Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Para que la libertad de prensa (5): Las barreras a la entrada

Articulo

enero 6th, 2014prensa y mediosMildemonios 1 Comments
Para que la libertad de prensa (5): Las barreras a la entrada

Si han seguido la discusión que apela a que el gobierno intervenga en el mercado de medios impresos, habrán escuchado que hay varias justificaciones para el pedido.  Una de éstas es que hay barreras a la entrada de nuevos diarios al mercado de los periódicos y que eso constituye una falla de mercado que el gobierno debe corregir.  Pues bien, pareciera que los que mantienen esa posición no tiene muy claro lo que es una barrera al mercado.  Por lo menos los que están en redes sociales dándole al asunto.

En la disciplina de la economía hay dos grandes áreas: La macroeconomía y la microeconomía.  Esto de las barreras a la entrada es materia de la microeconomía.  Personalmente he sido jefe de prácticas de Introducción a la microeconomía alguna vez y recuerdo que en ese curso de primer ciclo ya se enseña qué es una barrera a la entrada.  Para explicarlo mejor apelaré al libro de cabecera de ese curso y de otros muchos: Microeconomía intermedia de Hal Varian.  Si quieren romperla en micro, les recomiendo la sétima edición.  Tiene muchos dibujitos.

Pero antes, un recordatorio.  Según la teoría microeconómica, la mejor opción es un mercado en competencia sin fallas o intervención del Estado.  Cuando hay fallas de mercado (por ejemplo, información asimétrica: Que una de las partes -consumidores o productores- saben más sobre lo que se está comprando y vendiendo que la otra parte) se pierde eficiencia social y una de las dos partes estará mejor que si no hubiese fallas de mercado, pero en conjunto, la sociedad estará peor que si no hubiese esa falla de mercado.  Ciertamente una falla de mercado puede ser una barrera a la entrada que haga que el mercado no pueda estar en verdadera competencia, porque no pueden entrar más empresas a competir, dándole a las empresas que ya están operando ventajas extraordinarias.

Esto es lo que pasa, por ejemplo, con el mercado de las universidades.  El Congreso, en su maravillosa sabiduría, decidió crear artificialmente una barrera a la entrada al decidir que no se podrían crear nuevas universidades por un periodo.  Así, un mercado que estaba en relativa competencia y que tenía algunas fallas que había que corregir (porque seamos sinceros, era un mercado con problemas), es empeorado inteligentísimamente por el Congreso, al introducir la madre de todas las fallas de mercado.

Pues bien, ¿qué es una barrera a la entrada?

Según Varian:

En la mayoría de las industrias competitivas no hay restricción a la entrada de empresas; en este caso, decimos que hay libre entrada.  Sin embargo, en algunas hay barreras en forma de licencias o de restricciones legales sobre el número de empresas.  Por ejemplo, la reglamentación de la venta de tabaco significa que no existe libre entrada en el sector de distribución al por menor de este producto. (…) A medida que entran más empresas en la industria y salen otras que están perdiendo dinero, la cantidad total producida varía y altera el precio de mercado.  Estas variaciones afectan a los beneficios y a los incentivos para entrar y salir.

O sea, podemos hablar de barreras a la entrada cuando hay algo que no permite que ingresen nuevos competidores al mercado.  Y ése claramente no es el caso.  Como bien lo repasa el amigo Godoy, en los últimos meses el mercado de los medios ha estado bastante movido.  Y de hecho, varios nuevos competidores han entrado al mercado.  Es más, si nos centramos solo en el mercado de los periódicos, también hay nuevos competidores que han entrado al ruedo.  Y por encima de todo, hay nuevos competidores que están por entrar también.

Entonces, ¿de qué barrera a la entrada están hablando? O sí, sí he leído las columnas.  Se refieren a costos que tienen que asumir los nuevos competidores para entrar al mercado.  Ésas no son barreras, son costos a la entrada.  Y eso hay en casi todos los mercados, para casi todos los productos.  Si en tu garaje produces vino y lo llevas a bodegas para que te lo vendan, ellos no lo van a ofrecer en las mismas condiciones que los vinos que ya saben que sí salen, porque sí le gustan a la gente.  Habrá un periodo en el que lo ofrezcan menos o en posiciones menos favorecidas.  Eso es normal.  Querer elevar eso a condición de barrera a la entrada es malintencionado.  O saber que no es cierto y seguirlo repitiendo es inmoral.

(Dibujito de arriba: http://www.coverjunkie.com/)

'One Response to “Para que la libertad de prensa (5): Las barreras a la entrada”'
Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031