Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Y nadie nos quitara lo pirateado (1)

Articulo

julio 21st, 2009piratería, UncategorizedMildemonios 4 Comments

untitled

Éste es uno de esos temas espinosos que no me gusta discutir, porque toca el nervio de algunas personas, que de inmediato saltan a defender su posición de una manera pasional e impulsiva.  Como el futbol.  O la política.  O la necesidad de que aún tengamos que maldita sea ir al banco una vez al mes a pagar las cuentas de algunos servicios proveídos por empresas que se han quedado olvidadas por el tiempo en el siglo pasado.

Pero en fin.  Vayamos al meollo del asunto.  Ahora último el amigo Utero de Marita escribió en su columna semanal en el arcáico mundo del periodismo impreso un rollo sobre los derechos de autor, en el cual, entre otras cosas, arremete contra un causa que a su vez tiene otra columna en otro medio del prehistórico mundo impreso.  Y poco ambiental, dicho sea de paso. ¿Cuántos arbolitos hay que bajarse para imprimir la versión dominical de uno de esos dos periódicos? Tanto que pitean por la Amazonía y la defensa de nuestro medio ambiente.  Eeeeeeeen fin.

El caso es que este segundo señor le responde en esta otra columna.  Y como nos encanta la peliculina, de inmediato todo el mundo salta a opinar y meter cuchara.  Y yo no soy más que humano, a pesar de todo.  Así que me uno a la onda.  Es que de lo contrario me sentiría excluído…

Más allá de los dimes y diretes y de la integridad moral de cada uno de los dos implicados… Y de los amigos que cada uno pueda tener… Lo que a mí me parece importante es definir un principio que no se debería romper. 

Aunque antes, debo comentar que ya está definido que es aceptable bajarte canciones o fotocopiar libros o lo que sea, bajo ciertas circunstancias.  Entonces, cuando uno de los señores dice con orgullo que él no tiene canciones bajadas de internet en su computadora, yo le respondería que eso a mí me tiene sin cuidado.  La misma Microsoft regala software, así como muchas disqueras te permiten bajarte algunas canciones.  Pero son las que ellos deciden y bajo condiciones que ellos ponen.  Porque a final de cuentas, el producto es suyo.

Eso es lo que a mí me parece crucial y que se tiene que respetar.  Cuando dicen que el internet es una aldea global y que ahora todos son mis amigos… Ok, si quieres.  Pero se tienen que respetar los derechos del que los tiene.  En ese sentido, la mecha entre Limp Biskit y Metallica me parece muy representativa.  Mientras que Limp Biskit salía abiertamente a decir que le interesaba un bledo que la gente se pirateara sus canciones, porque su rollo era llegar a la mayor cantidad de personas, Metallica decía que no le gustaba que la gente se bajara sus canciones de Napster.  De hecho, hasta donde sé, Metallica fue uno de los promotores de que se cerrara ese medio.

metallica2

Ahí creo que reside la confusión entre estos dos señores que ahora entrarán a un duelo de astucia, de esos que promueven más ventas y mayor circulación de sus respectivos periódicos.  Pero ése creo que es el punto clave.  Que el que tiene los derechos sea el que decide.  El que tiene los derechos puede ser el mismo artista o el productor o un abogado que los compró para hacer plata.  Porque si no es él el que decide, pucha, a él lo están abusando y no volverá a invertir tiempo ni dinero en producir nada más.

Ahora, que cada vez más artistas decidan rotar su material gratuitamente, eso es lo que a mí me parece lo óptimo.  O sea, que pateen el tablero y digan ¿sabes qué? ¿Tanta vaina por este archivito de una mega cincuenta? ¡Te la regalo! Hay mucha gente que sabiéndola hacer, se ha vuelto famoso así y ha logrado vivir de su arte.

Se me ocurren dos ejemplos geniales.  No sólo porque el producto sea bueno, sino además porque los artistas detrás de ellos son maestros y supieron aprovechar las nuevas tendencias.  Una es el genio de genios Joss Whedon, que escribió y dirigió la incomparable miniserie digital Dr. Horrible Sing-a-long blog, la dramática historia de un supervillano enamorado de su vecina.  La otra es el website de Jonathan Coulton, en el que el músico promovía sus conciertos regalando los mp3 de sus canciones.  No es mi estilo de música, pero captó mi atención con su canción Re: Your brains, la conversación entre el sobreviviente de una hecatombe zombie y el que lo atendía en la bodega de la esquina, que ahora se quiere comer su cerebro.  Qué buena letra.

En ambos casos hicieron uso de las maravillas de la internet para promocionarse y luego vender un producto.  Esta jugada solamente funciona si tú mismo eres el que decides cuándo tu producto es libre y cuándo es pagando.  Este punto específico, que creo que es el importante, es el que está pasando caleta.

Listo. Ahora odienme por decir que no todo es gratis en este mundo.

'4 Responses to “Y nadie nos quitara lo pirateado (1)”'
  1. […] como lo decía en mi post anterior sobre este tema, no está bien que se considere piratería a toda copia per sé.  O sea, cada vez que fotocopio un […]

  2. […] contra el mundo (Camara de Gas) – ¿Derecho a la propiedad privada o la cultura? (Casi un blog) – Y nadie nos quitará lo pirateado (Mil demonios) – Derechos de autor: ¿fotocopiar o no fotocopiar? (elmorsa.pe) – Armando se Massera […]

  3. Mildemonios dice:

    Es que obvio. ES una batalla perdida. Explotar las opciones que te da la distribución gratuita es muy razonable. Pero insisto, esto se debe dar de una manera ordenada y con ciertas reglas. No podemos ir de un extremo al otro.

    Pero de que tenemos que desregular para que, si lo deseo, pueda regalar mi material por internet, eso a mí me queda clarísimo.

  4. Yog Sototh dice:

    Ahora Metallica se dsahuevó y apoya la distribución libre de contenidos por Internet. Aunque mas que desahuevarse, creo q Lar$ se dió cuenta q era una batalla perdida.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30