Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Mildemonios prendio la televisión (9)

Articulo

octubre 26th, 2010cultura, UncategorizedMildemonios 3 Comments
Mildemonios prendio la televisión (9)

A lo mejor han oído hablar de una película de ciencia ficción llamada Johnny Mnemonic.  Intepretada por Keanue Reeves y Dina Meyer. ¿No? ¿Nada? En realidad lo relevante de este filme no es que muestre a un actor que siempre actúa igual, ni que el director sea un desconocido que no hizo nada después.  Es más, como película no es la gran cosa.  Ni siquiera la recomendaría.  Pero es relevante en el sentido en el que fue escrita por un tal William Gibson, del cual seguramente tampoco han oído hablar.

Al amigo William Gibson se le atribuye el honor de haber sido el que acuñó el término “ciberespacio” en cuentos que escribió en los ochentas y que luego desarrolló más en su novela Neuromancer.  Al Gibson se esas épocas le preocupaba que la gente se metiera cada vez a la onda informática y especuló con respecto a cuál sería el resultado de todo eso.  En Johnny Mnemonic nos muestra una sociedad en la cual la gente se instala pequeños procesadores en la cabeza, de tal manera que tu cerebro se pueda conectar directamente a lo que hoy llamaríamos internet.

El personaje central tiene un detalle adicional en la cabeza.  Tiene una especie de USB implantado en el cerebro, de tal manera que puede transportar data de un lado a otro.  De hecho, a eso se dedica Johnny: Es una especie de hiper-courrier de información tan confidencial que mejor la llevas dentro de tu cabeza.  No obstante, tiene un problema.  La data que le han pedido llevar de una ciudad a otra ocupa más espacio que el espacio libre que le queda en el cerebro (¿no odian cuando eso pasa?).  Johnny hace tiempo ha presupuestado un upgrade de su USB interno -por llamarlo de alguna manera-, pero no ha tenido tiempo de hacerlo.

Los detalles de la trama no importan.  La data que lleva es relevante para alguien y seguramente salvará a mucha gente.  A quién le importa.  Lo interesante es que te muestra esta sociedad de porquería en la que la gente es adicta a estar conectado al ciberespacio (que es lo que a Gibson le preocupa… se nota a leguas no solo por esta historia, sino por cómo plantea a la sociedad del futuro en Neuromancer y en sus otras novelas).  O en su defecto, es adicta a alguna otra droga.

Tiene acción, tiene romance, tiene lo que tiene que tener para que algún estudio se haya arriesgado a invertir US$26 millones en hacerla.  Lo trágico es que apenas recuperó US$19 millones, convirtiendo a Johnny Mnemonic en uno de esos fracasos que definen qué tipo de película nunca más se volverá a hacer.  Lo que sí, causó un fenómeno de culto que duró unos años.  Después de todo, William Gibson es una especie de profeta para los que le entraron a la onda cyberpunk.  Luego incursionaría en lo que hoy se llama steampunk con otra serie de novelas.  Pero ésas sí no las manyo.  En todo caso, según The Guardian, Gibson es el autor más influyente de las dos últimas décadas y que seguramente será “descubierto” por el mainstream cuando se muera.

Otro dato curioso de esta pelícua… Dolph Lungren sale como un personaje que se me hace muy difícil definir, pero que para mí es el papel de su vida.

'3 Responses to “Mildemonios prendio la televisión (9)”'
  1. Renatiux dice:

    Debe ser una broma lo que dices, porque Johnny Mnemonic es un clásico del cine de ciencia ficción, al igual que el libro Neuromancer es un clasico de la literatura.
    Ademas, el papel de Lundgren no es mas que una versión futuristica del padre Arana 😉

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930