Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El 2014 tampoco es electoral (3): Tres confusiones sobre las encuestadoras

Articulo

septiembre 17th, 2014políticaMildemonios 3 Comments
El 2014 tampoco es electoral (3): Tres confusiones sobre las encuestadoras

Cada vez que hay elecciones pasa lo mismo.  Las encuestadoras salen a hacer lo suyo y de inmediato todos los que leen en ellas cifras que no les gustan salen a atacarlas.  Las críticas tienden a ser las mismas: Que nunca le atinan, que en tal elección predijeron tal cosa que no sucedió, que sus resultados están a la venta al mejor postor, etc, etc.  Un detalle que se le escapa a todos es que las encuestadoras arrojan información que ya tú usas como mejor veas conveniente.  Puedes desecharla sin darle atención, como varios hacen, si quieres.  O puedes creértela enterita, como hacen otros.  O puedes tomarla con pinzas, que es lo que hace Nate Silver, el maestro en la materia en Estados Unidos.  No, él no hace encuestas, sino que usa información recogida por otros y las corrige sabiendo previamente el sesgo que suelen tener.  Al final su proyección corregida es más confiable que la encuesta por sí sola.  No obstante, para hacer eso en el Perú tendrías que ser tres veces más capo que Nate Silver, porque aquí la cosa es distinta.  En este post lo comenté alguna vez.

Aquí en el Perú tenemos un manojo de encuestadoras, algunas de las cuales son más confiables que otras.  Insisto, si quieres creer que todas las encuestadoras están vendidas y no hay que tomarlas en cuenta para nada y solo existen para manipular, pucha, ni modo.  No les prestes atención.  Pero la verdad es que hay gente que necesita aproximaciones a los resultados de las elecciones.  Y para ellos están estas encuestadoras.

Pero pasemos a las confusiones que hay con respecto a qué es lo que hacen las encuestadoras y para qué existen.  De ahí en otro post pienso hablar específicamente de cuál es más confiable en qué, pero aquí definamos el terreno primero.

Comencemos por definir el objetivo.  Según la web oficial de la ONPE, los resultados oficiales de las elecciones municipales del 2010 arrojaron un 38.4% para Susana Villarán y un 37.6% para Lourdes Flores.  Los demás candidatos ni los menciono porque estaban bien lejos.  Ahora, éste es el resultado de un proceso que se inicia meses antes e incluye declaraciones, debates, marchas, discursos, etc, etc.  Si esta elección se hubiese hecho un mes antes, el resultado hubiera sido otro.

base_image

No es que sea muy anti-susanista que digamos, pero no me pueden negar que este meme está bueno.

Y ahí reside la primera confusión.  Las encuestas de meses antes reflejan la intención de voto de la gente en ese momento.  Y la intención de voto de la gente va cambiando.  Esta semana escuchaba a un oyente de Radio Capital pidiéndole a Juan Carlos Tafur que rinda cuentas por cómo estas cifras se mueven conforme van pasando los meses.  Obvio, pues.  Porque desde que se inicia la campaña hasta que son las elecciones, van saliendo denuncias y metidas de pata y videclips en youtube y todo eso va alterando las inclinaciones de la gente.  Y justamente para ir viendo a quién le está ligando y qué tengo que hacer para alcanzar a los demás es que las encuestas son útiles.

Digo, útiles para los que las saben usar.

Ahí está una segunda confusión.  Aquí en el Perú estaremos acostumbrados a campañas improvisadas sin un norte o con mensajes contradictorios o con refritos traídos de otros países, pero la verdad es que en el mundo la comunicación política es una ciencia para la cual tienes que afinar las cosas conforme vas avanzando.  Y no, no es cierto que el Perú es especial y por eso aquí no funcionan los criterios básicos de toda campaña política.  Eso es floro.

Aquí  la prueba de que eso es floro: En la última elección presidencial la única campaña con un comunicador político profesional de trayectoria a cargo de las cosas era la de Ollanta Humala con Luis Favre, quien demostró nuevamente que sabe lo que hace en la campaña de la revocatoria y que aplicó todos los principios básicos de una campaña política bien armada.  Esto, por supuesto, no es motivo para que partidos establecidos como el PPC vean la luz y decidan conseguirse alguien que le haga la batalla.  No, ellos están felices perdiendo elecciones con siempre la misma fórmula y creyendo que eso no es necesario.  Cualquiera diría que de eso viven.

Pucha. Es que si ponía el meme de Susana, tenía que poner éste. Por eso del karma.

Pucha. Es que si ponía el meme de Susana, tenía que poner éste. Por eso del karma.

En todo caso, volviendo al punto, la información imperfecta que arrojan las encuestas antes de las elecciones -y que años después tú ves que no le atinaron- le sirvieron al que las sabe leer para ir afinando la campaña y alterar los resultados finales.

Finalmente, una tercera confusión es pensar que las encuestadoras buscan dar el anillo al dedo.  Y no, ése no es el caso.  Las encuestadoras buscan estimar estadísticamente la situación del momento.  No hay que olvidar que es fundamentalmente imposible obtener una fotografía exacta e indudable de cuál es la intención de voto de la población en un momento dado, porque eso sería demasiado costoso.  Y toda proyección estadística implica la definición de criterios, de supuestos.  Se supone que por eso los resultados de las encuestadoras no coinciden entre sí, porque cada encuestadora aplica criterios distintos.

Con respecto a esto, chequeen esta entrevista que le hice hace como un año a Hernán Chaparro de GfK.  Ojo que él es alguien que salió de Apoyo Opinión y Mercado para poner su propia empresa y que luego se asoció con una internacional para terminar siendo la cabeza de GfK.  Así que en la práctica ha visto cómo funcionan las grandes para decidir cómo hacer que funcione la que dirige.  Arranca a comentar específicamente esto a partir del minuto 2:20.

De hecho, en el minuto 7:30 comenzamos a hablar sobre las encuestas políticas de intenciones de voto y qué hacer frente a encuestadoras que publican cifras poco reales.  También comenta el principal problema de pasar de ser una encuestadora comercial a comenzar a hacer encuestas de corte político.

Aquí quizás viene la parte más interesante.  Para muchos es evidente que algunas encuestadoras tienen un fuerte sesgo por tal o cual partido.  Y quizás tengan razón.  Pero en otros casos sus resultados se diferencian porque los supuestos que usan para sus estimaciones son distintos.  Más sobre esto en otro post, que éste ya me salió bien largo.

(Dibujito de arriba: http://www.paolopuggioni.com/)

'3 Responses to “El 2014 tampoco es electoral (3): Tres confusiones sobre las encuestadoras”'
  1. […] por ahí diciendo que todas están vendidas.  Pero por lo menos hazlo con algo de fundamento.  En este post mencioné tres mitos que existen con respecto a ellas.  Y en este otro expliqué lo importante que […]

  2. […]  Pero si quieres rajar de las encuestadoras, mejor aclara primero tres confusiones que comento en este post. […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031