Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El crecimiento economico despues de todo (8): El dinero que el Estado no puede usar

Articulo

El crecimiento economico despues de todo (8): El dinero que el Estado no puede usar

En un post anterior estaba comentando lo que proponía Keynes que se debía hacer en circunstancias específicas para reactivar la economía.  Esto en el contexto en el que algunos desubicados hoy en día piden más gasto público cualquiera alegando que así se hace frente a la crisis.  Y la cosa no es tan simple.  Si se trata de reactivar una economía, lo primero que se tiene que quedar claro es que lo que sea que se va a hacer es temporal.  O sea, como cuando le aplicas electroshock a un paciente.  Inyectas los recursos de alguna manera y después ligó o no ligó.  Pero no te puedes pasar años inyectando el dinero esperando que se reactive de esa manera.  En ese caso, el problema se va a solucionar de alguna otra manera.

Pero antes, hay que dejar en claro que el dinero no sobra.  No, en serio.  Yo sé que quizás vengas de una familia en la que se crea que el Estado debe pagar por todo y asumir toda clase de compromisos, pero la horrible realidad es que el Estado no tiene dinero para hacer todo lo que quisiese.  Si no velamos para que se mantenga un equilibrio entre lo que el Estado recauda y lo que usa, nos puede volver a pasar lo que sucedió durante el primer gobierno de Alan García. ¿Cómo? ¿No sabías que alguna vez tuvimos un presidente llamado Alan García? Aquí su foto, para que lo ubiques.

Alguna vez tuvimos un presidente joven e impulsivo…

Por si alguien no recuerda bien qué fue lo que pasó en esa ocasión, fue algo así.  Para quedar bien con la población en un contexto algo difícil, el gobierno no tuvo mejor idea que constantemente estar anunciando “gracias”.  Por ejemplo, subsidios a las familias que tenían a un hijo estudiando en el extranjero, subsidios a los que exportaban, etc.  De hecho, el precio de la gasolina que pagaban los que llegaban a un grifo y llenaban el tanque de su cocho estaba fuertemente subsidiado, de tal manera que todos estaban felices, porque pagaban menos de lo que de verdad costaba. ¿Mucho desempleo? No importa, el Estado contrató mucha más gente de la que necesitaba.  Y mucha de ella no hacía prácticamente nada.  Historias de esas épocas abundan.

El caso es que todo eso se pagaba con dinero del Estado.  O sea, con lo que nosotros pagábamos en impuestos.  Pero como eso no alcanzaba, porque llegó a un punto en el que todas esas gracias eran mucho más de lo que el Estado podía financiar, incluso prestándose dinero de distintas fuentes, el gobierno de Alan García tuvo que comenzar a inventarse formas de hacer aparecer dinero, aun cuando esas formas le hacían daño a la economía a largo plazo.  Y entonces llegó el momento de presentar a la maquinita.

Eh… No, no me refería a esta maquinita.

Para hacerla corta, que imprimas dinero sin tener respaldo trae varias consecuencias negativas para un país.  Una de ellas es la hiperinflación. ¿Te acuerdas de la hiperinflación? Pues, entonces pregúntale a un tío o un abuelo.  Fue una etapa complicada de la historia del país.  Y lo que es peor, ese desorden fue el contexto en el que otro presidente, Alberto Fujimori, tuvo que aplicar un shock para ordenarlo todo de golpe.  Pero más sobre eso en otra ocasión.  Aquí lo importante es dejar en claro que un Estado tiene límites a cuánto puede estar gastando.  Y que el Perú ya debería de haber aprendido esa lección a la mala.  Si de nuevo caemos en la misma, nos merecemos la crisis que vendrá por ello.

(Dibujito de arriba: http://jimnelsonart.blogspot.com/)

'One Response to “El crecimiento economico despues de todo (8): El dinero que el Estado no puede usar”'
Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031