Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La verdadera solucion al caos (9): No le llaman “la guerra del centavo” por las puras

Articulo

julio 3rd, 2012UncategorizedMildemonios 4 Comments
La verdadera solucion al caos (9): No le llaman “la guerra del centavo” por las puras

Sí, sí, ya sé que estoy llegando tarde a la discusión.  Pero es que pucha, con tanta otra cosa que está pasando ni tuve tiempo de escribir un post al respecto.  Es más, voy a mantener este post corto, porque no he tenido tiempo para desempolvar data al respecto.  Pero sí la hay.

Todos los que vivimos en Lima y balnearios de hecho nos hemos enterado de que el día de ayer hubo un paro de transportistas que no llegó a ser tan impactante como se esperaba que fuera.  De hecho, las cifras que ha liberado la Municipalidad de Lima -y que habrá que creer, porque son la fuente oficial por el momento- indican que el 90% de los transportistas salió a chambear.  Mientras tanto, la Corporación Nacional de Empresas de Transporte dice que el 80% acató al paro.  No sé por qué no le termino de creer a este último.  Será quizás porque el día de ayer recorrí la ciudad por razones ajenas a este asunto y no me pareció particularmente paralizada.  Ni siquiera en las afueras.

En todo caso, el paro y la discusión mediática se ha centrado en el hecho de que la Municipalidad ha pasado esta iniciativa para incrementar las multas que pagan los transportistas por infracciones.  Y en Radio Capital estaba oyendo gente que apoyaba eso, porque a ver si así esta gente respeta la vida humana.  Quizás ninguno de estos que llamaron a dar su opinión (que le importa a esa emisora, tengo entendido) ha oído hablar del término “la guerra del centavo”.

El negocio en el mercado del transporte público es marginal.  Al final del día los que están involucrados en la cadena de producción de este servicio se llevan a su casa casi nada (con algunas excepciones).  Incluso los dueños de las combis y que las alquilan y que suelen ser citados con grandes cifras no sacan mucho si se considera lo mucho que se deprecia su activo (o sea, lo mucho que se gasta la combi día a día y lo que vale cada vez menos por su uso).  Esto quiere decir que si pones una multa de 500 soles o de 1,000 soles, al final el resultado es prácticamente el mismo: lo quiebras.

Si quiebras a uno de estos patas, éste tiene dos opciones: Se retira del mercado o se vuelve informal. ¿Alguien ha notado que hay menos combis operando desde que se comenzó a subir las multas hace unos años? No realmente, ¿no? Eso es por una sencilla razón: Que las multas ya existen y son lo suficientemente altas.  El problema es otro: Que no se aplican.

Cuando la policía las aplique realmente y haya un sistema integrado de supervisión y regulación de los transportistas las cosas serán distintas.  Celebren todo lo que quieren el acto simbólico de no habernos dejado amedrentar por esta gente.  Pero ése no es el tema.  Aquí el tema es que se cumplan las multas.

Y por cumplir las multas no hablo solamente de las combis.  También de las madres que dejan a sus hijos en los colegios en las mañanas y que hacen las maniobras más temerarias del mundo al cerrar a tres carriles con un solo movimiento.  A los jóvenes profesionales que salen de su trabajo y se zurran en el semáforo porque quieren llegar pronto a su jato a hacerse los dormidos.  A los taxistas que paran en el medio de lo que sea por alguien que parece que quiere tomar un taxi, pero que no lo ha manifestado de ninguna manera.  Etc, etc.

Y de ti que estás leyendo este post y que cruzas las avenidas haciendo maromas.  O sea, de todos.  Que nos la agarremos con las combies por asesinos, en fin, tiene sentido.  Pero aquí todos tenemos parte de la culpa.

(Dibujito de arriba: http://nashcrta.blogspot.com/)

'4 Responses to “La verdadera solucion al caos (9): No le llaman “la guerra del centavo” por las puras”'
  1. TaVo dice:

    Efectivamente, existe un sistema de sanciones, cuya persecutoriedad está a cargo de la PNP; efectivamente, es ineficaz en la medida que la corrupción generalizada implica que esas sanciones sean efectivas.

    Hasta donde estaba entendiendo, esta iniciativa implica otro tipo de sanciones, cuya persecutoriedad está a cargo de la propia municipalidad. Con ello, al menos teóricamente, desaparecen de la ecuación a los PNP corruptos, y se producen los incentivos buscados (conductores y empresas decentes).

    Si existe una gerra del centavo, es en gran medida por la existencia de un mercado caótico, con sobre oferta, y sin las condiciones necesarias para hacer respetar los derechos de los consumidores. Es evidente que en un contexto tan complejo, debía existir mejor regulación.

  2. W dice:

    En competencia perfecta P=MC, entonces un modelo de compentencia hace eso precisamente y como resultado tienes a los choferes-propietarios manejando excesivas horas, poniendo a chambear a sus sobrinos de cobradores, peleando por pasajeros. El transporte público es por definición público como su nombre lo dice y se mueve por subvenciones porque el MC < AC y eso se sabe de años desde la época de Mohring, pero oh! sorpresa ¿por qué los economistas no dicen eso y sólo los ingenieros de transporte (si habemos algunos aunque no estemos trabajando en el país) tenemos que decirlo? encima la alcaldesa quiere privatizar plop! algo que no tiene sustento, porque aun si fuese cierto que los privados pudieran tener menores costos -cosa que la literatura empirica no sustenta- los costos de transacción y renegociacion llevan a un sistema carisimo y muy lento de mejorar para forzar al privado a hacer lo socialmente óptimo. Mira nomás el Transantiago o cómo se queja ahora el operador del Metropolitano.

    • Mildemonios dice:

      W: A ver, estás mezclando varias cosas. Primero, el servicio de transporte público no es un mercado, son varios mercado, algunos de los cuales están en competencia perfecta y otros no. Pero por otro lado, el servicio final presenta lo que los economistas llaman “externalidades”. Si te fijas en este mismo blog (escrito por un economista: yo) encontrarás varios posts al respecto en el que menciono eso mismo e insisto en la necesidad de regular específicamente ese mercado por varias razones. Se justifica la subvención por otras razones. Explicaría el asunto pero: 1. ya lo he hecho en algún post por ahí. 2. no me gusta tu tono. Discúlpate con los economistas y quizás podamos discutir bonito sobre el tema.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031