Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Mildemonios fue al cine (12)

Articulo

octubre 12th, 2010cultura, UncategorizedMildemonios 9 Comments
Mildemonios fue al cine (12)

Hay algo que a mí me revienta de todo el asunto de la crisis internacional… Que varios de los principales responsables de todo el desastre han salido como si las webs.  Y es precisamente ese punto el que me incomoda con la nueva película de Oliver Stone.

Wall Street 2 transcurre durante los peores momentos de la crisis financiera.  En ese contexto Gordon Gekko (Michael Douglas), que hace meses ha salido de la cárcel por los crímenes que cometió en la primera película, está tratando de amistarse con su hija (Carey Mulligan, a quien todo fan de Doctor Who debería haber reconocido de inmediato) a través su prometido (Shia LaBeouf), quien lo admira.

Ok, esa parte de la película es tierna, es bonita, es amena.  Pero.

Todo eso va en paralelo con la épica hazaña del prometido en cuestión, que casualmente también es corredor de bolsa, de conseguir financiamiento para que un genio loco en California construya un generador de energía limpio y eficiente que funciona sobre la base de láseres.  En distintos momentos de la película el corredor de bolsa, Jake Moore, se manda monólogos acerca de la importancia de invertir en nuevas formas de generación de energía limpias y verdes.  En cierto momento incluso llega a decir que los que invierten en esto son superhéroes y los compara con el Capitán América.

Ya, chévere.  Algo inocente para mi gusto.  En fin, interesante.  Pero.

ADEMÁS hay un rollo económico financiero que es el que me llega.  Jake tiene un mentor, Louis Zabel (Frank Langella), que se suicida al comienzo de la película como consecuencia de un descalabro financiero.  Jake entonces se la jura a quien, según él, es el culpable del impase, un despiadado capitalista que alguna vez compitió con Gordon Gekko, Bretton James (Josh Brolin).  Aquí es que la cosa de complica.  Entre Gekko, Jake y Bretton se arma entonces una tensión de idas y venidas, en las que se arman intrigas que por momentos benefician a uno y perjudican a otro, para después cambiar.

En este proceso intentan mostrar, primero, que toda la crisis fue consecuencia de todos al mismo tiempo.  O sea, de nadie.  Y eso no es cierto.  Ok, hubo niveles de responsabilidad, pero la película sugiere que la crisis es tanta culpa del ciudadano común que se dejó llevar por la ola como del capitalista despiadado que movió millones de millones irresponsable de un lado para otro, como del gobierno que de la plata de todos los norteamericanos pagó el rescate financiero de organizaciones financieras que se habían estado llenando los bolsillos con decisiones arriesgadas que después cobraron factura.

Y en el colmo de la fábula, Gekko después de haberse robado los US$100 millones que necesitaba Jake para salvar al mundo con su energía de láser -y causa no solamente cientos de desempleos en la fábrica en construcción en California, sino además la ruina de Jake, del ingeniero que está desarrollando la nueva tecnología y de la relación entre Jake y la hija de Gekko- regresa, los visita, se manda un floro sobre segundas oportunidades y listo.  Borrón y cuenta nueva.  Lo perdonan y lo invitan a la fiesta de cumpleaños de su hijo.

Pucha, no sé ustedes, pero si alguien me roba US$100 millones y regresa silbando por la calle con las manos en los bolsillos, agárrenme que le rompo un carrito sanguchero en la cabeza.  Ah, ¿vienes a devolverme los US$100 millones que me robaste? Lo siento, causa, aplícale intereses del mercado y me pagas la diferencia también, maldito desgraciado.

No, Oliver Stone.  Lo siento. ¿En dónde está el director incisivo de Platoon, JFK o Natural Born Killers? ¿Cuánto te pagaron los hedge funds para que los hagas quedar como las víctimas? ¿Y así vas a Venezuela a darle la razón a Hugo Chavez en tu documental South of the Border? Muy poco consistente.  A este Oliver Stone le tengo una pregunta: ¿No se suponía que Gordon Gekko era un villano?

'9 Responses to “Mildemonios fue al cine (12)”'
  1. […] Se trata del riesgo moral, conocido en inglés como moral hazard.  Aquellos que hayan visto la película Wall Street 2 seguramente estarán familiarizados con él (ahí se le menciona hasta por gusto).  […]

  2. Sludgeman dice:

    Que raro, me parece que has visto la pelicula distraido.
    La empresa de energia verde no se va a la quiebra, sino que la compra el mismo Gekko, quien ademas dice “Green is the new bubble” lo que es cierto en la realidad, hay tipos que estan investigando como fabricar aire y hay empresarios invirtiendo en ellos, ademas estan los bonos de carbono, todo esto suena a una vuelta a la burbuja de las punto com.
    Por otro lado, me quedo claro que la responsabilidad de la crisis queda en las casas de inversion. Incluso hablan de convencer al gobierno a traves del miedo, en todo caso lo ponen como un tonto util, lo que es relativamente cierto.
    Igualmente tratan el tema de los bonos a los gerentes. En cierto momento, cuando hablan del riesgo de invertir, responden que si acaso queria perder su bono de fin de año, una de las teorias sobre las causas de la crisis.
    En fin, te recomiendo una segunda revision de la pelicula.

    • Mildemonios dice:

      Dianna: Tuve que editar tu comentario para no arruinarle el final a los que van a ir a ver esa otra película que mencionas. Pero sí, estoy de acuerdo contigo.

      Sludgeman: Cuando salga en video fácil la alquilo.

  3. Dianna dice:

    El final de esa pela es la más ridícula de todas. No he visto la primera peli, pero por lo que me contaron Gekko era un maldito y en esta peli se reinvindicó??

  4. JcRomaina dice:

    Pero por qué ves estas peliculas? Eso es medio masoquista Y te apuesto que muchos que la vieron estan convencidos de que la crisis fue asi. Como la vez que un amigo me dijo que leyendo a Dan Brown aprendió mucho sobre ciencia. Casi me desmayo.

    • Mildemonios dice:

      Eduardo: Jajajaja. Tienes razón. Tanto Wall Street 1 como la 2 son ligeramente machistas.

      Paul: Igual es interesante por momentos. Sí vale la pena verla. Pero no te la vayas a creer.

      Capcom: Eh… No encuentro la relación entre los dos temas.

      Romaina: La vi por curiosidad. Por más que haya caído, Oliver Stone es un referente del cine moderno. Aunque le duela a los afrancesados que viven soñando con directores que ya se murieron de viejos.

  5. capcom dice:

    pucha leyendo esto me has hecho recordar a alan damian nuestro “mal menor”, si lo veo en la calle lo reviente a patadas , ¿donde esta el dinero?

    y eso -culpa del ciudadano común que se dejó llevar por la ola como del capitalista despiadado –

    te refieres al “buen MARKETING”, ¿no?

  6. Paul dice:

    Happy end, tipico de peliculas mal concluidas…

    Gracias, me ahorraste el tener que ir a verla en el cine. vere la de los buhos al menos alli todo es fantasia (hasta las imagenes)

  7. Ademas… hay que verla junto con “La red social”,la historia de facebook. De alguna forma, ambas son una reflexion sobre el capitalismo actual, tanto el especulativo como el empresarial (o como dicen los huachafos, ?emprendedor”).

    Una cosa que me raya por completo de ambas peliculas es lo Club de Toby que son. Pucha, decadas de peliculas y las mujeres son siempre bomboncitos que adornan la pantalla y punto. Sera que el capitalismo sigue siendo asi? No hay UNA sola nerd? UNA sola financista? Se olvidaron de Carly Fiorina, la CEO de Hewlett-Packard y candidata republicana en California, que haria ver a Gordon Gekko como un chancay de a medio…

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031