Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El circo parlamentario (33): Ya saben, recuperar ambientalmente un rio no cuesta

Articulo

julio 30th, 2013sector públicoMildemonios 4 Comments
El circo parlamentario (33): Ya saben, recuperar ambientalmente un rio no cuesta

El congreso está en uno de sus niveles más bajos de aprobación.  Pero nunca sabremos qué es lo que tenemos que hacer al respecto si es que rajamos de todos los congresistas como una sola gran masa única.  Lo que tenemos que hacer es identificar quiénes son los malos elementos y quiénes son rescatables.  Así, por ejemplo, en la siguiente elección trata de no votar por uno de los indeseables que nos ha hecho mucho daño en estos cinco años.  Porque votar por desconocidos es lo que nos anda llevando a un cada vez peor Poder Legislativo.

En un esfuerzo por aportar a que esa decisión sea más sencilla, he estado haciendo un repaso de los congresistas que tenemos ahora.  He estado yendo en orden alfabético y para cada congresista agarro un proyecto de ley al azar suyo y chequeo si hizo el esfuerzo de evaluar lo que le costará a la sociedad su proyecto.  El último post de esta serie es éste.  Recuerden que lo que estamos haciendo es ver lo que ponen en el análisis costo beneficio que se supone que deberían hacer para cada uno de sus proyectos de ley.  Y como estamos yendo en orden alfabético, los congresistas que tocan son los siguientes.

Gladys Condori, nacionalista.  Le ha estampado su nombre a 45 proyectos de ley durante la legislatura 2012 – 2013.  Una de su autoría es el Proyecto de ley que modifica los artículos 1°, 2°, 3°, 5°, 7° e incorpora los artículos 9° y 10° a la ley de elecciones de autoridades de municipalidades de centros poblados.  Aquí entre nos, odio cuando el nombre del proyecto de ley es tan descriptivo y tan poco explicativo como éste, en el que no te dice nada sobre lo que pretende el autor de la iniciativa (supongo que lo hacen al propósito).  En todo caso, el texto completo de este proyecto está en este enlace.  El análisis costo beneficio está en la última página y tiene apenas tres líneas.  Y eso, que de esas tres líneas dos son repetir el nombre del proyecto de ley.  Limpiando eso el análisis costo beneficio te queda en una línea, que a diferencia de otros proyectos que he comentado en posts anteriores, voy a reproducir: “El proyecto de ley no origina gasto para el Estado y propone la modificatoria (…) e incorpora (…) a la ley de (…)”.  Eso es todo.  Alucina.

Con respecto a este mamotreto:

1. Confunde gasto con costo.  Que su proyecto no le vaya a generar gasto al Estado podría ser chévere si es que fuese cierto.  Pero eso no es lo que le están preguntando a la congresista Condori.  Lo que le están preguntando es cuánto pierde la sociedad por su proyecto (en dinero o en lo que sea) y cuánto gana.  Y que lo compare.  Y que si los costos son menores que los beneficios, pues que el proyecto se haga.  Este análisis es una vaina y requiere de un conocimiento bastante complicado de técnicas de evaluación social, un curso que por lo menos cuando yo lo llevé en la universidad era bien difícil.  Pero nada.  La congresista Condori supera su obligación y simplemente nos brinda un línea en la que nos responde algo que no se le ha preguntado.

2. Lo peor de todo es que sí, pues, sí genera costo y sí genera gasto.  Si se compara con la ley que se está afectando (que pueden leer en este otro enlace), se podrá constatar no solo que la congresista Condori está generando gasto con su iniciativa, sino que le costaría al Estado un dineral.  Pero que aun así, no está dispuesta a aceptar que se genera un gasto, ni qué decir de un costo.  Ojo, no estamos aquí cuestionando que sus cambios sean buenos o malos, sino que cuestan y que debería decirlo.

Por ejemplo, impone que el JNE mande a alguien a cada uno de los procesos en cada uno de los centros poblados.  Y entenderán que centros poblados tienden a haber en zonas alejadas. ¿Quién va a pagar por el pasaje, por la estadía, por los viáticos? La naturaleza, aparentemente. ¡Y esto es apenas el primer cambio que propone! Sencillamente me aburre ir cambio por cambio, cuando el primero es arrolladoramente claro en dejar evidente que la congresista Condori no pierde mucho sueño que digamos con las consecuencias de sus iniciativas.

Jaladaza, pues.  Así, con roche.  Digamos un cero cinco.  Esta congresista nunca se molestó en averiguar de qué se trata su trabajo y que la sociedad humana existe en el tiempo.

María del Pilar Cordero, fujimorista.  Ella ha sido más modesta: Le ha estampado su nombre a apenas 21 iniciativas en la legislatura 2012 – 2013.  Una de su autoría es la ley que declara de necesidad y utilidad pública la recuperación ambiental del río Tumbes.  En este enlace está el texto completo, pero no hagan click aún.  Primero apelemos al sentido común.  Si te dicen que van a recuperar ambientalmente un río, piensas en tractores, en perforadoras, en obreros… En fin, en toda una gran operación, ¿no es cierto?  Y eso no es gratis, pues, ¿no? Alguien tiene que pagar por eso.  Ahora ve al análisis costo beneficio que ha hecho la congresista Cordero de esta iniciativa suya.  Está en la página 20.  Y como podrán adivinar, según la congresista Cordero nada de esto cuesta.

1. En un párrafo bastante entreverado, dice que no se genera costo, porque los desembolsos contarán con la opinión del MEF (¿y? ¿de cuándo aquí una opinión arroja ofertas?), pero que además estarán dentro de los presupuestos de las instituciones vinculadas a la iniciativa (o por lo menos, eso es lo que creo que dice).  Pero hey, cada institución decide si incurrir en el gasto o no, por lo tanto, el gasto no existe.  O algo así.

2. En el artículo 4, titulado convenientemente “financiamiento”, dice que las instituciones relacionadas están autorizadas para gestionar recursos de la cooperación internacional, el endeudamiento externo o el tesoro público.  No obstante, en el análisis costo beneficio dijo que no habría costo alguno para el Estado. ¿Entonces?

En defensa de la congresista Cordero, ella no alega que no haya costo, como es el caso con otros congresistas.  Lo que ella dice es que no sabe cuánto será (mal, pues… es tu chamba saberlo) y que por último no importa, por una serie de razones (peor, todavía).  Así que digamos que no peca de mala intención, sino de no saber cómo funciona este juego de la presentación de proyectos de ley.  Jalada.

Victor Crisólogo, de Perú Posible.  Su nombre está en 42 proyectos de ley.  Uno que se supone que él escribió es el Proyecto de ley que modifica el artículo 69-A de la Ley de Tributación Municipal y regula la publicación de Ordenanzas que aprueban los montos de tasas por arbitrios.  El texto completo está en este enlace.  Y dado que se trata de alteraciones a un texto previo, aquí les enlazo también la Ley de tributación municipal, para que chequeen lo que el congresista Crisólogo está queriendo modificar.

1. Confunde costo con gasto.  Pero curiosamente sí reconoce los beneficios abstractos de su iniciativa.  O sea, le falla la capacidad de abstracción para identificar costos, pero le funciona a la perfección para identificar beneficios.  Qué curioso.

2. Si se fijan, el aporte del congresista Crisólogo requiere que las municipalidades publiquen algo en un portal.  Yo no sé si es necesario y supongo que lo es.  Nuevamente, aquí nadie está juzgando que su norma sea buena o mala.  El caso es que cuesta implementarla: Hay que hacer el esfuerzo de agarrar algo y postearlo en un espacio en internet, el cual no necesariamente existe (el mismo texto tipifica la situación en la que una municipalidad no tiene portal para publicar esta información).  En ese sentido, sí hay un costo, aunque sea chiquito (no como la titánica labor de la recuperación ambiental de un río, pero sí hay un costo asociado).

Así que usted también está jalado, señor congresista Crisólogo.  Aunque no por mucho, porque tu norma no se tumba presupuestos, como otras.

(Dibujito de arriba: http://sketchadventure.blogspot.com/)

'4 Responses to “El circo parlamentario (33): Ya saben, recuperar ambientalmente un rio no cuesta”'
  1. […] de sus proyectos.  Lo que estoy haciendo es chequear si lo hicieron y si lo hicieron bien.  El último post de esta serie fue éste. […]

  2. […] A ver, sigamos con esto.  En un momento en el que pareciera que el Congreso no puede caer más bajo hay que aceptar su maravillosa capacidad para volvernos a sorprender con una pachotada nueva.  En ese sentido, lo que he venido haciendo es ir congresista por congresista en orden alfabético evaluando un proyecto de ley al azar escrito por él para determinar si le importa el costo que le genera a la sociedad con su iniciativa.  Recuerden, por ley cada congresista tiene que hacer un evaluación costo beneficio de sus proyectos.  Lo que estoy haciendo es chequear si lo hicieron y si lo hicieron bien.  El último post de esta serie fue éste. […]

  3. Marco dice:

    La verdad parece que los congresistas no tuviesen asesores. Los asesores deberían en todo caso tener experiencia previa en la presentación de proyectos de ley y cumplimiento de aspectos formales que si son necesarios.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031