Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Lecciones de economia (5): El monopolio natural

Articulo

Lecciones de economia (5): El monopolio natural

Tomando como excusa la discusión sobre una supuesta concentración de medios, consideré pertinente aclarar que a diferencia de lo que nos quieren hacer creer algunos grupos cuando les conviene, no todos los monopolios son malos.  Y que hay tipos de monopolios.  Una definición que es importante aclarar para los que la quieran recoger es la del “monopolio natural”.

No, no se llama así porque crezca en los árboles o porque se refiera al control de un recurso natural (aunque podría ser).  Se refiere a una situación en la cual a la sociedad le conviene que un bien o servicio sea proveído por una sola empresa u organización.  No obstante, no se trata de un asunto de planeamiento central o no sé cómo lo llaman hoy en día al ideal que tienen algunos de poder controlar desde el Estado industrias varias.  Se trata simplemente de un asunto de análisis costo beneficio.

Hay varios tipos de monopolios naturales, pero lo importante es que quede claro que por alguna razón se ha decidido que a la sociedad no le conviene que haya más de una empresa brindando ese producto.  Por ejemplo, el servicio de agua potable y desagüe.  En Lima ese servicio lo da Sedapal, aunque imperfectamente (después de todo, es empresa pública y qué más se puede pedir).

Por más problemas que tenga Sedapal, no nos conviene plantear que haya una segunda empresa con la que compita, porque eso implicaría que a lo largo y ancho de toda la ciudad de Lima no solo tendríamos que aguantar con pistas rotas para cambiar tuberías una vez, sino el doble de veces.  Y eso sencillamente es demasiado costo.  No solo porque instalar esos tubos cuesta dinero que después se tiene que recuperar de las tarifas que pagan los usuarios, sino porque además causa más tráfico, más pérdida de tiempo y todo eso.  Así que es de nuestro mejor interés que solo haya una red de tuberías en toda la ciudad.  Y que ésa la maneje una sola empresa.  Que en este caso es una empresa pública, Sedapal.

(Pero que bien podría ser privatizada, si se siguiese el ejemplo de todos esos países que se citan cuando se quiere promover otras iniciativas, como el control a las fusiones o la regulación de contenidos en la prensa.  Pero de consistencia podemos hablar otro día).

A veces se trata de un origen natural, en el sentido más etimológico de la palabra.  Digamos que hay un recurso natural que es agotable y dejar que todo el que quiera lo extraiga hace que su explotación sea irresponsable.  Algo así como la explotación de la anchoveta los años setenta.  Una alternativa para poder supervisar más fácilmente que el recurso sea explotado a un ritmo razonable y que se extraiga tanto como para dejar en el mar lo suficiente como para que los pececitos se sigan reproduciendo es que el permiso de la explotación de ese recurso en especial sea dado a una sola empresa.  Así regularla sería más fácil que estar persiguiendo a montones de pescadores industriales, artesanales y medianos con sus riñas de todo tipo.

Un último ejemplo: El transporte en una ciudad como Lima.  Piensen qué pasaría si en vez de tener un montón de empresitas de transporte con sus mechas internas y sus riñas y sus paros y todo eso, tuviésemos solo una empresa grande de transporte masivo urbano.  El asunto sería mucho más simple: La Municipalidad gastaría menos recursos en monitorearla y asegurarse de que cumpla las reglas.  Si se cambiase algo en el plan urbano, negociar con esa una empresa sería mucho más simple que estarse peleando con cientos de empresitas que por último ni caso hacen.  En ese caso, la reducción de los costos de la supervisión y monitoreo justificarían que se plantee un monopolio natural en ese mercado.  O podría serlo, en todo caso.  Sería un bonito debate bizantino (porque todos sabemos que es un mundo que jamás será).

Así que no se dejen engañar cuando alguien diga la palabra “monopolio” como si fuera un insulto.  Hay monopolios buenos y hay monopolios malos.  Básicamente depende de cómo los regules y del diseño institucional del entorno en el cual funcione, así como de la justificación que podrías darle.  Por ejemplo, ¿Osiptel está a la altura de la misión de regular a Telefónica? Ya, quizás digas que no.  Pero eso no nos sirve.  Lo que necesitamos saber es cómo debería ser Osiptel para que sí lo sea.

(Dibujito de arriba: http://joequinones.blogspot.com)

'One Response to “Lecciones de economia (5): El monopolio natural”'
Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30