Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El presidente que quiso ser blogger (5)

Articulo

agosto 9th, 2010UncategorizedMildemonios 2 Comments

En estos días algunos se han tomado la molestia de recordar que hace dos décads fue ese día en el que el entonces primer ministro salió en la televisión, nos anunció que nuestro dinero no valdría nada y luego invocó a que el supremo nos ayude.  Como quien acepta que la ayuda no vendría del Ejectuvo, supongo.  Y si bien prefiero que me ampayen en peleas de perros antes que defender la dictadura de Fujimori, este específico pasaje de la historia está siendo mal interpretado por algunos.

No es casualidad que Fujimori ganara las elecciones negando que aplicaría un shock como el que proponía Vargas Llosa para ordenar la casa después del desastroso régimen de Alan García v1.0. para después ir y hacer exactamente eso.  Hasta donde tengo entendido no había otra opción.  La hiper inflación había llevado a la economía peruana a niveles ridículos que cuando los cuento a amigos extranjeros nunca me creen.  La columna del amigo Alvarez Rodrich, por ejemplo, habla de vendedores ambulantes que no te vendían cigarrillos no porque no los tuvieran, sino porque los precios cambiaban tan rápido que ya no sabían a cuánto venderlos.

Primero, la hiper inflación no cayó del cielo.  Fue consecuencia de una serie de medidas irresponsables por parte del gobierno de Alan García v1.0.  Aquí es importante aprender las lecciones para no meter la pata de nuevo.  Básicamente se reduce a lo siguiente: Un Estado no puede gastar más dinero del que tiene.  O bueno, sí puede, endeudándose.  Pero si se va a endeudar, hay un límite a cuánto se puede endeudar.  Luego de eso se está corriendo el riesgo de que las cuentas macroeconómicas no cuadren y se tenga que recurrir a recursos desesperados para pagarle el sueldo al portero del ministerio o al chofer del contralor. ¿No me creen? Pregúntenle a Grecia hace unos meses.

Claro, Alan García v1.0 encontró la solución a todos los problemas sociales y económicos del Perú cargándolo a la cuenta del gobierno. ¿Mucho desempleo? No importa, que el Estado sobrecontrate gente. ¿Que el pan está muy caro? No importa, que el Estado subsidie el pan.  Todo eso iba acumulando un presupuesto que el Estado no tenía.  Así que la hiper inflación y sus consecuencias no deben ser asignadas a Fujimori.  Ok, él es culpable de otras cosas.  Y está bien que esté en la cárcel.  Pero al césar lo que es del césar.  La hiper inflación es hijito de Alan.

Segundo, ¿por qué la hiper inflación es un problema tan grave? Porque en una economía se necesita algo de estabilidad para que las cosas funcionen.  Si había tanta inestabilidad que tenía que pagar mi café antes de tomarlo, porque al final costaba más -y lo que era peor… un precio que no había forma de predecir-, todo se hace más incierto.

Ése era el verdadero problema.  Hay algunos analistas que dicen que qué problema con la hiper inflación.  Si los precios suben en 200% al día, pero mi sueldo sube igual, al final de la semana puedo comprar la misma cantidad de cosas que al comienzo de la misma.  Entonces no habría habido necesidad para el fuji shock y los costos sociales que éste trajo.

Pero es mucho más que eso.  No solamente los precios suben, sino que no se sabe cuánto.  Y en economía tener las variables macroeconómicas tan poco consistentes es de lo peor, porque no se pueden hacer proyecciones o planear nada.  No puedo contratar gente, no puedo invertir en un carrito nuevo, etc, etc.  Éste es el contexto en el que se comienzan a aplicar las reformas de Fujimori, como lo describe este texto, de donde he sacado el gráfico que acompaña a este post.

Que después Fujimori terminara haciendo todo lo que ahora sabemos que hizo, todo eso es cierto y es sancionable.  Pero no olvidemos nunca -NUNCA- que la cama se la armó el presidente anterior a él, que hizo una labor tan deficiente en el manejo de la economía.  Y tengamos cuidado de jamás andar sugiriendo las mismas medidas otra vez.  Una hiper inflación es suficiente.

Haz click en el banner para votar.  Tienes que tener un email válido para confirmar tu voto.

'2 Responses to “El presidente que quiso ser blogger (5)”'
  1. Renatiux dice:

    De acuerdo 100%. Yo nunco lo he olvidado, especialmente el hacer colas para la harina, el gas, etc. Supongo que tu eras un bebe de pecho en aquellas tiempos o apenas un niño, no creo lo recuerdes.
    Y es cierto, era obvio para la gente pensante que la única salida era el “shock” que astutamente Fujimori combatió en la campaña, satanizando a Vargas Llosa (ojala alguien tuviera grabado esos spots de entonces).
    Si la hiperinflación es hijito de Alan v1.0, ¿son los conflictos sociales hijos de Alan v2.0?

    • Mildemonios dice:

      Renatiux: No soy tan chibolo. Yo también hice mis colas a finales de los ochentas para comprar pan y azúcar. Tengo una amiga que conoció a su mejor amiga de toda la vida en la cola que hacía todos los días en la panadería. Qué mejor forma de iniciar una amistad eterna, que haciendo una interminable cola juntos?

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930