Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Mildemonios queria escuchar música (1)

Articulo

mayo 24th, 2010cultura, UncategorizedMildemonios 14 Comments

El sábado pasado fue el concierto de Aerosmith y cualquiera que se dedique a meterse a estos conciertos de reventa habría podido ver a los mecanismos de la oferta y la demanda en acción.  Expongamos el asunto de a poquitos.

Como todo peruano sabe, en las afueras de un concierto como éste siempre hay revendedores.  En conciertos anteriores a los que he tenido la suerte de ir he podido constatar cómo los precios a los que se ofrecían los boletos estaban por debajo del precio en taquilla.  Cuál era el negocio aquí, no tenía ni idea.  De hecho, era algo que siempre me pareció curioso.  Pero en fin.

Si eras particularmente audaz, podías esperar a que el concierto se inicie.  En cuanto el sonido de la primera canción llegaba a los oídos de los revendedores, estos tiraban sus precios al suelo.  Tengo un par de amigos que viven metiéndose a los conciertos de alto vuelo esperando esto y pagando hasta un tercio del precio de lista.  Te pierdes la primera canción, pero qué importa.

Claro, esto es porque la oferta en ese momento tiene que quemarse.  O sea, si tú invertiste S/.100 en adquirir un ticket para venderlo a S/.150 y por un error de estrategia, arranca el concierto y aún no lo has revendido, puedes estar dispuesto a quemar el ticket en S/.80 para recuperar aunque sea parte de tu inversión inicial.

El caso es que en el concierto de Aerosmith los mecanismos de oferta y demanda jugaron a favor de los revendedores.  Y es que había demasiada gente tratando de entrar de la manera que sea.  Hasta las 7 pm los puestos en Plaza Vea habían estado vendiendo entradas formalmente.  Y para las 8 pm, hora a la que yo llegué al óvalo hasta el que podías llegar sin tener ticket, éste estaba repleto de gente.  No solamente fans, sino también policías a caballo (!), vendedores de polos de la banda, anticucheros, etc.  Un verdadero laboratorio microeconómico.

Como había mucha más demanda -lo cual era terriblemente más evidente, en comparación a otros conciertos- los revendedores se dieron el lujo de hacer lo contrario.  Ofrecían las entradas a precios superiores a los listados en taquilla.  No sólo eso, sino que además cuando comenzó el concierto, que usualmente es motivo para que los precios comiencen a bajar… sucedió lo contrario.  Los fans se desesperaron y comenzaron a ofrecer más por los tickets que quedaban.  Los revendedores usaron eso a su favor.  Llegué a ver un ticket al doble de su precio.

A una hora de que hubiese comenzado el concierto de Aerosmith (obviando a Amen, que aparentemente no a mucha gente le interesaba), me fui habiendo dado por terminado el experimento.

Cosa curiosa adicional.  No sé ustedes, pero yo por primera vez en mi vida veía “recompradores”.  Gente en el óvalo dando vueltas comprando entradas “si te sobra”, para luego revenderlas a un precio superior.

'14 Responses to “Mildemonios queria escuchar música (1)”'
  1. rlajo dice:

    Yo también lo pensaba antes, hasta que me puse a observarlos con un poco más de detenimiento en cada concierto. Ahora estoy convencido de que son una sólida industria nacional, quizá la única 🙂

    • Mildemonios dice:

      Ramon: Hm… Podría ser. Aunque no sé, eso me cuadraría si es que hubiese una industria organizada de reventa. Y no sé sinceramente si ése sea el caso. A mí me parece más bien que cada revendedor baila con su pañuelo.

      Rlajo: Un poco exagerado, creo. No creo que pasen ni de cincuenta. Eso no puede ser catalogado como industria.

  2. Ramon dice:

    Quizas no me explique bien, al recibir regularmente entradas gratis no les conviene venderlas a cualquier precio para un evento pq en el siguiente evento no podrían incrementar tanto el precio pq el consumidor habitual de eventos esperaría que el precio caiga siempre. Cosa que no sucede. Sacrifican ingreso inmediato por un negocio a mediano plazo.

  3. rlajo dice:

    Qué raro lo que dices de los recompradores. Que los ves por primera vez, quiero decir… Yo los veo hace una punta de años, y de hecho son los mismos revendedores. Por alguna razón prefieren decir “sobra entrada? compro” que “falta entrada? vendo”.
    El tema del precio según demanda también es bien interesante y empecé a verlo claro hace unos años que entré por muy poca plata a un concierto de Babasónicos en el María Angola y pagué en exceso por uno de Molotov (creo). La cosa es que uno saca su linea según el nivel de rotación en radios del artista: si es muy rankeado, habrá mucha gente y la reventa estará más alta que el precio original. Si no es tan conocido, la reventa estará más baja que el precio, aún antes de que empiece el concierto.

    ¿No es ilegal la reventa? Siempre pensé que sí, o que por lo menos estaba prohibida dentro de las condiciones de uso de la misma entrada. Pero pese a eso, es impresionante ver que es quizá una de las instituciones más formales y serias del “show business” peruano. Jamás he escuchado de alguien que haya comprado una entrada falsa en reventa o que haya tenido algún problema con un revendedor. Los policías y vigilantes generalmente conviven con ellos amistosamente. De hecho su presencia es tan grande que se me hace dificil imaginar que los empresarios formales no toleren o incluso fomenten este negocio paralelo.

    Ahora, ¿por qué les interesaría que haya reventa? Mi hipótesis es que los empresarios pueden colocar cierta cantidad de entradas como pases de cortesía, naturalmente exonerados de impuestos. El truco sería que en vez de regalarlos, ellos los venden por lo bajo a una empresa informal (o mafia) a un precio menor pero que igual les supone una ganancia mayor a la que tendrían si las vendieran formalmente. Todos ganan (menos la SUNAT). ¿Te suena razonable?

    • Mildemonios dice:

      Claudics: Bueno, es una compensación justa, creo, no? Después de todo, a los que viven frente a ese estadio no les debe de gustar nada todo el desastre de esa noche y la suciedad que dejó. Así que si quieren ver el concierto gratis desde su azotea, que lo hagan.

      Ramon: No creo que tenga mucho sentido lo que dices al comienzo. Si tú vendes algo que te regalaron, no tendrán ningún reparo en bajar el precio lo más que puedas. Es lógico. En ese sentido, si te regalaron la entrada, podrías ir y venderla a 10 soles, sin importar su valor en boletería y aún estarías ganando dinero. No creo que vaya por ahí la explicación. Creo que va más bien por la ganancia que dejarías de recibir.

      Uthurunku: Ah, cierto. En todo este análisis estamos excluyendo el factor fanatismo. De hecho los que salen perdiendo son los verdaderos fans a los que no les alcanzaba el dinero para comprar la entrada después de que los revendedores comenzaran a subir los precios. Pero míralo así: De esta manera los salvamos de tener que escuchar Amen por una hora.

      Rlajo: Claro. Los que recompran obviamente minutos después son revendedores. Creo que lo digo en el mismo post. Que los conciertos más populares (de mayor demanda) son los que más revendedores atraen, también lo digo en el post. Si la reventa es ilegal, no me queda claro. Habría que preguntarle al amigo Godoy o a los amigos de Blawyer. Ahora, discrepo completamente con lo que dices luego. A los revendedores no los tratan con el pétalo de una rosa. Por lo menos en conciertos anteriores los he visto perseguidos y ofreciendo sus boletos de manera caleta. En el concierto de Aerosmith vi hasta a dos siendo cogidos por policías. No hay una “convivencia amistosa”, como dices. Más bien, tu hipótesis sobre una alianza entre las empresas que traen artistas y la mafia suena genial para película de Tarantino. Pero para que salga a cuenta tendría que ser hecho masivamente. Y para eso el empresario se terminaría exponiendo demasiado. No sé, no creo que justifique.

  4. Uthurunku dice:

    Si mildemonios me refiero a que botan a quienes estan haciendo negocio pero a los fanaticos que quieren escuchar pero no les alcanzo para la entrada. Recuerdo que eso paso en el concierto de placebo.
    En cuanto a los pechofrios, si ellos pagaron para posar con sus camaras ellos se la pierden uno pago su entrada y creo que si quiere se puede quedar dormido alli

  5. ramon dice:

    los revendedores que no bajan su precio, aun cuando el concierto empezo, es porque no han invertido un solo sol en la entrada, la mayoria son de cortesia o falsas.

    Entonces lo q hacen es evitar malbaratear el producto, prefieren no vender a que gente como tus amigos entren a 1/3 del precio y el proximo concierto no solo sean tus amigos sino los amigos de ellos y asi que se les acabe el negocio.

    lo de los que compran entradas en la puerta no es nuevo, pero ese negocio si tiene un mayor riesgo…

    saludos

  6. @claudics dice:

    Siii, a mi también me extrañó que hubiera más gente ofreciendo comprar entradas que vendiéndolas y por un momento me dieron ganas de vender mi entrada (comprada en teleticket el primer día de venta con tarjeta interbank de mi amigo) a los revendedores para ganarme alguito. Pero los que se ganaron si reventa ni nada fueron lo que viven en el edificio amarillo al costado de la explanada, habáin como 20 personas en la azotea, tomando sus chelas y viendo el concierto. Lejos, es cierto pero habían pantallas gigantes y sonido fuerte.

  7. fitoMOREY dice:

    algunas preguntas y observaciones:
    1. hay alguna forma de parar la reventa?. se que no es ilegal… pero por culpa de la reventa, no llegué a conseguir entrada a tiempo, y me tincaba que pasaría algo parecido a lo que cuentas. En el futbol, eliminatorias, se ve lo mismo… sobre todo cuando perú casi casi gana un partido, y especulan con la siguiente fecha (esa en que nos golean)
    2. cuando hacemos conciertos en estadios, ¿porque la entrada a cancha no cuesta igual para todos, como en todos lados del mundo, y el primero que llega (acampando o lo que fuere) es el que mas cerca está? asi tambien se acabarían las “jaladas de cuerda” que los organizadores amplian o reducen los sectores de acuerdo a a demanda.
    3. acabo de ver las fotos oficiales de la banda en su web: da pena ver a todos con as manos en alto… pero con sus camaritas… como dicen por ahi: pechosfrios o poseros, igual, un concierto no solo es la banda, tambien es la gente que va a verlos y es parte del espectáculo

    • Mildemonios dice:

      Uthurunku: No entiendo a lo que te refieres. Te parece injusto que los tombos no boten a los revendedores, pero sí a los fans que venden polos y cositas de los grupos que están tocando? Es eso? Bueno, en ese caso supongo que tendrías razón.

      Galled: Pucha, a la WWE no habría ido ni pagado. Sorry.

      Mmagaly: Precisamente. Es una timba. A veces liga, a veces no. Me cuentan.

      Fito: Sobre cómo parar la reventa, no tengo ni idea. Pero me interesa saber la respuesta. Quizás debamos preguntarles a la gente de Blawyer o al amigo Godoy. Sobre el precio diferenciado… No te malees. Ni que Stalin fuese el que está organizando el concierto. Mientras haya gente dispuesta a pagar más por estar más cercan, tiene sentido seguir ofreciendo a distintos precios. Sobre las cámaras fotográficas, te diré que considero que esa vaina de ir con cámara a tomar fotos de todo es una manía bien peruana que se aplica a todo. No solamente a conciertos, sino toda clase de eventos: bodas, cumpleaños, velorios, etc.

  8. mmagaly dice:

    Yo he visto lo mismo en el concierto de Axel Panza (aunque no lo crees).. También pasó algo similar en Metallica…. es algo así como la ruleta rusa, te la puedes jugar y lograr gastar menos x tu entrada, pero también puede suceder todo lo contrario. Por eso, cuando veo a la gente llegar en manadas, sé que el grupo es masivo y a los revendedores decir a diestra y siniestra “tienes entradas compro”, me preocupo.
    Respecto a la ganancia de los revendedores cuando los precios bajan, pues supongo que es x cantidad vendida, además muchas de sus entradas también son de cortesía.. ellos saben

  9. Galled dice:

    Yo si he visto a los recompradores cuando fui a ver a los gladiolos de la WWE. Supongo, que te comprarán las entradas a precios bajos para que puedan venderte entradas a menos precio de lo normal. No sé nunca les hice caso.

  10. uthurunku dice:

    Vaya, creo que depende recuerdo haber visto revendedores en los conciertos de Depeche Mode y el de Soda Stereo.

    Eso si, jode la (0n(h@ de los policias que botan a los fans que quieren ganarse con algo del concierto desde afuera, pero no hacen nada por botar a los revendedores.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031