Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La opcion racional con el futbol (4): El impacto de un Mundial

Articulo

La opcion racional con el futbol (4): El impacto de un Mundial

Sí, sí.  Ya todos sabemos que se viene el Mundial y que por aproximadamente un mes la atención de todos estará en los partidos.  No obstante, a lo mejor te has ganado con las noticias de las protestas en Brasil.  Básicamente reclaman que se haya gastado tanto dinero en preparar al país para el Mundial -implementaciones que también serán usadas luego para las Olimpiadas-, cuando Brasil tiene necesidades más urgentes.  La defensa de las autoridades es que el Mundial y las Olimpiadas son ocasiones únicas para impulsar la economía y que traerá inversiones y que es algo que beneficia a la población.

Sin embargo, ¿qué tan cierto es esto? De hecho, si bien el Mundial es un espectáculo a todo dar y la Fifa bien que está sacando una buena tajada (es más, éste es el Mundial más rentable de la historia para ellos), el impacto económico en un país es más bien reducido.  O por lo menos, a eso apunta la mayoría de los estudios que se han hecho.  Por un lado, las fuertes inversiones que se han implementado tienen un impacto reducido en el resto del aparato económico del país.  El ejemplo más ilustrativo son los US$900 millones que se usó en construir un estadio a todo dar en Brasilia, una ciudad sin un equipo relevante.  Por todo esto, según el autor Simon Kuper, el principal impacto de todo esto no es tanto financiero, sino un efecto en el estado de ánimo de la gente: La deja más feliz, simple y sencillamente.

Sí, claro.  Se impulsaron varias inversiones en infraestructura que no se habrían hecho de no ser por el Mundial… Pero varias de estas obras no tendrán impacto alguno en el resto de los brasileros.  Hay que tomar en cuenta que todo esto le está costando a Brasil US$11 mil millones.  Con ese dinero se habría podido hacer muchísimas otras cosas para solucionar necesidades mucho más urgentes.  Esto explica las protestas de estos últimos meses.

Vale la pena observar este detalle, para ver si nosotros aprendemos la lección.  Por ejemplo, cuando se anunció que en el 2019 los Juegos Panamericanos serían en el Perú, se dijo que esto traería fuertes externalidades positivas.  No obstante, ¿es cierto esto? De hecho, como me explicó Urs Schaerer de la UPC, el impacto en el turismo de un evento como éste es más bien reducido y que deberíamos aprovecharlo por otro lado.  Según él, lo que debemos hacer es aprovechar la atención que traerán los Juegos Panamericanos al tema del deporte en general, para empujar que se construyan otras cosas, como canchas o coliseos.

Pero bueno, que esto no sea excusa para no poder disfrutar del buen futbol.  Yo, en lo personal, no le encuentro la gracia.  Quizás sea porque nací en el Perú, un país que -a pesar de que se rechaza a aceptarlo- es totalmente negado para este deporte.  O por lo menos ésa es la conclusión racional a la que deberían llegar todos los peruanos de mi generación.  Aunque ni modo.  Aquí está la programación entera de todos los partidos del Mundial para que se vayan organizando.  Y si se te cruza con algo, no te preocupes.  Si te programaron un examen ese día de un partido imperdible o si tu jefe no te cree que dejar instalar un HD en el medio de la oficina impulsará la productividad, tranquilo.  Ya llegó Master Zafe para ayudarte a encontrar la manera de ver todos los partidos que quieras sin quedar mal con nadie.

(Dibujito de arriba: http://amelia-vidal.blogspot.com/)

'2 Responses to “La opcion racional con el futbol (4): El impacto de un Mundial”'
  1. Víctor Paredes dice:

    ¿O sea, que no se debió hacer tanta chilla ni editorializar casi anunciando una tragedia nacional, cuando el rally Dakar 2014 no iba a pasar por el Perú?

    Concuerdo contigo que no habrá beneficios económicos para Brasil en el mediano plazo, pero mucho menos tendrá impactos sociales positivos. No sólo es la inutilidad de esos “elefantes blancos” una vez que termine el Mundial (ojo, no sólo en Brasilia, el caso más dramático es el estadio de Manaos) sino la paralización de la pequeña economía formal e informal urbana en zonas aledañas a los estadios. Y es que la FIFA exige que sólo se vendan productos de sus auspiciadores alrededor de las zonas de estos estadios, que llama “zonas de exclusión”. Amnistía Internacional había señalado que en el Mundial de Sudáfrica más de 20 mil personas fueron desalojadas de sus viviendas para ampliar la infraestructura deportiva, aunque en realidad era una “limpieza social”, en Brasil se calcula que esa cifra se cuadruplique. En el 2007 se dio una ley para prohibir el consumo de alcohol en el contexto de eventos deportivos con la finalidad de reducir la violencia en los estadios. En marzo de este año, la ley se puso en stand by porque la FIFA quiere vender exclusivamente la marca Budweiser. Y ni hablar del gran mercado sexual que se avecina.

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031