Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Otro bonito enredo (13): Por que no subsidiar los precios de los alimentos

Articulo

mayo 10th, 2011UncategorizedMildemonios 9 Comments
Otro bonito enredo (13): Por que no subsidiar los precios de los alimentos

La vez pasada estábamos comentando acerca de lo poco razonable que fue ese otro presidente que alguna vez tuvimos que también se llamaba Alan García cuando se le ocurrió controlar precios.  Como presidente salir a decir que a partir de hoy el pan estará máximo a tal precio o que el pollo estará a tal otro será harto efectivo para que el pueblo te aplauda, pero como medida económica es fatal.  Generas que haya déficit en la provisión del bien en cuestión, se genera informalidad, etc.  Pésima idea a nivel teórico y práctico.

Entonces, como la mayoría de nosotros ya quedamos curados de un político que viene a ofrecernos esto, algunos se salen con un rollo mejorado.  Por ejemplo, la amiga Keiko se ha salido con la brillante idea de subsidiar algunos alimentos.  Y esto puede resultar peligroso por varias razones.  Veamos por qué.

Cuando dice que va a subsidiar precios se refiere a que si el mercado decide que un pan estará a diez centavos, el Estado intervendrá para que cueste menos.  Esto por lo menos no se hace obligando al productor a ofrecer el pan a menor precio, lo que comentábamos que era una locura, sino que pone dinero de su parte para fingir que el precio es menor.  En realidad lo que está pasando es que el Estado está pagando parte del valor del producto.

A simple vista puede sonar genial, pero no lo es tanto.  Después de todo, ese dinero tiene que salir de algún lado.  En este caso, por supuesto, sale de los impuestos que pagamos todos.  Todos los que pagamos impuestos, eso es.  Así que es una jugada medio truculenta, porque nosotros mismos estamos pagando lo que hace falta para que el precio se reduzca.  Todos los que pagamos impuestos, insisto.  Para eso mejor hubieran dejado los precios como estaban inicialmente.

¿Muy complicado? Lo que dicen los amigos asesores de la amiga Keiko es que esta medida se justifica porque están tratando de promover mayor nutrición en los segmentos más pobres de la población ante un contexto en el que los precios de los alimentos están subiendo.  Nuevamente, aquí tenemos que la solución sería atacar el problema o por último focalizar la ayuda a solamente los que lo necesitan.  Quizás ver la razón por la cual los precios están subiendo y hacer algo al respecto.  O en su defecto, salirse con algún programa social o nutricional que vaya a la gente a la que se quiere beneficiar y se le haga llegar alimento barato.  O que se le entregue, por último.  Pero salirse a subsidiar precios de alimentos para todos es una pésima idea.

Primero, porque no sabemos si bajarán.  O mejor dicho, porque los precios de los alimentos están volátiles.  Entonces, corremos el riesgo de volver a repetir un error que ya hemos cometido en el pasado: Que se genere una cuenta de gasto permanente en el Estado, de tal manera que todos los meses dejemos que usar dinero para programas sociales u otros destinos, por estar financiando un subsidio a los alimentos, de lo cual se benefician todos (ricos y pobres).

Segundo, como lo describe esta nota del Banco Mundial, eso a su vez empuja a miles de familias a la pobreza.  Entonces, lo que se esperaría es que se proponga alguna clase de medida que ayude específicamente a las familias en pobreza a acceder a los alimentos que necesita.  Eso sería lo responsable.  No obstante, eso es mucha chamba y muy poco inmediato.  La amiga Keiko necesita llamar la atención pronto con una propuesta que se entienda como próxima.  Así que se sale con esto del subsidio.

¿Qué hacer, entonces? Porque al final del día, el aumento de los precios de los alimentos son un problema real que hay que afrontar.  Como dije aquí y en el post anterior, lo que hay que hacer es atacar el problema.

'9 Responses to “Otro bonito enredo (13): Por que no subsidiar los precios de los alimentos”'
  1. […] un tema atractivo para que los dos candidatos se manden sus asteroides electorales.  Y por otro, estamos en un contexto de altos precios internacionales de alimentos que hace que la aplicación de las semillas mejoradas sea más […]

  2. […] un tema atractivo para que los dos candidatos se manden sus asteroides electorales.  Y por otro, estamos en un contexto de altos precios internacionales de alimentos que hace que la aplicación de las semillas mejoradas sea más […]

  3. Darío dice:

    ¿La fijación de los precios de los commodities, en este caso alimentos, de acuerdo al libre juego de la oferta y la demanda en un mercado donde hay libertad para elegir en qué se invierten los capitales no es una parte del modelo? ¿Si un político propusiera limitar la habilidad de las entidades financieras de llevar a cabo este tipo de operaciones, diríase que amenaza al modelo? No, de verdad, lo pregunto en serio, no es retórica. ¿Qué se entiende por “el modelo”? Sería necesario, aunque no fácil, dar una definición operacional, de modo que sepamos qué cosas van contra él y qué cosas no, así como para saber si alguno de sus rasgos trae consecuencias indeseables, aunque sean consecuencia de una aplicación coherente de sus principios.
    En este caso, ¿habría una manera de justificar la regulación, teniendo en cuenta que no hubo engaños a los inversionistas, no hubo esquemas Ponzi, no hubo información privilegiada, no hubo corrupción de funcionarios?

    • Mildemonios dice:

      Darío: Estados Unidos no es Perú. Aquí tenemos una regulación del mercado financiero mucho más rígido que el norteamericano. No es casualidad que cuando la crisis internacional arrancó, su impacto en el Perú fue mínimo. Y eso es parte de la economía de libre mercado, que en contra a la creencia popular, no es “anarquía económica”. Contiene reglas que aseguran que las fallas de mercado se minimicen.

  4. Ben Solis dice:

    Estimado Hans,
    ¿Recuerdas el “Bono Familia”, propuesta de la entrante gestión de la Muni de Lima? No estaría que los candidatos miraran a esta propuesta que pretende ser más focalizada que el subsidio indiscriminado de alimentos.
    Saludos

    • Mildemonios dice:

      Dario: El modelo económico creó la crisis alimentaria? Sí, en serio? Porque eso no es lo que dice el enlace que mandas. En todo caso, que se regule mejor! La gran lección de la crisis financiera de hace un par de años es que hay que regular mejor el sector financiero. No que hay que comenzar de cero con otra forma de organizar la economía de un país.

      Ben: Ya, pero eso es algo distinto.

  5. Darío dice:

    De acuerdo en que subsidiar o controlar precios es una pésima idea; pero la defensa del modelo tal vez no sea la mejor ruta para solucionar el problema de fondo. En principio porque la expansión del “modelo” es en parte causa de la crisis. La especulación (de la verdadera, no la de echarle la culpa a la verdulera) en los recientemente creados mercados de derivados de contratos de venta alimentos disparó los precios internacionales. Más libre mercado y “creación de valor” tuvieron mucho que ver en el inicio de esta crisis. Puedes ver más detalles en http://www.foreignpolicy.com/articles/2011/04/27/how_goldman_sachs_created_the_food_crisis?page=0,1
    Por supuesto que no tengo una conveniente respuesta para este problema a la mano. Solo observo que defender el modelo puede hacer más mal que bien.

    • Mildemonios dice:

      Dario: El modelo económico creó la crisis alimentaria? Sí, en serio? Porque eso no es lo que dice el enlace que mandas. En todo caso, que se regule mejor! La gran lección de la crisis financiera de hace un par de años es que hay que regular mejor el sector financiero. No que hay que comenzar de cero con otra forma de organizar la economía de un país.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031