Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La tres veces coronada villa de virreyes (8): Mas sobre el fantasma de la burbuja inmobiliaria

Articulo

diciembre 11th, 2012UncategorizedMildemonios 0 Comments
La tres veces coronada villa de virreyes (8): Mas sobre el fantasma de la burbuja inmobiliaria

En un post anterior estuve comentando la supuesta burbuja inmobiliaria.  De hecho, mostraba cómo algunos medios se la han agarrado con el tema y que a pesar de que sus entrevistados textualmente están diciendo que no hay de qué preocuparse, pero que hay que estar atentos por si acaso, persisten en reportar que estamos viviendo una burbuja que ahoritita explota y que debemos tener el rosario a la mano.

Pero quizás lo que me faltó profundizar es por qué no tiene mucho sentido insistir con que se nos viene una burbuja inmobiliaria.

En este artículo en Semana Económica podrán repasar una por una las razones por las cuales no sale a cuenta insistir en esto.  La principal de ellas es que en el Perú hay un déficit de viviendas.  Lo que el sector construcción se está apresurando en ofrecer al mercado no es suficiente para lo que la gente está demandando.  Ante un incremento en la demanda (por mayores ingresos y por mayor acceso a crédito) con oferta relativamente similar, el mercado manifiesta un mayor precio.  Ley de oferta y demanda.  Aquí gráficamente.

Esta vaina para alguien que ha estudiado economía es como pan con mantequilla.  Pero aquí.  Por el lado de la demanda la relación entre precio y cantidad es inversa.  O sea, en cuanto más esté disponible algo, menos estará dispuesta a pagar la gente.  Piensen en la última Coca-Cola antes del desierto.  Si es una sola y hay muchas personas, cada una estará dispuesta a pagar un montón de plata por esa última Coca-Cola.  Si hay varias, estarán dispuestas a pagar menor.  Gráficamente eso se ve así.

Ahora, chequeen el siguiente gráfico.  Como decía, si hay un montón de Coca-Colas en el mercado (q1), lo más probable es que su precio sea bajo (p1).  Así es cuando hay abundancia de algo.  Pero si de pronto su disponibilidad baja por cualquier razón y hay menos unidades de Coca-Cola dando vueltas en el mercado (q2), su precio definitivamente subirá (p2).

Sí, sé que hay excepciones a esta regla.  Si tiene un tío que ha estudiado administración o economía o ingeniería industrial, se las podrán explicar bastante bien.  Pero por el momento no nos compliquemos.  El asunto aquí es reconocer que hay una relación inversa.

Pues bien, existe también la posibilidad de que de pronto y por razones totalmente ajenas a la relación entre el precio y la cantidad, la demanda crezca de golpe.  Por ejemplo, porque de pronto cuentan con más recursos.  Eso hace que la demanda se desplace a la derecha (o hacia arriba).  Sucede algo así.

O sea, había una demanda 1, que describía una relación entre la cantidad que hay y el precio.  De pronto las familias tienen más plata, porque tienen mayor ingreso.  De prtonto pueden consumir más.  Entonces, la demanda 1 se desplaza paralelamente a la demanda 2.

Esto quiere decir que si en el mercado está disponible la cantidad q1 del producto, el cual se vendía a precio p1, de pronto éste estará a p2.  Por mero hecho de que la demanda se desplazó.

Pues bien, esto es básicamente lo que ha pasado.  Hay muchas más complicaciones, pero en bruto bestia, lo que ha sucedido es que la demanda se ha desplazado por varias razones.  Primero, las familias tienen más dinero.  Sí, yo sé que algunos de los que están leyendo esto prefieren comer vidrio molido a aceptar que al país le va bien o que la pobreza se está reduciendo.  Lamentablemente, es un hecho que tiene una serie de efectos reales.  Por ejemplo, precisamente éste que estamos discutiendo: El incremento en los precios de las viviendas.  Segundo, las familias tiene mayor disponibilidad a los créditos inmobiliarios, nuevamente por muchas razones.  Esto hace que tengan acceso a más recursos y eso también impulsa la demanda.  Tercero, hay más gente en Lima.  El crecimiento de la población, así como la migración hacia la ciudad, hace que haya más demanda.

Esto, insisto, es una hiper simplificación del fenómeno.  Pero sirve para entender el trasfondo.  Que los precios suban es natural.  Que suban tan fuertemente como ha pasado aquí es raro, pero no es extraño.  Se debe a los fenómenos que menciono.  Más al respecto en otro post, con un poco de suerte.

(Dibujito de arriba: http://emilywalus.blogspot.com)

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30