Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Mildemonios se fue al teatro (1)

Articulo

marzo 17th, 2010cultura, UncategorizedMildemonios 2 Comments

24335_10150106865270790_744740789_11424962_232045_n

Apenas salí de la universidad me tomé un tiempo para experimentar escribiendo guiones y libretos.  Llevé mis cursos y toda la nota.  Y de todo lo que probé, escribir teatro se me hizo extremádamente difícil, al punto que un día decidí que eso no era para mí.  En teatro hay muchas limitaciones que en otros medios no se manifiestan.  Aunque claro, cada medio tiene sus gracias, sus pros y sus contras.

Además yo no soy lo que se podría decir un amante del teatro.  Voy a veces y me he entretenido con una que otra obra, pero no soy un asistente muy profesional que digamos.  A diferencia de cuando voy al cine, cuando voy al teatro estoy con la consciencia crítica apagada y simplemente no estoy buscando referencias o simetrías o transiciones o etc, etc.

El caso es que tengo amigos que sí le entraron en serio al teatro.  Y uno de ellos puso hace poco una obra, Amando a Sally.  Bueno, él actúa en ella.  La obra es de María Elena Mayurí, quien también la dirige.  Es una puesta bastante modesta.  Y como digo, yo no soy un asistente al teatro muy crítico, pero esta comedia me gustó un montón.

La historia en sí misma no es la gran cosa.  Es la típica historia de una pareja que se conoce, se casa y aprende a convivir sin matarse en el proceso.  Pero el gancho de esta obra no es ésa.  O por lo menos, a mí no me gustó por eso.  Me gustó por las actuaciones veloces y coordinadas.  El libreto está escrito astutamente para que los dos personajes principales (Sixto y Sally) se luzcan con varias secuencias paralelas o cruces.

Juegan mucho con dos secuencias que suceden al mismo tiempo (por ejemplo, Sixto luciéndose con sus amigos al mismo tiempo que Sally le cuenta a sus amigas su primera cita con Sixto) y cuyos diálogos con personajes que no están presentes terminan formando un diálogo entre Sixto y Sally, pero a un nivel bastante sutil.  En ese sentido, Mayurí pareciera que sabe lo que hace y es bastante fina.  Una muestra bastante buena de esto es el matrimonio mismo, en el que no sé cómo, se logra transmitir la imagen perfecta de que la experiencia de casarse es diametralmente opuesta para dos personas que están agarradas de la mano y escuchando el mismo sermón.

Y la actuación de Sergio Velarde se lleva de encuentro la situación.  A Sergio lo conozco desde hace mucho tiempo y lo he visto perfeccionar ese estilacho obsesivo compulsivo pasivo agresivo que supongo es un homenaje local a Woody Allen.  Espero que siga por ese camino, porque realmente es un arrastre de risa verlo desesperarse discutiendo con gente que no está ahí.

La obra sigue hasta el 28 de marzo en el auditorio del Centro Cultural CAFAE – SE (Avenida Arequipa 2985, San Isidro), los viernes y sábados a las 8 pm y los domingos a las 7 pm.  No esperen una gran producción ni un escenario millonario.  Como digo, es una obra modesta, pero muy bien puesta.

'2 Responses to “Mildemonios se fue al teatro (1)”'
  1. […] Tercero, es que el modelo neoliberal que aplasta la creatividad y todo eso, ¿no? ¿Entonces por qué la industria del teatro en el Perú se ha disparado? ¿Por qué las producciones de teatro en el Perú están jalando cada vez más inversión y son más sofisticadas? Qué, ¿el teatro no es arte? ¿Me van a decir que ha dejado de serlo? ¿Han visto esas escenografías de lujo que se manejan ahora las obras en algunos teatros de Lima? Lo cual no quita que siga habiendo obras pequeñas e independientes. […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930