Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Otro bonito enredo en el que nos metemos (2)

Articulo

diciembre 26th, 2009UncategorizedMildemonios 6 Comments

poblacion

Por si no se han enterado, a Alan se le ocurrió la ideota de que en las zonas altoandinas mejor ya no paguen impuestos.  Más allá de los cohetes que le revienten sus ayayeros, como el presidente ejecutivo del inefectivo programa Sierra Exportadora, y por más out-of-the-box que suene, la verdad de las cosas es que: 1. Las exoneraciones no sirvieron para lo que fueron implementadas en la selva, pero ahora desactivarlas trae increibles costos sociales; y 2. Esta medida marca el inicio de una seguramente larga lista de políticas populistas por parte del Ejecutivo para estar a la altura de la campaña electoral del 2010.

Mientras se reúne a las lumbreras que redactarán el reglamento que seguramente estará lleno de ambigüedades y complejidades propias de una medida diseñada para beneficiar a quien sea, menos a los más pobres, recordemos lo siguiente.

1. Como lo comentaba en otro post, las exoneraciones tributarias en la selva no han servido para luchar contra la pobreza.  Para lo que sí han servido es para beneficiar a un grupo de empresarios que ni siquiera eran del lugar.  Además, claro, de contrabando y otras gracias que promueven la informalidad.  Y también han servido para introducir toda clase de distorsiones que dañan al mercado y hacen más difícil incorporar a la economía formal a la población de esa zona.

Es indiscutible que en la selva es más difícil hacer empresa, porque hay una serie de obstáculos, como la pobre infraestructura y otros detalles.  Pero la forma de hacer frente a esos obstáculos es haciendo frente a esos obstáculos.  No pateando el tablero.

2. El caso específico de la zona altoandina es bastante complicado.  Para hacer frente a la pobreza que hay ahí necesitamos que aplicar programas sociales serios y ayudarlos a que las actividades a las que se dedican sean más productivas, no poniéndoles rueditas a los costados de sus bicicletas.  De hecho, si ven las recomendaciones de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza -presidido por el Padre Garatea-, verán un montón de propuestas, pero nada acerca de exoneraciones.  En lo personal, creo que si al presidente tanto le quita el sueño la pobreza en la zona altoandina, más allá de su intención de voto, lo que debió hacer es fijarse en las recomendaciones 2 y 4.

Por un lado preocuparse por los servicios de salud, educación, saneamiento, nutrición e identidad, que en esas zonas suelen ser de muy pobre calidad.  Que los subsidie, aunque sea.  Pero que haya buenas escuelas, buenas postas médicas, etc.  A eso nadie se va a oponer.  Que tome dinero de donde sea, nadie va a decir que no a eso, porque se sabe que eso es algo pendiente.  Por el otro, tiene que preocuparse por hacerlos competitivos, lo cual se puede hacer.  En otro post comentaba cómo el programa de iniciativa privada Sierra Productiva tiene unos resultados alucinantes (que no hay que confundir con la pública Sierra Exportadora), precisamente porque trata a los campesinos como agentes productivos capaces y trabajadores, no como a gente a los que hay que proteger eternamente con medidas paternalistas o populistas.  Sierra Productiva, INIA, etc. han demostrado que los campesinos en el Perú pueden ser altamente productivos si se les ayuda a integrarse, con acceso a tecnología y eliminando los sobrecostos con los que operan.  Y orientándolos con información adecuada.

Cualquiera que se haya dado una vuelta por el campo sabrá reconocer fácilmente a un campesino que quiere salir adelante con el fruto de su trabajo del vago que quiere que todo se los lleven a la puerta de su casa.  En mi experiencia personal, no sé ustedes, pero yo he tendido a ver más del primer tipo.  Lamentablemente, como dice Cilloniz, basta que por cada nueve peruanos trabajadores haya un imbécil que lo eche todo a perder, para que nada funcione.

'6 Responses to “Otro bonito enredo en el que nos metemos (2)”'
  1. […] tener tiempo para escribir sobre esto. Pero no lo tengo. Por eso, les recomiendo el post de mildemonios acerca de este interesante […]

  2. Amazilia dice:

    Totalmente de acuerdo, esa ley es claramente electorera y no ayudara en nada a superar la pobreza en esas zonas.
    Lo primero k deberia hacer el estado es mejorar la infraestructura vial sin eso no va ha haber forma de k los insumos o productos lleguen o salgan de las zonas mas pobres.
    Saludos

    • Mildemonios dice:

      Laslo: Por supuesto que sí. La minería no solamente es las grandes mineras contra las que todos pitean. También hay mediana y pequeña minería.

      Morsa: Ése es el problema con las exoneraciones como medida para “luchar contra la pobreza”. Termina beneficiando a empresarios que no necesitaban la ayuda.

      Amazilia: Ni qué decir de la cantidad de dinero que perderemos en promover actividades que están destinadas a desaparecer.

  3. laslo rojas dice:

    hay mineras que son mypes?
    porque la ley solo incluye a micro y pequeñas empresas
    http://www.congreso.gob.pe/ntley/imagenes/Leyes/29482.pdf

    y no menciona a las mineras, ni siquiera arriba de los 3200 msnm
    digo nomas.

  4. ¿Significa que las mineras que se ubiquen a más de 2500 también estarán desafectadas del canon minero?

    Esto es una locura. Si ahora hay un denuncio minero gigantesco, no sé, en Cajamarca, y estos tíos van a ganar harta plata… ¿qué? ¿no van a pagar impuestos? Con razón Carranza se opuso. ¿O estamos hablando de algún negocio particular? ¿Empresas informáticas? Nah.

  5. […] Economía de los Mil Demonios: Otro bonito enredo en el que nos metemos (2) […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930