Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Mildemonios fue al cine (16): I am number four

Articulo

marzo 25th, 2011cultura, UncategorizedMildemonios 0 Comments
Mildemonios fue al cine (16): I am number four

Hay todo un rollo detrás de la película I am number four.  Me enteré de él en este post de AVClub, el cual me instó a investigar más al respecto.  Todo comienza con J.K. Rowling poniendo el punto final a la sétima novela de Harry Potter, con la que se acababa la serie.  De inmediato todos los editores alrededor del mundo se pusieron a buscar con qué seguir la onda.  Lo intentaron todo.  Eventualmente la industria migró a lo que parecía ser el aprovechamiento de que los lectores de Harry Potter habían crecido y tenían nuevos problemas en su vida.  Y así fue como de pronto todos estábamos hablando de Twilight y de estos vampiros cliché.

Pero Twilight también terminó quemándose.  Y la industria volvió a buscar qué hacer.  Y nuevamente lo intentó de todo.  Una de las patruladas con las que se salió fue con I am number four, que fue concebido explícita y públicamente aceptado para tratar de crear el siguiente Harry Potter comercial.  Esta intención es tan extrema, que incluso se incluyó elementos en la historia para después poder vender parafernalia.  Por ejemplo, las dagas luminosas de los guardianes.

Habiendo dicho esto, debo decir que la película I am number four –la adaptación al cine de la novela que acabo de mencionarno me disgustó.  Me pareció una buena película de aventura.  Considero que muchas de las fuertes críticas que le hace Ebert se deben a que simplemente no entendió la trama.  Por ejemplo, Ebert cuestiona que casualmente los villanos tengan la cara deforme y los héroes sean apuestos.  Esto se explica en una parte de la película, cuando se menciona que son dos especies distintas y que los Mogadores (o como se llamen) escogieron venir a esconderse a la Tierra porque se parecen a los humanos.  Los villanos vienen detrás de ellos y para nuestros estándares, claro, son deformes.

(Por supuestísimo que en el fondo la intención es tener una excusa para tener un Edward Cullen del espacio cuero para atraer a la chibolada.  Pero en fin, por lo menos pensaron en un rollo para justificarlo)

Pero a ver.  Primero la trama.  Básicamente I am number four se trata de un reducido grupo de extraterrestres que vinieron a la Tierra a esconderse.  Su planeta natal, Mogador, ha sido invadido por otra raza.  La sociedad de Mogador tiene una casta de defensores con poderes excepcionales.  En el último momento mandaron a al Tierra a la siguiente generación de esta casta para que crezcan y desarrollen sus poderes aquí, de tal manera que luego puedan regresar a ayudar a la resistencia.

Estos invasores no se quedan de manos cruzadas y mandan a una mancha de cazadores a la Tierra a matar a estos superseres en potencia antes de que desarrollen sus poderes.  Pero por un rollo que tiene que ver con la tecnología que usan para protegerse, los tienen que cazar en orden.  Primero a Numer one, después a Number two, etc.  La película comienza en que estos cazadores capturan y matan a Number three.  El personaje principal, Four, se entera de eso y sabe, junto a su guardián -un guerrero de Mogador enviado a supervisar su desarrollo- que ellos son los siguientes, para lo que se tienen que preparar.

La película es básicamente la historia de Four instalándose en un pueblo sospechosamente parecido al habitado por los personajes de Twilight o a los de True Blood y tratando de pasar desapercibidos, para luego tener que defenderse de los cazadores que los encuentran y los atacan.  En el camino, Four hace amigos y desarrolla un par de sus poderes.  Suena simple, pero a mí me gustó.  Básicamente porque no es una película que aspira a ser “más grande que la vida”.  Conoce sus límites.  No hace escándalo del romance incipiente entre Four y una joven fotógrafa del pueblo, por ejemplo.

Tampoco hace escándalo de la amistad de Four con la lorna del colegio.  O del enfrentamiento entre Four y el deportista más popular.  Se muestra, se desarrolla, se lleva a su lógica conclusión, punto.  Todo dentro de los parámetros de la vida de un adolescente que tiene que pasar por todo eso en su proceso de maduración.

Y la batalla final es consistente con lo mostrado antes.  En ese sentido, supera a Harry Potter, que soluciona siempre todo con información que el público no tenía antes.  Por supuesto, es más una película fantástica que una de ciencia ficción, en el sentido en el que las cosas que te dicen te las tienes que tragar, no más, sin mayor explicación científica de por qué la lagartija se convierte en perro espontáneamente.

Un detalle que me pareció bastante ingenioso comercialmente es la introducción hacia el final de Six, que según me dicen es el personaje principal de la siguiente novela.  Y la resolución final de la película, que debo adelantar que no es el típico final feliz hollywoodense, sino más bien uno de tipo agridulce, deja todo listo para una siguiente película en la que Six sea la que lleve la posta.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
junio 2021
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930