejecutores legales.  En la esquina roja, los defensores usuales de las descargas gratuitas.  Hasta que una de las partes tenía que lanzar la primera piedra nuevamente y todo arranca de nuevo.

Mientras se siguen sacando los ojos entre ellos con los mismos argumentos irreconciliables de siempre, quería tomarme la molestia de darle un enfoque económico que quizás ayude.  Cuando yo estaba saliendo de la universidad estuvo brevemente de moda la rama de la teoría económica de la regulación.  Con esto de que acababan de entregar la concesión a Telefónica y que Osiptel estaba contratando gente.  Y supongo que en aras de la transparencia debo añadir que practiqué en Osiptel un tiempo.

En todo caso, en teoría de la regulación hay un término conocido como “captura del regulador”.  Es un fundamento que en economía política se busca evitar, porque de lo contrario se lleva a serios costos económicos y riesgos de todo tipo.  Como lo explica la CAF en este documento:

El diseño de la regulación puede verse afectado, entre otros factores, por la existencia de intereses particulares en el seno mismo de los reguladores y hacedores de política, o por presiones de tipo económico o político. En el marco de estas fallas de gobierno, cobra particular importancia la denominada “captura del regulador”, en la cual, posiblemente por presiones de grupos interesados, la regulación termina inclinándose a favor del propio sector regulado. La literatura económica ha reportado múltiples casos de este tipo a partir de los trabajos de Stigler (1971) y Peltzman (1976).

Básicamente lo que dice es que está mal que la entidad o la institución que regula un mercado tenga intereses involucrados.  Como por ejemplo, digamos que Osiptel además de regular el mercado de las telecomunicaciones ponga una empresita que brinda servicios de telefonía.  Es obvio que si eso sucediese, Osiptel se vería incentivada a sacar a Telefónica y las demás competidoras del mercado.  Por eso hay leyes que evitan que esto suceda.

barba-negra1

Claro, en este caso es obvio verlo.  Pero hay otros en los que no es tan claro.  Por ejemplo, qué pasa si una empresa de telecomunicaciones seria quiere en su directorio a alguien que la rompa en teoría de la regulación y busca entre los analistas de Osiptel, que es donde se supone deberían estar los más capos en ese tema.  A la empresa le convendría tener a una persona que domina la teoría para tomar mejores decisiones que al final se supone beneficiarían al usuario.  Pero por otro lado, si se le permite contratarlo, el analista verá beneficios personales en pasar información confidencial, hacer mal su trabajo en la reguladora, etc.

Y así hasta el infinito.  El tema de la captura del regulador es bastante conocido y estudiado, porque a veces termina siendo algo sutil y difícil definir.

Pero déjense de vainas, ¿Apdayc manejando una radio comercial? Ahí no hay nada que comentar.  Es cristalino como el agua de un arroyo que aún no ha sido contaminado por la minería informal.  Es un caso de captura del regulador por donde lo vean.  Y el Ejecutivo dándoselo en bandeja, peor aún.

'3 Responses to “Y nadie nos quitara lo pirateado (3)”'
  1. Trotamundos dice:

    Que la tecnología esté convirtiendo a la música en un bien público es bastante improbable. Que la tecnología esté haciendo mas accesible la música en todos sus niveles puede ser cierto, lo cual no ratifica que dicha accesibilidad sea legal. Un bien público nunca será, al menos que claro está, se exterminen los Derechos de Propiedad Intelectual, lo cual es más que improbable. Así, desde muchas perspectivas económica, pueden declarar (casi religiosamente) la ineficiencia de los Derechos de PI, y aunque no comparto su estructura actual, los considero algo importante en el mundo actual de globalización y de las TICS. Incluso, auqnue no fuesen importantes, lode derechos de PI siempre serán defendidos por un grupo importante de gente que crea, innova, hasta bloggeros como nosotros.
    Ahora, barreras de entradas al mercado musical de nuevos entrantes? Creo que sí estaría clarisimo, porque está escrito que Apdayc sólo difundiría música de sus agremiados. Ahora, habría que intentar regular esa brecha que quedaría. Informar correctamente a los músicos que no se encuentran agremiados a APDAYC que le indiquen a la APDAYC que les ceden sus derechos de difusión para que transmitan su música.
    Esto debido a que vamos señores, conocemos a APDAY, podría salir con una excusa tan infantil como decir que no podían difundir la música de los no agremiados porque no tenían la autorización de los mismos de difusión… O no?
    Es más, ese pacto del Gobierno y APDAYC me huele hediondo. Creo que incentivaría a que todos los nacionales tengan que agremiarse, lo cual no es correcto señores. Desde todo punto de vista creo yo, económico, legal, ético, y más.

    Buen blog este para fomentar la discusión. Aunque soy nuevo en el mundo bloggero, me incentiva a colocar diálogos de este tipo en el mío. Saludos,

  2. mildemonios dice:

    Que la musica esté tendiendo a ser un bien publico es tu argumento. Que por mas sentido que parezca tener, aun no me termina de convencer. En otro post te lo comento.

  3. Juan Alfonso dice:

    Claro, se trata de la captura de una entidad estatal (no necesariamente reguladora) por parte de un grupo interesado. Si lo que estamos tratando es el caso del convenio firmado entre APDAYC y Radio Nacional, parte de IRTP (entidad dependiente de la PCM).

    Por otro lado, si bien es cierto, dicho convenio tiene como finalidad difundir al artista nacional, en la práctica, lo más probable sea que se difunda sólo a los agremiados de esta asociación, con lo cual se crearía una suerte de barreras de entrada al mercado musical para nuevos interpretes (ofertantes) no agremiados.

    En cuanto a la intención de “deffender” los derechos de propuiedad de la obra de sus agremiados, como ya sostuve anteriormente, cada vez es más difícil darle untratamiento de bien prramente privado a la música, pues la tecnología ha hecho que en la práctica se esté convirtiendo en un bien público.

    Saludos.

    Juan Alfonso.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30