Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El crecimientos economico despues de todo (6): El paquete reactivador una vez mas

Articulo

El crecimientos economico despues de todo (6): El paquete reactivador una vez mas

Mucho se habla acerca de la desaceleración de la economía peruana.  Que en años pasados crecimos como montados en un cohete y que ahora estamos en problemas.  Y sí, es cierto, la economía se ha desacelerado y es preocupante y el gobierno pudo haberlo evitado tomando acciones antes.  Pero tampoco es el apocalipsis.  Lo importante aquí es no perder la calma y aprender de la experiencia para no volver a caer en la misma la próxima vez.  Basta darle un vistazo a las estadísticas oficiales para notar lo siguiente.

Primero, que efectivamente el crecimiento económico del país había venido cayendo desde el año pasado.  Cada mes el crecimiento era menor y menor, pero nunca llegó a ser negativo.  O sea, nunca decrecimos.  En junio del 2014 llegó a su variación más baja.  Desde entonces ha estado creciendo de a poquitos cada vez mayores.  Pero ojo, esta variación mensual es terriblemente chiquita.  Justifica la preocupación, pero no es para arrojarse por la ventana.  Segundo, que los esfuerzos del gobierno por convencernos de que no hay que desesperar no están rindiendo resultados.  O que, por lo menos, cada vez que rinde un resultado, algo viene y se lo baja.  Esto es relevante, porque en economía las expectativas son muy importantes.  Tercero, que indiscutiblemente el gobierno pudo tomar cartas en el asunto antes y no lo hizo.  Y que las cosas serían distintas si lo hubiese hecho.

En este contexto, el ministro de economía Segura anuncia un cuarto paquete reactivador.  Ok, ¿cuarto? O sea, después de un primer paquete, hizo falta un segundo paquete y después un tercer paquete y después un cuarto paquete. ¿Y así quieren que les creamos que las cosas están bajo control? Si uno revisa los contenidos específicos de los paquetes notará que son tres juegos de medidas que las van combinando: 1. Reformas que se habían reclamado desde hace tiempo y que tendrán impacto al muy largo plazo, pero que eran cosas que eventualmente se tenían que hacer. 2. Impulsos de corto plazo, cuyo efecto se diluye rápidamente. 3. Anuncios de grandes inyecciones de recursos públicos a la economía (inversiones en obras públicas, por ejemplo).

En esta ocasión tenemos cuatro medidas: Una que inyecta un impulso de corto plazo y tres que no son más que pedazos de reformas más grandes que el sector privado espera hace años.

Tomemos, por ejemplo, la decisión de reducir a cero los aranceles para la importación de insumos.  Es decir, a partir de ahora -si es que se aprueba la medida en el Congreso-, importar cualquier cosa que pueda ser considerada un material que usará una empresa dentro del Perú para producir algo más, no pagará impuestos a su importación.  Esto suena como una gran ayuda y de hecho, lo es.  Sin embargo, en realidad es parte de un proceso de largo plazo que se inició hace años y que busca seguir reduciendo esos aranceles lo más posible.

Ahora, hay gente que en el gobierno de Toledo predecía la total y completa destrucción de la industria nacional como consecuencia de precisamente esto: La idea era que como se quiere promover que los peruanos consumamos productos hechos por peruanos, se clavaba un impuesto a la importación de esos mismos productos hechos en el extranjero y así se les hacía más caros.  A los peruanos no nos quedaba otra opción que consumir el producto hecho en el Perú.

"Eh... ¿Quiere eso decir que hice una cosa bien, por lo menos?"

“Eh… ¿Quiere eso decir que hice una cosa bien, por lo menos? ¡Abran el whisky para celebrar!”

El problema es que haces eso genera por lo menos dos consecuencias negativas: 1. El país que te está vendiendo las cosas suele reaccionar, haciendo más difícil exportar productos peruanos a ese país.  Con esto se afecta a las empresas exportadoras. 2. Las empresas peruanas ya no se tienen que esforzar en hacer un buen producto, porque ahora la población peruana no tiene otra opción que consumir su cachibache.  Este detalle en particular explica por qué mi generación jugaba con juguetes que se caían a pedazos: Importar juguetes del extranjero era demasiado caro (a menos que tengas un tío que viaje a Estados Unidos con cierta regularidad) y las imitaciones mal hechas que se producían aquí daban pena.

En ese sentido, eliminar los aranceles a la importación de insumos es genial y tendrá un efecto positivo en el largo plazo… Pero era en realidad una medida inevitable en el tiempo.  Si no lo hacían ahora, lo harían en unos meses.  O en el siguiente gobierno, si es que no sale un candidato anti sistema.  En todo caso, es indiscutible que es el siguiente paso en un proceso que se inició hace muchos años.

Lo mismo se puede decir de la reducción de trámites y del régimen laboral especial para jóvenes.  Son buenas medidas y tendrán un impacto en el tiempo… Pero ambas vendrían eventualmente.  Como que se han colgado de la desaceleración para por fin hacerlo.  Y está bien, no me quejo.

Pero como que llamar a eso un paquete reactivador no es muy adecuado.

(Dibujito de arriba: http://jimnelsonart.blogspot.com/)

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30