Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Para que la libertad de prensa (7): La diferencia entre un mercado y un mercado

Articulo

Para que la libertad de prensa (7): La diferencia entre un mercado y un mercado

Hablemos de qué es un mercado.  Éste es un concepto algo abstracto y que sirve para tratar de explicar la realidad.  En economía a veces se habla del mercado como si se estuviese hablando de la Fuerza… “No te preocupes, el mercado lo corregirá”, dicen algunos, por ejemplo. En todo caso, si bien el análisis microeconómico de lo que sucede en un mercado en distintas circunstancias es algo complejo (y puede llegar a ser harto abstracto), la definición misma de qué es un mercado sí que no es tan difícil de agarrar… Si es que quieres.  Lo puedes tergiversar harto, si lo que deseas es confundir a tu público, pero realmente no hace falta.

Cuando uno habla del mercado se refiere a ese espacio imaginario en el que interactúan los que quieren comprar algo con los que quieren vender algo.  En ese sentido, puede referirse a algo específico o a algo más general.  Por ejemplo, el mercado de los automóviles.  Uno puede decir que ese mercado es así o asá.  Pero quizás uno quiere ser más específico y referirse concretamente al mercado de los automóviles convertibles, refiriéndose a un mercado más acotado. Obviamente habrá conclusiones que uno va a poder sacar de ese mercado que no son válidas para el mercado de las automóviles en general.

De hecho, una cosa curiosa.  A veces sucede que una misma variable afecta de manera a un mercado y de manera opuesta a otro de algo similar.  Por ejemplo, conforme el ingreso de las familias es cada vez mejor, la demanda por automóviles de mejor calidad se incrementa.  Al mismo tiempo, típicamente la demanda por automóviles de menor calidad se puede ver disminuida.  Antes, cuando no les alcanzaba para un buen auto, compraban lo que buenamente podían.  Después del incremento, le dedicarán recursos a tener un auto bueno y no cualquier armatoste.  Pero ambos son mercados de automóviles.  Lo que pasa es que uno es mercado de automóviles buenos y el otro de automóviles de baja calidad.

Chequeen esta entrevista del año pasado, en la cual alguien que vive de vender autos habla de distintos mercados de automóviles, a pesar de que al final se puede concluir de que a *el* mercado de automóviles le fue bien.

Entonces, ¿entienden que hablar del mercado de buses no es lo mismo que hablar del mercado de automóviles en general? Fácil, ¿no? Pues no debe serlo tanto, porque con el mercado de los medios varios no entienden la diferencia.  O mejor dicho, no quieren entender.

El estudio que arroja ese 80% de concentración no es para el mercado de los medios en general.  Es para el mercado de los periódicos impresos.  Ni siquiera es para el mercado de prensa escrita, en donde entran revistas también.  No, es solo para el mercado de periódicos.  Es como decir que porque Tico domina el mercado de los carritos chiquitos, domina todo el mercado de los automóviles.  No, pues.  Es incorrecto promover esa idea.  De igual manera, está mal decir que hay concentración de 80% en el mercado de los medios en general.  Lo que en todo caso podríamos discutir es la concentración que ha obtenido El Comercio en el mercado de los periódicos.  No más.

(Dibujito de arriba: http://www.kennyruiz.com/)

'One Response to “Para que la libertad de prensa (7): La diferencia entre un mercado y un mercado”'
Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031