Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La genialidad del Joker (1)

Articulo

agosto 11th, 2009UncategorizedMildemonios 11 Comments

batman02

La idea para este post me la pasó un causa, a quien no nombraré porque no creo que sea bueno para su carrera.  En todo caso, si quiere crédito, que se manifieste. Pero caleta, no se vaya a enterar su jefe.

Todos hemos visto The Dark Knight, la genial segunda película de Christopher Nolan sobre Batman.  Y si no la has visto, procede a tirarte por la ventana o sal corriendo a alquilarla.  No, no la compres pirata.  Eso no se hace.

Todos los que nos quedamos con la boca abierta viendo semejante obra de arte seguramente recordaremos la secuencia en la que el Joker secuestra dos ferries.  A cada uno le pone explosivos y el detonador se lo hace llegar a la gente en el otro ferry.  Les dice que si a media noche ninguno de los dos activa el detonador que tiene -matando a todos los que están en el otro ferry- él los hará volar a los dos.  Si no entiendes a lo que me refiero es porque no has visto la película, en cuyo caso no eres digno de estar leyendo este post.

El caso es que en ese momento se da el escenario perfecto para un caso de estudio de teoría de juegos, el llamado dilema del prisionero.  En su forma más sencilla, esta teoría dice que si dos personas tienen que colaborar para obtener el mayor beneficio, cada uno asumirá lo peor del otro y tomará la decisión que asegure su mayor beneficio personal dadas esas circunstancias.  Esa actitud les evitará obtener el mayor beneficio posible al final.

¿Muy complicado? A ver, como diría Belaunde, pasemos al mapa.  Pero como hoy no abre maps.google.com, mejor pasemos a la película.  Cada uno de los ferries tiene dos opciones: activo el detonador -matando a los que están en el otro ferry- o no lo activo.  Si no lo activo, me estoy sometiendo a la decisión que tome el otro ferry, el cual también tiene las mismas dos opciones.  Si lo ponemos en un cuadro… (Y como hace tiempo que no abro el Corel Draw, pongámonos huachafos con los fonts)

bats

Yendo uno por uno…

Posible resultado 1: Imposible.  No hay forma de que los dos activen el detonador a exactamente el mismo tiempo.

Posible resultado 2 / Posible resultado 3: Uno de los ferries se salva y el otro explota.

Posible resultado 4: Los dos mueren, porque el Joker ha anunciado que a la medianoche los liquidará si ninguno de los dos activa su respectivo detonador.

Digamos que lo digno sería que ninguno de los dos active su detonador.  Porque, en fin, digamos que no sería chévere seguir con tu vida sabiendo que para eso tuviste que volar en pedacitos a otros cien causas (por lo menos eso es lo que plantea la película).  Pero tú no tienes poder decisión sobre el otro ferry.  Ni siquiera sobre tu propio ferry.  Puedes intentar convencer a la gente a tu alrededor (como algunos de los personajes de la película lo intentan), pero tú no decides por todos.

Por eso la resolución de esa secuencia de la película es tan genial.  Y por eso el Joker reacciona como reacciona.  Eso es teoría de juegos en acción.

'11 Responses to “La genialidad del Joker (1)”'
  1. […] simple le llaman el dilema del prisionero y tiene un montón de aplicaciones.  Por ejemplo, como cuando el Joker le pide a dos grupos de personas que decidan a quién volará en pedazos. (Si les parece que a ese post le falta un par de gráficos es porque en su versión original los […]

  2. Jorge dice:

    El equilibrio de Nash sería la detonación inmediata de ambos ferrys..

  3. […] La teoría de juegos es esa parte de la microeconomía que trata de modelar el comportamiento de la gente sobre la base de que no siemrpe somos racionales y de que tomamos decisiones sobre lo que creemos que va a hacer alguien más.  Alguna vez lo comenté aplicándolo a la campaña municipal del año pasado.  Y una vez me mandé todo un rollo aplicando el dilema del prisionero al final de Batman: The Dark Knight. […]

  4. Mildemonios dice:

    Galled: Por qué dices que sería un punto flaco? No entiendo.

  5. Galled dice:

    No creo que sea un punto flaco. Es una escena con mucha tensión y que se resuelve de manera contraria a lo que esperaba el joker (y a muchos espectadores apresurados).

  6. […] Esto, en su versión más simple, es llamado “dilema del prisionero”.  Y tiene muchísimas aplicaciones.  Por ejemplo, si alguno de ustedes ha visto Batman: The Dark Knight, pudo apreciar un ejemplo genial en la secuencia de los botes.  Aquí lo explico en un post de hace tiempo. […]

  7. Dario Meneses dice:

    Durante esa secuencia, no podía dejar de pensar en el Experimento de Milgram . Claro que en este caso estaría mediado por la psicología social del grupo de pasajeros. De todos modos, por lo demostrado en el experimento, a mí no me cabía duda que no pasarían cinco minutos sin que uno de los ferris explote. Y por eso el desenlace de esa secuencia me pareció el punto más flaco de la película.

  8. LuchinG dice:

    A mí me gustó la película, pero en realidad el experimento fue la parte más debil de ella. Ningún padre de familia con hijos a bordo habría dudado un segundo en apretar el botón; ningún criminal peligroso (se supone que por que eran criminales sumamente peligrosos los estaban evacuiando primero) habría dudado un segundo en apretar el botón. Si el experimento fuera con padres de familia en ambos ferries, habría sido más interesante.

  9. proyectois dice:

    ooohhh, como para dummies

  10. Raul dice:

    hola.. no vi la peli y no creo que deba ser tirado la ventana.. en todo caso, tu descripcion de la escena es muy buena, como para bruto!!!

    El asunto aqui es el gran dilema del prisionero que debe haber nacido en el Peru (de eso no tengo ni la menor duda)… he derramado unas lagrimas recordando clases y ejemplos “practicos” del dilema del prisionero.

    Muy buen post y solo discrepo en una parte… “no sería chévere seguir con tu vida sabiendo que para eso tuviste que volar en pedacitos a otros cien causas”.. yo si seguiria feliz =)

    saludos

  11. dimas99 dice:

    Interesante la propuesta pues se aplica a las bases de la dominación junto con el ardid nazi de poner en el puesto de vigilante a uno de los prisioneros. El personaje de Guasón es genial en muchos otros pasajes de la película, en la que tanto Batman como el personaje del jefe de policía son meros teloneros. Saludos.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031