Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La tecnologia del siglo XXI (18): Los transgenicos y nuestros campesinos

Articulo

mayo 23rd, 2011UncategorizedMildemonios 7 Comments
La tecnologia del siglo XXI (18): Los transgenicos y nuestros campesinos

La vez pasada colgué un post comenzando a abordar de manera más ordenada el tema de los transgénicos.  Mi idea era colgar algo nuevo al día siguiente, pero con todo esto de las elecciones y los escándalos se me hace complicado.  En todo caso, como premio consuelo comentaré que de entonces a ahora se ha comenzado a abordar el asunto en distintos medios (lo cual obviamente no responde a una influencia mía, sino que es un tema que se tiene que resolver pronto, por razones varias).  Aún no cuelgan el material en internet, pero en cuanto lo hagan, les pasaré el dato.

En todo caso, sigamos con el proceso.  Hablemos de otro mito que anda dando vueltas.

Mito 2: El contínuo debate con respecto a la introducción de los transgénicos al Perú tiene que ver con que nuestros agricultores son aversos a la tecnología.

Esto es verdadero.  Y falso a la vez.  Verán, como ya he comentado en otras ocasiones, en este país conviven dos agriculturas bastante distintas una de la otra.  Por un lado tenemos a la agroindustria que está invirtiendo fuertemente y que se orienta más que todo a la exportación.  Y por el otro tenemos a una agricultura más de subsistencia y poco sofisticada.

La primera no solamente es amante de la tecnología, sino que ya ha estado invirtiendo fuertemente en traer nuevos equipos y nuevos procesos.  Como podrán constatar en este cuadro del BCR con respecto a las importaciones según su destino, cada mes entra al país entre 7 y 9 millones de dólares de bienes de capital para la agricultura.  Esto se refiere a todo eso que uno compra (maquinaria, equipo, tecnología, etc.) para poder darle más eficiencia a su operación agrícola.

Esto en parte es posible gracias a los acuerdos comerciales, que permiten a los agroindustriales nacionales poder importar pagando menos aranceles (lo que ha hecho más barato tecnificarse).  De hecho, vean a continuación este gráfico.  Está tomado de este otro cuadro del BCR y muestra el valor de la importación anual de bienes de capital destinados a la agricultural (en millones de dólares FOB).

Como verán, hay una tendencia a cada vez importar más, pero desde el 2003 que tocó fondo ha venido creciendo fuertemente.  Este lado de la agricultura es el que se vería fuertemente afectado si no se permite el ingreso de los recursos transgénicos para mejorar las operaciones.  Aunque sea bajo regulación o controles estrictos.

Pero por supuesto que eso no es todo.  El otro lado de la agricultura también se vería afectado, aunque en realidad no esté enterado.  Como lo identifica este documento del INIA, efectivamente hay fuerte resistencia por parte de los campesinos de menores ingresos por incorporar nuevas tecnologías a sus operaciones.  Desde nuevas formas de irrigar hasta nuevos productos.

El uso de cultivos transgénicos representa también beneficios para estos campesinos.  No obstante, si no se hace el esfuerzo por informar y comunicar estos beneficios, los únicos que van a salir ganando son los agroindustriales.  En ese sentido, se hace necesario que se asigne un responsable para esa tarea.

¿Cómo? ¿Que los transgénicos solamente traerán ruina y destrucción a los campesinos de bajos ingrersos? Sí, esperate un par de días a que me mande contra ese mito.

'7 Responses to “La tecnologia del siglo XXI (18): Los transgenicos y nuestros campesinos”'
  1. […] mitos que giran alrededor de esto.  Ahí repaso los mitos que estoy tratando aquí, en posts como éste o éste.  No obstante, allá tenía un límite de espacio (como suele suceder con todos los medios […]

  2. […] mitos que giran alrededor de esto.  Ahí repaso los mitos que estoy tratando aquí, en posts como éste o éste.  No obstante, allá tenía un límite de espacio (como suele suceder con todos los medios […]

  3. arariwa dice:

    Mildemonios, parece que algunas veces tomas vinagre de desayuno, jaja, ese documento de INIA lo leí hace tiempo, y no recuerdo la tesis de una resistencia de campesinos a las innovaciones, pero no lo he vuelto a leer. Por otro lado, yo tengo alguna experiencia directa, pero obviamente no puedo concluir que mi experiencia focalizada en unas pocas localidades sea lo que pasa en todo el Perú, por eso digo “hasta donde conozco”. Deja el mal genio, ya vas a tener ocasión de renegar con razón cuando Félix Jiménez sea Ministro de Economía, jaja.

  4. Fabio Trujillo dice:

    Creo que si esta desordenada la información, yo comenzaría analizando el mapa agrícola del Perú, al menos yo encontré este http://tinyurl.com/4xjmhg8. El problema de sembrar soja transgénica en el Perú, pasa por eso ¿donde se cultivara?, no hay muchos terrenos disponibles. Los agricultores Peruanos, no están muy interesados en las semillas transgénicas, tampoco las grandes empresas agroindustriales, Danper Trujillo, por ejemplo no creo que le interese tirar a la basura todos sus procesos para sembrar, cultivar y procesar espárragos. Para sembrar soya transgénica, principalmente, factor precios. Los agricultores, en el valle del Chipillico, Alto Piura (mangueros y limoneros), no creo que se interesen, el costo de reemplazar sus terrenos por soya, es imposible. Es por eso, que creo firmemente, solo están sobre empresas con intereses particulares.
    Se habla del pollo, y las toneladas de alimento que se importan para alimentar estas aves, debido a la gran demanda que tiene el peruano por esta carne. El traer la soja, es un problema, si yo fuese dueño de una avícola me encantaría tener, productores de alimento para ave con precios más baratos, así reduzco mis costos de producción. Pero sinceramente, Hans, crees que los dueños de las avícolas, ¿bajaran el precio de sus productos? Yo me animaría a decir, que no, y el beneficio seria solo para ellos. Casos que demuestren eso, hay varios, por ejemplo, el debate tan citado de los fármacos para los enfermos para cáncer.
    Ahora sembrar soja, requiere de muchas cosas, tecnificar a esos agricultores, que como tú dices Hans, se resisten a las nuevas tecnologías. La soja no se siembra sola y es, por definición, agroquímico-dependiente. No se sostiene su desarrollo sin cantidades cada vez mayores de venenos herbicidas e insecticidas, provocando el primero de los problemas que preocupan: sus efectos sobre el medio ambiente. Cuando se fumiga un cultivo no es únicamente este cultivo el afectado. Los campos linderos son alcanzados por la deriva, los cursos de agua son afectados por la filtración o la acción directa del veneno, asesinando la fauna acuática.
    En fin, para concluir, fuera del tema tan seco costos y precios, el Perú no está preparado para recibir las semillas transgénicas, para empezar no existen instituciones que siquiera regulen el ingreso de pesticidas e insecticidas que se usan ahora en los cultivos, y si hay los esfuerzos son insignificantes. Este gobierno, ni el próximo aseguran nada sobre eso, y sinceramente, si no hay control como para este tema, como para otros tantos. Lo que tendremos serán más problemas.
    Por ahora, me parece perfecto, que se exista un freno al tema. Y apoyo a temas como el de Gastón, cuando dice “en lugar de perder el tiempo en traer semillas transgénicas, preocupémonos en cómo hacer de que el mundo entero tome chicha morada”. Eso señores, vale más que cualquier otro debate, cadenas de valor, generadas por los mismos agricultores, sin dependencia de nada.

    • Mildemonios dice:

      Arariwa: Sí, pues, es un problema cuando uno planea políticas sobre la base de “hasta donde conozco” y no en los documentos publicados por los que investigan el tema.

      Fabio: No crees que esto, no crees que lo otro? Supongo que estás en tu derecho de no creer nada. Pero la verdad es que sí hay interés y eso se manifiesta bastante seguido.

  5. arariwa dice:

    No recuerdo que en el documento de INIA exista una demostración de esa supuesta aversión al cambio tecnológico.
    Por el contrario, aunque esto es una generalización muy simplona, hasta donde conozco los campesinos en general buscan innovaciones en sus cultivos y aceptan de buen grado la cooperación externa.
    Como tu mismo mencionaste en tu post anterior, mejoramiento genético de cultivos se hace en el Perú desde hace miles de años, por algo hemos domesticado tantas especies tan populares hoy en el mundo, y se sospecha además que Moray, Maras y otras construcciones incaicas eran laboratorios.
    En todo caso lo que es importante tener claro es que investigación y mejoramiento no es sinónimo de transgénicos, existen otras formas de mejoramiento menos riesgosas. Probablemente algunos transgénicos traigan beneficios al generar especies más resistentes, pero no se puede generalizar.
    Por otro lado, lo que dicen Shady y Gastón también es cierto, nuestra riqueza está no necesariamente en la alta productividad sino en el poseer especies distintas y únicas.
    Creo que este es un tema que amerita efectivamente mayor y más amplia discusión.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30