Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La educacion primero (4)

Articulo

diciembre 17th, 2009UncategorizedMildemonios 12 Comments

atencion-taxistas-e-inversionistas-programa-chevitaxi_280c13362ae_3

El Ejecutivo sacó su norma por la cual suspende la autorización de funcionamiento a nuevas universidades por el nada creíble lapso de 18 meses y de inmediato alguna otra cosa nos hizo desviar la atención a otros temas.  No obstante, varios de los comentarios que recibí al último post que escribí sobre esto me parece que hacen pertinente ahondar un poco más en el asunto.

Lo que dice la norma es que se suspende la creación de nuevas universidades o filiales.  En ese tiempo, se supone que el Consejo de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad de la Educación Superior (CONEAU) establecerá los estándares de calidad que deberán cumplir todas las universidades.  Mi primera pregunta va seguir siendo: Si la solución es tener un proceso de evaluación, acreditación y certificación de calidad, ¿por qué no establece cuanto antes para todas (nuevas y viejas), en vez de bloquear la entrada de nuevas? Y mi segunda pregunta sería: ¿Cómo ha estado funcionando el asunto hasta ahora, entonces? ¿Quién es el que no ha estado haciendo su trabajo y no ha estado acreditando, certificando y evaluando?

La legislación al respecto es un poco complicada.  En este documento de la UNESCO se hace un repaso histórico y un análisis de la situación actual.  En la página 34 podrán ver los tijerazos que le metió Fujimori al asunto.  Por ejemplo, el bachillerato automático para “promover el empleo” (¿lo promovió? ¿o al contrario, maleó el mercado con gente ligeramente mal preparada porque no había hecho tesis?).  Pero además, gracias al empujoncito de Boloña, lograron definir a las universidades privadas como empresas privadas, con un set de reglas algo distintas a las que tenían antes.

Entonces.  El problema a suspender la entrada de nuevos jugadores al mercado hoy es un asunto microeconómico basiquísimo.  Según la norma que data del gobierno de Fujimori, el mercado de la educación superior es un mercado competitivo, en el que se espera que por fuerzas del mercado, las mejores universidades sobresaldrán y las malas quedarán evidenciadas como tales y desaparecerán.  Lamentablemente las universidades no son empresas en su definición más primigenia.  Aunque los amigos de las cadenas de universidades internacionales pataleen, hay dos detalles que hacen que haya que regularlas estrictamente.

El primero es que el servicio de una universidad trae cola.  A eso los economistas llaman externalidades.  Si la universidad hace bien su trabajo, no solamente gana el alumno -en el sentido de que se educó y sale como buen profesional que puede aspirar a un buen trabajo- y la universidad -en el sentido que cobró una mensualidad por un tiempo definido-, sino además la sociedad.  El país entero se beneficia de tener buenos profesionales.  A eso le llamamos externalidad positiva.

Y el caso contrario también se da.  Si tenemos decenas de malas universidades haciendo mal su trabajo, ahí la universidad mala no solamente está estafando al alumno, sino que además le causa un daño a la sociedad.  Generaciones de jóvenes peruanos salen al mercado laboral mal preparados.  Y luego se frustran y se sienten estafados no por la universidad, que le metió el cuentazo de que eso es lo que necesita y nada más.  Sino con la sociedad.  Y justamente, porque la sociedad debió velar para que no lo estafaran de esa manera.

Aquí entra el segundo punto. El mercado de la educación superior contiene información asimétrica.  Es decir, las universidades saben más que uno sobre el negocio.  Si yo me inscribo para estudiar cualquier carrera en una universidad, me harán llevar una serie de cursos decididos por ellos. ¿Quién dice que necesito esos cursos? El rectorado o no lo sé.  Se decidió allá adentro.  Y yo tengo que confiar en que su decisión fue tomada con información adecuada y con los intereses correctos.  Porque yo no soy pedagogo, ni técnico en educación ni nada de eso.  Esto hace que sea de interés de la sociedad revisar qué es lo que se le está enseñando a los universitarios y que se esté haciendo de manera adecuada.

Además, en Microeconomía 101 le enseñan a uno que la competencia tiene una serie de supuestos.  Si uno de esos supuestos no se cumple, pasa algo.  Depende de lo que no se cumpla para decir qué es lo que pasará.  Pero basta que uno de esos supuestos no se cumpla para que ya no estemos en una situación eficiente.  Oh, cuáles son esos supuestos, dirá cualquiera que no ha llevado ni un solo curso de economía en ningún lado.  Aquí los amigos de GRADE se toman la molestia de hacer un repaso del tema y los enumeran al comienzo de esta presentación.  Chequeen solamente las dos primeras páginas.  Lo que viene después es el floro matemático del tema.

El caso es que nunca se cumplirán esos supuestos si se deja a las universidades por su cuenta.  Entonces, la autoridad tiene que intervenir a regular.  Pero la idea es que entre a hacer algo con respecto a los supuestos que no se cumplen.  Si entra a bajarse un supuesto más (el número cuatro: Libre entrada y salida), entonces está haciendo más daño.

'12 Responses to “La educacion primero (4)”'
  1. […] una de las muchas universidades improvisadas que tenemos pululando por ahí y que gracias a una brillante norma reciente no tienen por qué mejorar… pues se ha paralizado el ingreso de nuevas universidades a la […]

  2. Es decir, las universidades saben más que uno sobre el negocio. Si yo me inscribo para estudiar cualquier carrera en una universidad, me harán llevar una serie de cursos decididos por ellos. ¿Quién dice que necesito esos cursos? El rectorado o no lo sé…

    Las universidades son autónomas, así que no puedes ir a decirles qué enseñar. Fuera de eso, cada una responde a necesidades específicas de sus regiones. No es lo mismo estudiar Derecho en Tacna, porque su orientación va más al Derecho comercial y tributario que otra cosa, a estudiar, digamos, en la U. de Lima, que prácticamente se dedica a formar Fiscales y abogados litigantes. Realidades muy distintas hacen que los profesionales sean diferentes. ¿Es lo ideal? Probablemente no… El que se esté respondiendo a una necesidad actual (digamos, se crea una nueva carrera ante la falta de profesionales) hace que dicha necesidad se cubra recién en un mínimo de 5 ó 6 años. Se supone que las universidades son el motor de las sociedades, generan conocimiento e innovación. Pero ninguna universidad del país mira hacia el futuro actualmente. Las Nacionales son tan tradicionales, burócratas e “intocables” (porque, al final, serán el bodrio más grande que existe pero igual van a recibir su presupuesto al año siguiente) que les importa un verdadero pepino el cambiar en algo su situación. ¿Para qué?¿Acaso algo las amenaza? Y las privadas están tan preocupadas por sobrevivir a la agresiva competencia, que buscan más y más maneras de ganar plata… (todavía no puedo creer que la inscripción para postular a un postgrado en Hardvard o el MIT en usa cueste 70 dólares, y a la PUCP cueste 600 soles ¬¬) Solo basta ver la cantidad de cursos de actualización para sacar el Bachillerato (ni siquiera el título O_o) que abundan x todos lados. La gran mayoría de Universidades se preocupa en muchas cosas, menos en el aspecto que realmente importa. Sí, hay profesionales exitosos, gente valiosa que puede enseñar mucho a las futuras generaciones, pero el foco de los “líderes” no está ahí. El CONEAU no es más de un grupo de amigos preocupados por sus bolsillos… desde que se creó se le pide que revise el caso de las filiales, y se cree un mecanismo de supervisión a las Universidades nuevas y algo “dudosas”… y ¿Qué ha hecho? o, mejor dicho ¿Por qué no ha hecho nadaaa…?

    Anyway. Mucho raje tampoco nos lleva a ningún lado. Tener buenos profesionales es primordial si queremos crecer como se debe… Y eso pasa por técnicos también, no solo Universidades.

    • Mildemonios dice:

      Laura: No te lo discuto. Pero eso es algo que se puede trabajar. En otros países la opción técnica está totalmente aceptada socialmente. E incluso te puede permitir ganar más que si vas a la universidad.

      Richard: No has leído bien el post, no? Eso sucede porque el mercado no es de competencia perfecta. Hay que regularlo. Pero la propuesta no plantea solucionar las fallas de mercado que tiene… sino que crea artificialmente una nueva.

      Sonia: Anotado. Buenas indicaciones.

      JC: Totalmente de acuerdo en que necesitamos mejores universidades descentralizadas. Pero por si acaso, sí hay exigencias mínimas para las carreras. Y si el sistema actual no es efectivo para obligar a las universidades actuales a cumplirlas, algo anda mal. Y prohibir el ingreso de nuevas universidades no hace aboslutamente nada para corregir eso.

  3. Sonia dice:

    Otra cosa Hans. A qué te refieres con un sistema de acreditación “duro”? Me suena a obligar a todos a q pasen por el proceso de acreditación. Ojo que la idea de los sistemas de aseguramiento de la calidad es q “promuevan” la calidad, no q obliguen ni sancionen. Lo esperable es que al contar con modelos de calidad sólidos y confiables la demanda por buena educación sea tan fuerte que las universidades se pongan las pilas para acreditar sí o sí. Además es un proceso constante, las universidades tiene que volver a acreditar (depende de las condiciones en las q se encuentre) cada 2, 3, 5 ó 7 años. Y las q no lo logren simplemente mueran en el camino. Eso no sucede ahora como dice Richard porque no hay contraparte, las pocas buenas universidades que hay cuestan un ojo de la cara.
    En mi opinión lo q debe hacer el Estado es fortalecer al sistema universitario público. Aprender de las instituciones privadas q están siendo acreditadas ahora.

  4. Sonia dice:

    Esta norma tal como está es bastante incompleta, puesto que no ataca los puntos clave para mejorar la calidad. Podría ser buena si es que se toma la decisión de hacer bien las cosas y elaborar buenos estándares.
    Por un lado se puede aprovechar la oportunidad de mejorar el modelo de calidad (criterios y estándares) ya elaborado por el Coneau, además de reforzar su equipo q es bastante misio en calidad y cantidad. Lo bueno es q es un sistema q recién está naciendo y si en él está la gente correcta (léase expertos) se puede armar un sistema de aseguramiento de la calidad bastante fuerte.
    Otro punto q está ausente en la norma y en el discurso de los gobernantes es el tema de las responsabilidades. Conafu y la ANR han hecho y desecho a su regalado antojo el sistema universitario, mucho de lo que padecemos hoy-bajísima calidad, redes de corrupción, etc.- es por culpa de ellos y ninguna de las medidas anunciadas trata de reestructurar estas instituciones o mínimamente auditarlas. Que asuman su responsabilidad!

  5. Richard dice:

    En una libre competencia de mercado, los malos productos o servicios están condenados a desaparecer por falta de demanda ¿suena lógico, no?

    En el caso de las universidades no parece suceder esto, al contrario, son las de más baja calidad (y garantías) las que reciben más estudiantes (este es un tema moral más que económico)

    El CONEAU inicia sus funciones en noviembre 2007, antes de esa fecha no existía en el país normativa alguna sobre el control de la calidad universitaria.

    Insisto, si estando en un bote queremos tapar las filtraciones de agua, debemos asegurarnos primero que no aparezcan nuevas, sino, no terminaremos hundiéndonos.

  6. Laura dice:

    Mmmm…el tema de los técnicos que necesitamos es todo un temón. Es como para meterse de lleno solo en eso. El “prestigio” de la universidad es uno que sitúa a los institutos técnicos o técnico-pedagógicos como la última posibilidad si deseas ser “exitoso”. Ahora bien, la realidad de estos institutos en el Perú tampoco es muy afortunada así que, por ambos lados (imaginario social y realidad) estamos hasta las caihuas. De hecho, mi último post toca de refilón lo de las universidades como “el espacio que te permitirá ser exitoso”.

  7. servidor dice:

    Ah y off topic: en blogspot puedo suscribirme a los comentarios para cada post ¿cómo le hago en lamula?
    Saludos.

    • Mildemonios dice:

      Laura: Es que el tema es simple. Necesitamos un sistema de acreditación duro. Y en ese proceso tenemos que aceptar que no todos podemos ir a la universidad. Por ejemplo, hay estudios que muestran que lo que el país necesita no son más abogados y contadores, sino técnicos. Eso es una discusión relacionada que eventualmente también tenemos que tener.

      Renatiux: Pucha que estoy de malas con los links. Lo arreglo al toque.

      Servidor: Has tenido una excelente idea. Lo voy a twittear a ver qué pasa. Sobre lo del blogspot, no tengo la menor idea. Es más, ni siquiera sé a lo que te refieres.

  8. servidor dice:

    ¿Qué tal algo como adopta una propuesta (ley, proyecto de ley, intención, qué se yo) del gobierno para hacerle seguimiento?
    Digo.

  9. Renatiux dice:

    Buen post, en especial para los que sabemos poco o nada de economía y como aplicarla a esta noticia.
    El link “esta presentación” no funciona porque sobra un “.” al final del mismo.

  10. Laura dice:

    ¡Es que ahora en este post lo dejas todo clarísimo!
    Estoy de acuerdo contigo, ahora bien, sí hay un punto que quiero que me contestes.

    Los encargados de establecer los estándares de calidad educativa y el sistema de acreditación están haciendo mal (o no haciendo…a veces me parece exactamente lo mismo) su trabajo. Ok.Shame…que se les sancione, que se cambie la fórmula que, como tú propones, se aplique un buen sistema de acreditación y estándares y se vele por que las universidades que existen lo cumplan si no…shush! que se cierren.

    Peeeeero…siendo totalmente lógicos, ¿si no se logra hacer con las universidades que existen algo te garantiza que se pueda con las que podrían empezar a funcionar? Porque, ojo, además de las filiales ilegales (que son un montononononón) hay una serie de universidades en proyecto esperando ser aprobadas. ¿No hay riesgo de que cures algunas existentes y por detrás se creen otras deficientes y círculo vicioso?

    Creo que ese es el riesgo, fuera de eso, la alternativa me parece simplemente una iniciativa sin impacto mientras no haya un plan integral.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031