Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Acerca de la promocion del cine (16): Que es una película peruana

Articulo

marzo 22nd, 2012cultura, UncategorizedMildemonios 14 Comments
Acerca de la promocion del cine (16): Que es una película peruana

El día de ayer publiqué un textito en otro lado acerca del error de planteamiento en el proyecto presentado por el Ministerio de Cultura para una nueva ley de promoción de cine.  Como lo decía ahí, el problema parte de que el Mincul haya convocado a una mesa de trabajo solamente a una parte de los involucrados en el circuito que necesitas desarrollar para que realmente promocionemos la industria del cine en el país.  Para que la propuesta sea más seria y sólida, ha debido convocar además a los exhibidores y los distribuidores.  Y a las empresas que dan servicio de cable en el Perú, dado que, como explico en ese artículo, ahora resulta que son stakeholders del cine peruano.

¿Cómo? ¿Que lo que queremos es promocionar la cultura y no la industria? Totalmente de acuerdo, pero eso anda y discuteselo al viceministro de patrimonio cultural e industrias culturales, Rafael Varón, que dijo que “este proyecto … busca crear una industria a través del fomento, la promoción, la formación, el registro cinematográfico”.

Pero antes de continuar brindaré la aclaración a la que le voy a tener que poner nombre propio, porque a pesar de que la pongo cada vez que escribo al respecto y que la repito en el texto, siempre hay un descomputado que en los comentarios me habla como si yo plantease precisamente lo contrario: ¡Aquí no se trata de que el Estado no promocione el cine! Yo creo firmemente que sí debe hacerlo.  Pero debe hacerlo bien.

El Estado ha estado promocionando el cine en el Perú por décadas.  Y lo ha hecho tan, pero tan mal, que en el Facebook un comentarista me mencionaba que sería bueno que el Estado comience a hacerlo. ¿Se dan cuenta de lo incompetente del planteamiento que ha estado funcionando hasta ahora, que el público en general ni está enterado de que se hace?

Así que aquí va de nuevo: No se trata de que el Estado no promocione el cine.  Sí debería hacerlo.  Pero tiene que hacerlo bien.  Lo que ha estado haciendo hasta ahora no ha rendido, pues.  Por más premios que hayan ganado un par de proyectos, esto se evidencia en el hecho de que no se ha construido una industria nacional de cine y que los peruanos vamos cada vez menos a ver películas peruanas.

¿Cómo? ¿Que hay un “oligopolio evidente” que bla, bla, bla? Ok, si se trata de eso -¡sighs…!-, la cosa es mucho más simple aún y no necesitamos ley alguna.  Para eso tenemos a Indecopi.  Cuando haya un caso de abuso de posición de dominio o de imposiciones y de todo eso que mencionan en los comentarios y que levantó la anterior ministra de cultura, van a Indecopi (que es, insisto, una organización pública con mucha más credibilidad que el Congreso y que para colmo en el nuevo gobierno tiene un sesgo más orientado a la defensa del consumidor) y ellos se encargan.  Listo.  Qué fácil.

Pero la realidad es mucho más complicada que teorías de conspiración e inyecciones de dinero sin condicionamiento.  La realidad es que una política pública de promoción cultural es muy difícil de diseñar.

Comencemos a comentar los detalles de este proyecto, a ver cuánto me dura el interés.  Pero antes, recuerden: No se trata de no promocionar el cine peruano.  Sí hay que promocionarlo.  Y aquí otra aclaración: No se trata de que todo el cine sea comercial.  Tiene que haber un equilibrio entre el cine comercial y el cine de autor.

Entonces, comentemos el primer gran detalle en el que este proyecto tropieza: La definición de qué es lo que se va a beneficiar.

Como este proyecto ha sido redactado por generadores de cine nacional, es obvio que apunta a que lluevan beneficios a los generadores de cine nacional.  Para eso se inventan dos impuestos nuevos (que generan subsidios cruzados, lo que a su vez en política pública no se recomienda porque introduce distorsiones, pero hey, eso qué importa).  En todo caso, de eso hablemos otro día.

Entonces, aquí el juego se llama “Beneficiemos a las películas nacionales en desmedro de las películas extranjeras”.  Pero antes de tirar los dados, definamos qué es una película nacional.  No, no es tan fácil.  Sobre todo si consideramos que hay millones de dólares en juego en promociones que se van a otorgar y que hay gente que ha vivido de eso por años.

Chequeen los parámetros que se tienen que comenzar a definir, según la propuesta de ley.

d) En el caso de los roles protagónicos y co-protágonicos, el cincuenta (50) por ciento como mínimo serán interpretados por artistas nacionales. Se exceptúa este porcentaje, cuando el guión considere un solo protagonista o un solo co-protagonista;

¿Suena razonable? ¿Con esto ya está listo el pollo? Ni crean, porque habría que definir qué es “rol protagónico” y qué es “rol co-protagónico”.  Pero ojo que, por ejemplo, La fiesta del chivo, que fue basada en una novela peruana, escrita por el más peruano de los autores, dirigida por un peruano y con un guión de dos peruanos y un extranjero, no habría podido ser considerada peruana por el pecado, el delito, la infracción, la insolencia de haber conseguido ni más ni menos que a Isabella Rossellini para su papel protagónico.  Ya hubieran querido varios de los autores de esta ley tener los contactos y los recursos de Lucho Llosa para poder conseguir a semejante actriz para que protagonice su película.  En este caso, puff, lo siento, es motivo de perder la etiqueta de película nacional, con la subsecuente pérdida de la lluvia de beneficios.

Ni qué decir de la siguiente restricción.

c) Que los Jefes de Área sean peruanos. Excepcionalmente, se podrá contar con un extranjero en una de estas jefaturas;

Sucede exactamente lo mismo.  Qué pasa si tienes la suerte de poder conseguir un director de fotografía argentino que te apoye en el aspecto técnico de la grabación de tu película.  No, lo siento, eso quiere decir que ya no puedes editar el sonido en Miami, porque pierdes la lluvia de beneficios.  O sea, para los nacionales genial, porque así generas un mercado cautivo.  Y quizás eso en los ochentas funcionase, pero hoy en día ya sabemos que eso no lleva a la creación de una industria.  Chequea por qué.

Es el mismo fenómeno que sucede cuando los algodoneros logran que se prohíba la importación de fibra de algodón del extranjero.  Con una medida proteccionista de este tipo se aseguran que los textileros peruanos estén obligados a comprar su producto, el cual entonces no tienen ningún incentivo para hacer de calidad.  Total, igual los otros están obligados a comprarles.  Este fenómeno que los empresarios de Gamarra bien conocen tiende a tener consecuencias negativas en la inversión del sector.  Y no es ninguna sorpresa, eso es libro de texto leído por cualquier estudiante de economía de tercer año.  Y ejemplos abundan.  Pero supongo que la realidad es algo opcional cuando se trata de redactar un texto que te beneficie a ti y que será discutido por otro que también será beneficiado.

Mientras hacen su lista mental de adjetivos con los cuales calificar esta crítica, consideren la siguiente restricción.

e) En su realización se ocupe un mínimo de ochenta por ciento (80%) de técnicos peruanos y un mínimo de ochenta por ciento (80%) de actores peruanos. El total de las remuneraciones de los técnicos y artistas nacionales no será inferior al sesenta  por ciento (60%) de la planilla general de técnicos y artistas;

Digo, ¿no sería mejor que se apunte a una ley de promoción de cine que promueva el cine? ¿Que disponga sus recursos a capacitación, promoción de inversión (de verdad), etc.? En vez de obligarnos a usar personal peruano, ¿no sería mejor invertir en que el personal peruano sea el mejor, de tal manera que querramos usar personal peruano? No, para qué si pueden obligar.  Con una ley.  Para eso es que nunca salimos de los setentas y nunca aprendimos lección alguna.

( Dibujito de arriba: http://mctempletons.blogspot.com/)

'14 Responses to “Acerca de la promocion del cine (16): Que es una película peruana”'
  1. […] en la industria de cine nacional.  Esta discusión es una continuación de lo que ya he escrito en este post, en este otro y en este más.  Y antes de entrar de cabeza al tema de hoy, déjenme aclarar un […]

  2. […] dejados en el Facebook page del Utero, cuando colgó la columna de De la Torre.  Por mi lado, de los posts que he estado colgando para criticar la proteccionista y anacrónica propuesta de ley de cine que está planteando el […]

  3. […] del Diario de Satán al debate del proyecto de la nueva ley de cine.  En uno de estos menciona mi post de la vez pasada sobre ese mismo tema.  Chévere que se comience a discutir este asunto.  Pero en otro post más […]

  4. Daniel dice:

    Las restricciones están orientadas, sin duda, a generar o garantizar una fuente de trabajo para los peruanos vinculadas vinculadas al cine. Pero dentro del esquema planteado son necesarias ciertas restricciones para definir lo que se debe considerar como cine nacional. Una forma distinta de apoyar el cine nacional podría ser la construcción de salas destinadas a proyectar cine no comercial y cine nacional para solucionar el problema de la escasa proyección de las películas en el circuito comercial. De esa forma se crearía una nueva fuente de ingreso para las películas nacionales al garantizar que la demanda por este cine sea atendida.

    • Mildemonios dice:

      Humberto: 1. No estoy hablando desde un punto de vista meramente economista. Chequea los enlaces que proveo. Para pedir que lea más, no has leído lo suficiente, sospecho. 2. En esos enlaces verás que hay varias propuestas. La presentada en este proyecto de ley no es la unica opción para promocionar el cine. 3. Has leído las otras leyes, entonces. Genial. Me citarías una parte en especial, para avanzar? Algo concreto, por favor.

      Carmenrosa: Decir que el post es subjetivo no lo hace subjetivo. Tienes que brindar alguna clase de argumentación o demostración. Si es que tienes interés en una discusión seria, por supuesto. Igual con su acusación de superficialidad. En qué te basas para decir eso? Tengo curiosidad, para mejorar mi rollo. Por lo pronto, tu mención a lo reiterativo del “tema del terror, o de la miseria, o de la tragedia humana” en el cine peruano no tiene nada que ver con la crítica que le hago. Una cosa es el tema o el otro el tratamiento del tema. Es distinto. Por eso justamente en el otro artículo mencionaba los ejemplos del cine de terror que se pudo haber promovido también, pero que no hubo interés en hacerlo.

      Daniel: Por supuesto. Hay mucho que se puede hacer sin pretender entrar en colisión con las fuerzas del mercado, algo total y completamente innecesario.

  5. Humberto dice:

    Debería leer sobre las leyes de cine de otros países para luego escribir. El señor habla desde un punto economista. Sería bueno saber cuál sería su propuesta, quizás tenga la solución. No lo creo.

  6. Carmenrosa dice:

    Las objeciones del señor Rothgiesser con respecto al proyecto de la nueva ley de cine tranquilizan mi preocupación sobre cuáles serían las reacciones al momento de presentar dicho proyecto a la opinión pública. Digo que me tranquilizan porque son apreciaciones puramente subjetivas.

    Es esa superficialidad la que nos lleva a calificar al cine peruano con el cliché que utiliza el autor: que el cine peruano es reiterativo en el tema del terror, o de la miseria, o de la tragedia humana.

    Señor espectador de cine, cuando un pueblo ha sufrido y está herido, es sano que cure sus heridas, que haga una catarsis y que exprese lo que siente, sino veamos las películas argentinas después de la dictadura, las películas yugoslavas después de Tito, las películas japonesas después de la segunda guerra mundial….

    Sin embargo, treinta años han pasado de ese nuestro cine cliché, del que habla el autor, los tiempos han cambiado, los realizadores se han multiplicado y globalizado, nuevos vientos del milenio hacen que los relatos se diversifiquen, por lo tanto mayor presupuesto genera mayor producción, por lo tanto mayor variedad, por lo tanto mejor formación de público, por lo tanto mayor asistencia a las salas de cine.

    Solo así, entendiendo la espiral de esta industria cultural, es que se logrará el cine sostenible que usted tanto reclama, con una ley que la comprenda y que pueda prever lo que el futuro le depara, con un pensamiento de vanguardia que revalorice la imagen en la pantalla grande, y que entienda que producir una película no es igual a producir cualquier otro producto inanimado.

    No hay ninguna confusión Sr. Rothgiesser, ya el mundo no se divide en ser o no ser, el cine es una industria cultural, son las dos cosas al mismo tiempo, es cultura y es industria, es el reflejo de un país, es su imagen, es su carácter. Por eso no se puede promocionar la cultura del cine peruano sin fomentar el origen de su industria, la realización cinematográfica. Ese es el origen. La distribución y la exhibición son su fin. Y justamente porque entiende estas etapas de la industria cultural que es la cinematografía, el Ministerio de Cultura se comprometió tanto con la asociación de distribuidores, como con la asociación de exhibidores en que, una vez terminado el texto preliminar, se les enviaría el documento de manera formal y se les convocaría para escuchar sus opiniones y sugerencias, sus posiciones, y así tratar de armonizar puntos de vista.

    Le recuerdo que es una ley de cine peruana, pensada para favorecer la producción nacional, que busca por fin tener entre otras cosas una Cinemateca y sobre todo una Comisión Fílmica que plantean crear en el país las bases de una industria audiovisual que deseamos, al igual que usted, que no viva sólo del dinero público sino genere nuevas fuentes de ingreso y trabajo digno.

  7. Urpi dice:

    Manyas no podre editar en Miami, o sea me va tocar editar en Perú, guao que chusco!! Aterriza, primero enterate que es Industria Cinematografica,despues LEE, LEE, LEE otras leyes de cine de otros paises y despues ESCRIBE!!!

  8. Ugarte dice:

    Estoy de acuerdo contigo, para que usar mano de obra peruana, si en realidad no estan capacitados, en general el Perú es un pais bonito lo unico malo son los peruanos. Los americanos deberian venir y remplazarlos a todos. Asi que amigo te invito a liderar esta propuesta.

  9. María dice:

    Hans Rothgiesser, ¿cuanto te han pagado las Majors?

    • Mildemonios dice:

      Walter: Gracias por el comentario! No sé de nadie que se esté organizando para frenar esta pésima iniciativa. Ojalá, porque si no estaríamos regresando como 30 años al pasado.

      Carmenrosa: Es una acusación malintencionada. Cada vez que alguien ha respondido, he dado espacio de réplica. Y Semana Económica tiene un código de ética que incluye ese detalle. Por eso también le brinda espacio a los que responden. No tienes que “esperar” nada. Es algo concreto.

      María: Ni un cua cuá. Por qué? A ti cuánto te han pagado los de la asociación de actores?

  10. Carmenrosa dice:

    Financiamiento de la producción de cine en América Latina (datos al 2011):

    ARGENTINA (impuestos y subsidios) : US$ 22’000,000
    BRASIL (impuestos, asignación presupuestal): US$ 18’000,000
    CHILE (asignación presupuestal y Fondo): US$ 4’870,000
    COLOMBIA (impuestos): US$ 4’560,000
    ECUADOR (asignación presupuestal) : US$ 900,000
    MEXICO (asignación presupuestal): US$ 16’500,000
    PERU (asignación presupuestal): US$ 1’925,000
    URUGUAY (asignación presupuestal) : US$ 1’250,000
    VENEZUELA (asignación presupuestal, impuesto, subsidio) : US$ 8’500,000

    *Brasil, Chile, Colombia, México y Venezuela contemplan, además, la posibilidad de financiamiento al cine por incentivos tributarios a privados.

  11. Carmenrosa dice:

    Espero que La Mula y Semana Económica le de el mismo espacio al Ministerio de Cultura, para que descargue todas estas subjetividades y desinformación que escribe este señor.
    Gracias

  12. Walter dice:

    Hola Hans;

    A pesar de que traté de encontrar algún argumento que discutir tienes toda la razón (baja de tu nube) efectivamente, esas iniciativas son de hace 40 años y no se ha entendido que la promoción va por otro lado.

    HAce poco vi una película Chilena y a partir de ahí he visto como 4. No es que sean las mejores, pero su temática es divertida y no como las típicas peruanas que las tienes que ver cno cara de circunspecto y te aburres a morir. Es decir, no siempre queremos leer a Camus, a veces tenemos ganas de Quino no?

    Existe alguna iniciativa pra que fuera de tu blog podamos dar a conocer lo absurdo de esta iniciativa?

    Un abrazo

    Walter.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
enero 2021
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031