Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La verdad es una sola (9): La regulacion de la prensa

Articulo

junio 27th, 2011UncategorizedMildemonios 25 Comments
La verdad es una sola (9): La regulacion de la prensa

La semana pasada varios de nosotros hemos seguido de cerca el conflicto en Puno.  Algunos más de cerca que otros, por supuesto.  Y resulta bastante curioso que en un fin de semana hasta cuatro columnistas le dediquen espacio en su medio impreso a una carta enviada por Martha Giraldo (a quien yo no conocía hasta el viernes pasado): Mirko Lauer, Augusto Álvarez Rodrich y Santiago Pedraglio en La República y Aldo Mariátegui en Correo.  Y cosa curiosa, mientras que los tres de La República la identifican como ex-dirigente de izquierda, el de Correo la identifica como empresaria hotelera.  Y estoy seguro que ninguno está mintiendo, pero el cambio de esas pequeñas palabras le permite a cada uno interpretar la carta como mejor le parece.  Mientras que los tres de La República le dan un tono de preocupación, Aldo Mariátegui le da un enfoque completamente distinto, el cual queda claro en el título de su columna: “Traguen su propia medicina”.

Por si acaso, La Mula ha colgado la carta entera, la cual es algo larguita, pero harto interesante.  Aunque, claro, si la lees pensando que es una ex-dirigente de izquierda, la interpretas de una manera.  Si la lees pensando que es una empresaria, seguro que ni bola le darás.

Pues bien, ¿está mal que cada periódico le dé el enfoque que quiera a un dato concreto común? Es una pregunta algo truculenta.  Como me dijo Luis Jaime Cisneros H. (de Agence France-Presse e Ipys), lo mejor que le puede pasar a un medio es que tenga línea editorial.  O sea, que decida y opine con respecto a lo que está sucediendo en el país.  No obstante, lo peor que puede pasarle -al mismo tiempo- es que se sesgue tanto que reporte las noticias de cierta manera para manipular a sus lectores.

O sea.  El problema no es que el medio opine, sino qué información deja fuera y no la comunica.  El problema no es que un medio defina su posición con respecto a temas, sino cuánto espacio le da a las noticias que le interesa y cuánto a las que no le interesa.  El problema no es que el editor sea un conocido defensor u opositor de tales asuntos, sino los adjetivos que incluyen para adornar una noticia y llevarla por el lado que le interesa.

Oh, yo sé lo que estás pensando.  Que El Comercio malvado y que el Correo es satánico.  Eso es seguramente porque no has leído por completo la carta de la Martha Giraldo en cuestión.  Aquí te reproduzco un párrafo en especial (las negritas son mías):

En Puno, tanto en el campo como en la ciudad, entre aymaras, quechuas y mestizos, la circulación de rumores y afirmaciones alejadas de la verdad es increíblemente profusa, ni la típica chismografía limeña se puede comparar y sólo para que se hagan una idea, unas cuantas perlas: “todo el agua es propiedad privada de García Pérez, que la vende al mejor postor y que es socio de las empresas qu compran” “el lago Titikaka está vendido a los chilenos” “los hoteles Libertador son propiedad de Fujimori y sus socios chilenos” “Casa Andina, cadena chilena” “Suasi ha sido vendida a los chilenos” “desde Suasi se bombea agua al norte de Chile” “las empresas mineras pagaron canon sólo en la época de Toledo” “García para incentivar la inversión extranjera, ha exonerado de impuestos, canon, regalías, a todas las empresas extranjeras” “ todo el Perú está concesionado y vendido para la explotación minera” “las empresas mineras llegan de golpe y porrazo a tomar posesión de las tierras de los campesinos, y los comuneros súbitamente se enteran que no son más dueños de ellas” “los canadienses de Santa Ana, nunca realizaron la consulta previa y no lograron la licencia social” “Arasi es de chilenos” “Minsur no paga canon porque son amigos de Jiménez Sardón y Garrido Lecca” y hasta el infinito. En este contexto ¿qué papel juegan los diversos medios de comunicación? La radio es el medio al que acceden todos, sea en el campo y las ciudades. Existe  infinidad de emisoras locales que en muchos de sus programas, en quechua y aymara (especialmente) difunden como “noticias” decenas de afirmaciones similares o más alucinadas que las arriba consignadas; los programas de TV dan cabida a dirigentes, líderes, profesionales que sin ningún rigor ni objetividad dan por ciertas dicha  afirmaciones y elucubran análisis y teorías de despojo, venta, saqueo, entreguismo de parte de empresarios y funcionarios. Hace 25 años, conversando sobre este tema, me propuse por salud mental y tranquilidad espiritual no escuchar estas emisoras, pero, desde que vine a Suasi no puedo evitarlas, porque quienes colaboran conmigo, las tienen encendidas de mañana a noche, por ello es que conozco los contenidos y los mensajes y no me sorprende el resultado e impacto que han grabado en el alma , los corazones y pensamientos de miles de profesionales, comerciantes, contrabandistas, narcotraficantes, etc, etc,

En contra a lo que algunos de los que me dejan comentarios en este blog creen, he pasado parte de mi vida en provincia.  Y no solamente en una, sino en varias.  Y puedo dar fe de lo que se asegura en esta carta.  Las radios locales en provincia son todo un tema.  Y al Comercio le podemos criticar de todo y muchas de esas críticas seguramente serán correctas (yo, por ejemplo, hace años que lo dejé de usar como fuente de información y solamente leo sus columnas y sus datos crudos como las encuestas).  Pero, ¿qué hacemos con respecto a estos otros medios que básicamente hacen lo que quieren y difunden noticias falsas?

La propuesta de regulación de medios que puso sobre el tapete el amigo presidente electo levantó la preocupación de muchos.  Y esto no es tampoco gratuito.  En la historia de la humanidad, los dictadores siempre necesitan tumbarse a la prensa para poder perdurar y difundir su propia propaganda sin problemas.  Sin importar si eres de izquierda o de derecha, es una necesidad para poder mantener a la población engañada.  Desde Hitler hasta Stalin.

Además es una preocupación válida porque aquí a la vuelta tenemos un ejemplo que obtuvo pésimos resultados: Argentina.  Un ejemplo que se vuelve más relevante si consideramos que nuestro presidente electo estuvo hace poco reunido con la mente maestra detrás de la jugada: Cristina Fernández (quien en sus ratos libres es presidenta de Argentina).  Claro, al gobierno le es fácil mandar a la gente en pleno contra el Clarín, el cual se expuso de manera bastante poco inteligente.  Eso lleva a que la mayoría de los argentinos esté completamente convencida de que hay que regular ese monopolio perjudicial al interés de la población:

Cuando las cadenas de televisión en América Latina comienzan a reclamar por la libertad de prensa, están en realidad reclamando por la libertad de seguir lucrando y emitiendo “su mensaje”, bastante alejado de los intereses de los pueblos.

O sea, la libertad de prensa deja de ser un valor.

En todo caso, por supuesto que hay dos enfoques a este asunto. Primero, ¿lo que nos debería interesar es quién es dueño del medio? Porque si se trata del asunto de la propiedad, buena suerte metiéndote con el grupo empresarial que es El Comercio.  O con La República o con Epensa.  Y es que hay un detalle que a muchos que opinan sobre este asunto se olvidan: Para tomar el control de un medio (de tal manera que controles el enfoque que le den a las noticias) no necesitas comprártelo entero.  Solamente necesitas apoderarte del 50% + un poquito de la propiedad.  En el caso de que se trate de una sociedad anónima, de la mitad más uno de las acciones.  Chequeen, por ejemplo, este gráfico de hace unos años (cuya fuente original he tratado de ubicar, pero no he podido… Es que está reproducido en demasiados blogs):

Esta estructura de propiedades ya no es válida hoy en día (de hecho, algunas de las empresas mostradas ya no existen).  Pero, ¿ven el problema? Algo similar pasa con los medios en Estados Unidos.  Meterte con uno no es meterte con uno.  Es meterte con una maraña de medios que te pueden hacer la vida bastante complicada.

Entonces, ¿por qué en Venezuela funcionó? Como lo explica Cisneros en el video de aquí arribita, porque los medios venezolanos fueron incompetentes.  No estaban sintonizados con la población y cuando Chávez se puso populista fue fácil poner a la gente en contra de los medios.  De hecho, hoy en día pueden publicar lo que quieran y tendrán un impacto bastante limitado.  No es como una bomba mediática de Caretas o de Peru 21.  Solamente piensen en esto: ¿Quién fue el que puso todo el asunto de la Pensión 65 sobre el tapete? Esa cuestión en especial le quitó un montón de votos a OH y no fue casualidad que estuviera en las portadas por tanto tiempo.  Así que no piensen que los medios en Perú se dejarán controlar sin dar la pelea que en Venezuela no dieron.

Ahora, ¿darle de alma a la Pensión 65 por tanto tiempo está mal? Yo por lo menos no lo creo.  El medio que lo impulsó hasta el cansancio no estaba mintiendo.  Estaba insistiendo en un tema que le “preocupaba”.  Por lo menos no estaba mintiendo.

No como las radios locales de las que estamos hablando, que por supuesto no son todas.  Hace unos años tenía un trabajo por el cual tenía que ir a las periferias de Lima bastante y me ganaba con estaciones de radio bastante humildes y de área de acción bastante limitado, pero con muy buenas intenciones.  El tema aquí es cómo controlamos a los medios que le mienten a la población.  O si debemos controlarlo, en todo caso.

Segundo, ¿se puede regular el contenido (opuesto a regular la propiedad)? Eso es lo que intenta hacer, por ejemplo, el Consejo de la Prensa Peruana.  Pero no han sido muy efectivos que digamos.  En el sentido en el que son un caso de autorregulación, es difícil que con esta clase de iniciativas lleguemos a estas radios que le preocupan a Martha Giraldo.  Ninguna de éstas va a afiliarse al Consejo de la Prensa jamás.  Así que si queremos meternos con su contenido, tiene que ser desde el Estado y con una ley de regulación.

Estoy seguro que los que incluyeron el rollo de la regulación de los medios en la plataforma de OH tenían buenas intenciones y no estaba pensando en estas radios locales.  El problema es que es una herramienta demasiado poderosa.  Como decía arriba, todo dictador necesita bajarse a la prensa de alguna manera para poderse perpetuar en el poder.  Entonces, los que ofrecieron estar vigilantes con el siguiente gobierno deberían estar bastante atentos a ese tema.  Y esto me lleva al último punto.

¿Qué hacemos con internet? Los dos enfoques anteriores no se aplican.  Un blog no es de nadie (o es de todos, en todo caso).  Y el que genera el contenido puede ser anónimo, firmar con un seudónimo o estar inalcanzable a la ley peruana escribiendo desde otro país.  La única manera de regular a los blogs, en mi opinión, es desde el lado de la demanda.  O sea, de los lectores.  Que seamos más exigentes y que reconozcamos cuando nos están queriendo meter un cuento.  Que si apoyaron a un candidato durante las elecciones, después respondan cuando el candidato resulta ser pura espuma.  Que si dicen que los transgénicos matan, que muestren sus fuentes.  Que seamos más exigentes y que no nos traguemos cualquier cuento.  Empecemos por ahí.

'25 Responses to “La verdad es una sola (9): La regulacion de la prensa”'
  1. […] Frente a ambas posturas, los actores más enfervorizados de ambos lados hacen saber su disconformidad. A unos los tachan de “vendidos” o “mermeleros”, lejos de analizar si, en la mayoría de los casos, su posición responde a una genuina creencia en un modelo de desarrollo basado en el mercado. A otros los tachan de “radicales” o “violentistas”, lejos de ver si es, más allá de las partidarizaciones de algunos, están mencionando otros factores más allá del estallido violento del conflicto.  A unos los caricaturizan con alusiones a la prostitución. De los otros rajan en el coctel de rigor. A ambos les dicen que “digan la verdad”, asumiendo como tal la que le favorece a su propio bando.  Todo ello en un contexto en que se debate sobre la fragilidad de los medios, la confianza que se les tiene y la necesidad de pluralidad informativa. […]

  2. […] problemas. Otros para defender la idea de que, en el fondo, no importa la forma societaria, pero sí la defensa de la pluralidad informativa. Este debate se vio acrecentado por lo indicado en el plan de gobierno original del hoy presidente […]

  3. […] tanto, hay aquí un tema complicado. Como bien señala el amigo Mil Demonios, a veces es posible tener el control de un medio con solo contar con el 50% + 1 de las acciones. E […]

  4. […] La regulación de la prensa (Hans […]

  5. roberto dice:

    Ojo, la frase es de Mario Zúñiga, en la cadena de comentarios de este mismo blog. Yo no quiero monopolios ni estatales ni privados. Pero quizá cierto nivel de concentración sea mejor que una dispersión total. Es una hipótesis. O fácil un modelo de cientos de pequeños operadores de medios. El tema es que esto se discuta.

  6. Vic dice:

    Como decia por ahi, Roberto Bustamante:”yo prefiero un monopolio privado tendencioso que un monopolio estatal” , esta ah sido siempre la historia de la mayoria de medios de comunicacion en Peru y tambien en Argentina.
    En relacion a la manipulacion de la informacion que ha existido en Argentina, pais donde resido por mas de 17 años, ha sido y es tan descarado que el apoyo que se da al gobierno en ese sentido por parte de los propios argentinos es meritorio, El diario Clarin ha perdido mucha credibilidad en esta puja, pero aun sigue dadno batalla, la ley de medios aun no esta implementada por que estan dando pelea en al justicia, bueno en parte de la justicia que le es afin.
    Un solo ejemplo el ultimo fin de semana con el descenso de River a la B, la television estatal estuvo trnasmitiendo imagenes de los disturbios, pero los medio s del grupo clarin y muchos de los politicos de la opocision declararon que no se transmitieron los disturbios ya que afectaria la imagen de la presidenta, ya que habria sido decision de ella que se juegue con publico. Cosa que no fue asi, ya que hubo nas de 30 min. de imagenes, pero bueno es el debate que hay en argentina sobre el periodismo militante y el independiente, muchoos de los que connociamos como periodistas independientes, vemos que siguen al pie de la letra la linea editorial del grupo clarin que es claramente opositora ya que hacen apoyo politico a diferentes candidatos y han perdido su vision independiente que tanto se celebraba antes y los que no, que han sido pocos han renunciado y cambiado de canal..
    Esa es la diferencia entre una linea editorial y un periodismo militante.
    Por lado del gobieno pasa lo mismo, en el canal estatal y en otros medios que tiene afinidad. Se puede decir que en Argentina mas del 80 % del periodismo es militante, por una bando o por el otro.
    Pero bueno si de algo sirvio la disputa del gobierno con el grupo clarin, fue para que muchos abrieramos los ojos de la manipulaciones que hay en estos medios.
    A futuro la ley de medios va a ser beneficiosa, hayq ue ver como va a ser la regulacion.
    Saludos

  7. […] han visto el blog de Hans Rothgiesser y lo que ha escrito sobre el tema, verán que esto no es solamente algo de Lima, porque en provincias la situación es todavía peor. […]

  8. […] han visto el blog de Hans Rothgiesser y lo que ha escrito sobre el tema, verán que esto no es solamente algo de Lima, porque en provincias la situación es todavía peor. […]

  9. roberto dice:

    Ese es otro universo. El cable aunque se ha expandido harto, no es todavía la principal fuente de información en provincia (aunque sí en urbano no lima, según INEI).

    51.5% de Hogares – Lima
    27.8% de Hogares – Resto Urbano
    4.7% de Hogares – Rural

    Compáralo con TV abierta

    96.8% Hogares – Lima
    89.9% Hogares- Resto Urbano
    47.6% Hogares – Rural

    (Salvo en el sector rural, la mayoría de hogares tiene más televisores que radios).

    Entonces, por el momento, sí solo comparo con el resto de lamentables canales de señal abierta porque el cable todavía no es relevante a nivel nacional.

  10. roberto dice:

    exageración, pero es de hecho mejor que muchas cosas que se hacen en señal abierta. mientras otros canales te pasaban muertos en los noticieros en las mañanas, canal 7 era el único que te ponía entrevistas políticas (antes de beto ortiz).

    y creo que una de las cosas que debemos hacer es pasar la voz de las cosas buenas, señalar que hay una oferta de cosas buenas en la tv abierta. educar así al televidente. ¿has visto umbrales, por ejemplo? yo allí me enteré de experimentos desde la música clásica peruana con la música electrónica en los sesentas.

  11. “yo prefiero un monopolio privado tendencioso que un monopolio estatal”

    Justamante la semana pasada en una mesa redonda que tuvimos Mariel García (Antiprensa), Eduardo Villanueva (PUCP), Mayen Ugarte (PUCP) y quien escribe, planteamos los puntos. Uno de ellos sobre los que plantea muy bien Hans en el post.

    Siempre miramos Lima y los medios limeños, pero lo que se ve en provincias es realmente patético. Y allí hay que regular, porque muchas veces se tienen licencias de radio mal dadas o simplemente cero licencias. (Ojo, en el espectro de radio de Lima la cosa no es cualitativamente mejor, cuando tienes licencias fantasma en radio y TV, lo cual deriva luego en vínculos no tan santos con esferas de poder, “me ayudas a cambio que no te quite tu canal o tu radio”).

    Y allí no se trata tanto de crear toda una nueva regulación sino de aplicar lo que ya existe. El problema está que varios medios aparentemente formales en la señal abierta no estarían dispuestos a transar.

    El otro tema es el de los contenidos. Allí por un lado es el tema de los consumidores e incidir en educación. ¿Alguien ha visto la progamación de Canal 7? Es buenísima. Mucho mejor en términos de contenidos que los canales privados (el nuevo programa Umbrales, por ejemplo, con Renato Romero, Modesto Montoya y Luis Jaime Castillo, para hablar de un programa entre otros, como los de viajes). Hay que pasar la voz de que esos programas existen y que son de buena calidad.

    Saludos.

    • Mildemonios dice:

      Arariwa: 1. Sería una restricción a cierto tipo de periodismo, que se mantiene con publicidad. 2. Que el Estado subsidie es lo que se hace en UK con la BBC. Tiene sus pros y sus contras. Pero no creo que en el Perú estemos listos para eso. Necesitaríamos una institucionalidad mucho más sólida. 3. Siempre va a haber formas de darle la vuelta a esto de los límites a la propiedad. Por eso puse el grafiquito del asunto de El Clarín. 4. Eso. Que la tecnología aplane la situación. Poco a poco eso es lo que va a servir como contraparte. No obstante, eso trae otro tipo de problemas. Chequea el video de Cisneros. Ahí él habla de eso.

      Sludge: Ok, es una opción. Pero aún así es irresponsable repetir como loro. El “menos malo” que si mientes intencionadamente. Pero igual es una falta.

      Roberto: Ok en lo de los medios en provincia. Pero discrepo en que la programación del Canal 7 sea buenísima. Que es mejor que hace diez años, de hecho. Que hay algunos programas bastante buenos, también de acuerdo. Pero como propuesta yo no diría que es un canal buenísimo. Le falta planteamiento integral, responder a la pregunta “¿Qué es el Canal 7?”. ¿Es un canal educativo? ¿Es la versión local de la BBC? ¿De Deutsche Welle? ¿Es el canal oficial del Estado?

  12. @sludgeman dice:

    Puede sonar inocente la pregunta, pero ¿No es posible que las radios locales que transmiten esas noticias “tendenciosas” crean realmente en esa información? Como se dice en algun momento del articulo. Hay radios locales humildes que son bien manejadas, pero si tu capacidad de investigación es limitada, te dedicas a repetir las voladas que otras ya dicen y la bola de chismes crece.
    En teoria esto se podia solucionar mediante algun sistema que multe a los medios que transmiten informacion falsa. El problema es que esta informacion falsa no necesariamente es malintencionada, sino, dejadez para investigar. Solo hay que ver cuantos hoax se le han escapado a la prensa grande, que repite lo que leen en Internet, sin verificar fuentes.
    Si esto le pasa a los grandes medios, que esperar de las radios locales.
    Por otro lado, el problema desde el usuario/receptor, es que si la radio no sabe que el producto que ofrece esta “fallado”, menos lo va a saber éste, por lo que la regla de “el mercado se regula solo” no llega a aplicarse.
    Creo que se requiere algo de intervención estatal peroa un nivel ligero, quiza con al menos un profesional q se haga responsable de la informacion, a fin de evitar el medio como “negocio puro” (te vendo la informacion que quieres oir).

  13. arariwa dice:

    Que los medios de prensa pasen a ser propiedad de grandes grupos empresariales es un fenómeno universal, y el caso de los Miroquesada tampoco es extraño (una familia de periodistas que se enriquece cuando sus medios crecen y se extiende a otros rubros). Por supuesto es legítimo sospechar que algunas veces esos medios ocultarán notas que puedan perjudicar sus negocios.
    Sin embargo, incluso sin existir vínculos de propiedad, a veces los medios son reacios a publicar cosas que molesten a sus principales anunciantes.
    ¿Como solucionar eso?, hay varias alternativas:
    – Que los medios se financien sólo con las ventas propias a lectores sin publicidad (Hildebrandt dice que lo hace, pero es irreal, además impediría que haya medios de libre acceso como radio o TV).
    – Que el Estado subsidie. En realidad se generaría el mismo problema, los periodistas dependerían del Estado y tendrían miedo de criticar.
    – Solución ecuatoriana. Fijar límites a la propiedad de medios por parte de empresarios que tengan negocios en otros rubros (dudo que sea constitucionalmente válido).
    – Dejar que la tecnología solucione todo. Parece ser lo mejor, cada día más gente tiene acceso a medios gratuitos de difusión a través de Internet y aunque a veces es difícil saber que es cierto y que no, han democratizado no sólo el acceso, sino la posibilidad de ser difusor de información. Creo que cuanto más se expanda el uso de estas tecnologías, menor va a ser el poder de los medios tradicionales.

  14. Juan Carlos Romaina dice:

    Este tema es horrible porque es demasiado cierto. Es el reflejo de nuestro pais y de todos nuestros problemas… Al final, a traves de los medios es que nos expresamos, demostramos nuestros conocimientos (o la falta de), opinamos, etc… Para mi, TODOS nuestros problemas tienen su origen en la educacion y la falta de valores. La deficiente educacion nos lleva a creer cualquier tonteria (sin nosotros hacer lo responsable: investigar), y la falta de valores nos permite decir lo que nos de la gana porque, total, al final no nos pasa nada.

    No se si sea buena idea una norma de regulacion. Tal vez un sistema de “vigilancia”. Uno no puede decir lo que le da la ganal aire, y si se puede demostrar que alguien miente, que le caiga su multa o a la carcel.

    • Mildemonios dice:

      Luis: Ok, entonces qué hacemos?

      Arariwa: Cusco es otra región en la que los medios locales están actuando de una manera bastante criticable, lamentablemente.

      Romaina: Curiosamente, en el imaginario izquierdista pre-setentas, al que le interesa mantener ignorante a la población es a las grandes corporaciones malignas. Pero como bien tú dices, los que se están aprovechando de la baja calidad de la educación nacional son otros intereses.

  15. arariwa dice:

    Aunque es un tema lateral en tu texto, lo que es cierto de la carta de esa señora es el tema de la rumorología acerca de las enormes propiedades de los chilenos. Hace unos años estuve vinculado con algunas inversiones turísticas en el Valle Sagrado de los Incas y recuerdo que en el imaginario popular, todos los hoteles del valle son de chilenos (cosa falsa), el tren a Machu Picchu también es de chilenos (cosa también falsa). Aunque ese rumor no sólo se riega en esas zonas, a mí me ha llegado más de una vez (en Lima y de parte de limeños) la cadena de correos que adjuntaba un email en contra de la compra de Wong por parte de CENCOSUD y para ese mail, Interbank y Supermercados Peruanos eran de chilenos (¿?), todas las cadenas de farmacias, etc., etc. Es decir, lamentablemente es cierto que en todo este tema de los conflictos hay también mucha desinformación y/o manipulación maliciosa de la información.

  16. LUIS G. dice:

    LA AUTOREGULACION DE LOS MEDIOS ES COMO SI A LOS AMBULANTES DE LA PARADA LES PERMITIERAN QUE ELLOS MISMOS SE REORDENEN. OSEA UN ENGAÑAMUCHACHOS.

  17. Buen post. Al final no me queda claro si estás a favor de una regulación de contenidos? “Así que si queremos meternos con su contenido, tiene que ser desde el Estado y con una ley de regulación”.

    Yo no creo que deba regularse ni propiedad (más allá de un control de fusiones general, por el INDECOPI… TAL VEZ, ojo, digo tal vez que no estoy seguro… si se implementase) ni contenido. Al final el remedio es peor que la enfermedad.

    Mis amigos de izquierda hacen referencia frecuentemente al “gran poder” de los “monopolios” y oligopolios (uso comillas porque técnicamente no creo que lo sean), que además están siempre alineados con los “grandes conglomerados empresariales”. Yo no sé si esto sea del todo cierto porque los diarios también se ponen populistas. Basta ver la posición de El Comercio en el debate del Código de Consumo el año pasado. O su posición con los transgénicos.

    En cualquier caso, yo prefiero un monopolio privado tendencioso que un monopolio estatal. Eso es lo peor.

    En líneas generales, total libertad de expresión, lo cual no quiere decir permitir mentiras ni daños al honor. Para eso están las leyes penales que sancionan delitos contra la fe pública y el honor.

    Me quedo con tu último párrafo! Eduquemos al lector!

    Saludos,

    Mario

    • Mildemonios dice:

      Marco: Ok, algo así es lo que digo, que la autorregulación por el lado de la oferta no funca. Entonces, qué nos queda?

      Richard: Algo que la ciencia de la comunicación ha concluido hace mucho es que es imposible que un analista o un investigador sea total y completamente imparcial. Si buscas uno vas a terminar concluyendo, como tú dices, que todos tienen sesgo y que no hay que creerle a nadie. Ésa no es la solución. Aunque sí estoy de acuerdo con lo que dices al final: Que el único medio de control somos nosotros mismos, los consumidores.

      Veronica: No me sorprende.

      Mario: Mira que metes un tema que yo dejé de lado porque el post me estaba saliendo demasiado largo: El que el dominio monopólico ya se regula en Indecopi, por lo que no necesitaríamos una ley nueva. Por cierto, Sofocleto (el periodista y escritor peruano) decía algo así como: Ay, libertad de expresión, todas las cosas que no puedo decir por tu culpa.

  18. veronica dice:

    en el moqueguazo fue lo mismo yo vivia en esa epoca en el sur en el puerto de +lo y la gente bloqueo las carreteras y el famoso puente montalvo pero lo mas indignante fue que todas las radios locales azuzaban a la poblacion a salir a las calles y reclamar inventaban historias en contra de la mineria y todo el dia daban mensajes para continuar el bloqueo son radios totalmente rojas

  19. Richard dice:

    “Bajarse a la prensa” puede ser interpretado de varias maneras: Chávez literalmente se bajó a la prensa venezolana, es decir, la golpeó donde más daño le podía hacer: en su credibilidad. Luego de eso, el efecto de las investigaciones o denuncias de la prensa no tenían el efecto esperado en la -mayoría de la- población

    Por otro lado, Fujimori y Montesinos literalmente no se bajaron a la prensa, la compraron -eso sí, literalmente- no golpearon su credibilidad, al contrario la usaron para difamar -groseramente- a sus contendores y para distraer a la población (psicosociales) mientras que el Gobierno hacía lo que hacía

    El asunto de la información manipulada es una costumbre endémica en nuestro país, producto de una cultura académica que no alienta la investigación y la comprobación de lo que se escucha o lee. No hay gente con pensamiento crítico, y los que parecen serlo, simplemente critican sesgados por lo que ellos creen que representa el objeto de crítica… es un determinismo escandaloso

    Para finalizar, el único medio de “control” del impacto de los contenidos que emiten los medios de prensa es el propio consumidor de información. Mientras la gente no se acostumbre a criticar y comprobar razonablemente la información que consume, la creación de agentes externos (como el Consejo de la Prensa) conformados por “expertos” en el tema, no podrán realizar la tarea que le corresponde a cada ciudadano.

    “No hay peor ciego que el que no quiere ver” también hay ciegos que ven cosas que no existen.

    Saludos

  20. Marco dice:

    La verdad de la milanesa, es que no hay autoregulación. Si hubiese habido autoregulación, no hubiesen botado a Alvarez Rodrich de Perú21, porque lo que él buscaba era que se cumpla esta.

    De otro lado, como dices, el problema de Pensión 65, si era una preocupación real, sin embargo, partían de mentiras, para distorsionar la realidad de una noticia. Por ejemplo, Perú21, colocaba titulares como: “IGV subiría a 23% en un gobierno de Gana Perú”. Leías dentro del periódico, y encontrabas un artículo que decía, que un especialista, señalaba que para financiar el programa pensión 65, requerirían una cantidad de X de plata y ello equivaldría a un porcentaje X de lo que se recauda por IGV. En otras palabras, el titular de portada era falso y la noticia del interior no tenía nada que ver con eso.

    ¿Autoregulación?. Para mí, si debería de haberla, con criterios bastante estrictos de nivel profesional, pero que se cumpla…

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930