Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La educacion primero (2)

Articulo

noviembre 24th, 2009UncategorizedMildemonios 8 Comments

28astro

A raíz de la vergüenza que dan los representantes de cierta universidad alada queda la duda de qué cuernos estamos haciendo con nuestra educación superior.  Como muchos lo están indicando, mucha culpa de la situación la tienen los amigos Fujimori y Boloña que promovieron una ley que liberalizó el mercado de la educación superior.  Varios años después queda clarísimo que fue un error.

Un primer aproximamiento a la problemática la podemos tener en la última edición del informe anual del Foro Económico Mundial Global information technology report 2008 – 2009, en el que se muestra que estamos hasta el queso en la capacidad de asimilar nuevas tecnologías, ni qué decir de la capacidad de innovar tecnológicamente por nuestra cuenta.  Esto se debe en buena medida a que nuestras universidades dan pena.  Y la verdad es que pasan piola ante la opinión pública, porque la educación secundaria y primaria son otro horror y la atención por el momento está puesta en eso.  Pero eventualmente vamos a tener que preocuparnos por hacer algo con respecto a la ridícula situación de nuestras universidades.  Empezando por los fraudes como la alada que nos tiene de carcajada en carcajada (hasta que nos agarra la vergüenza ajena).

Esto es una vaina por varias razones.  Primero, porque el mismo individuo se friega.  Según este sondeo de opinión de la PUCP, más del 80% de los peruanos consideran que lo que uno logra en la vida depende de la educación que recibió.  Considerablemente más que el casi 40% que opina que el éxito que uno tiene depende de la riqueza y apellidos de la familia de uno.  En ese sentido, la correcta educación técnica y superior -que son las que te permiten tener las habilidades específicas que aplicarás en el trabajo- deberían ser una herramienta poderosísima para la inclusión. Y aquí la parte triste.  A pesar de que se sabe que los peruanos valoran la educación, no se hace nada por reformar el mercado de la educación superior.  Y así muchos peruanos terminan en una de estas malas universidades.  Básicamente porque las privadas reconocidas son demasiado caras para un considerable sector de la población y las públicas reconocidas son demasiado disputadas.

Pero no sólo eso.  Además está el drama de las empresas, que no tienen a quién contratar.  Esto se hace parrticularmente preocupante en la medida en la que la economía peruana sigue creciendo y tiene mayores demandas.  Este estudio de la consultora Manpower muestra que seriámos uno de los países que mas tiene problemas de contratación, porque no hay a quién contratar.  Es decir, el sector privado quiere contratar a alguien con tal perfil y en el mercado no lo encuentra.  Hasta un 56% de los empresarios peruanos reportarían problemas de ese tipo.  Al final, el empresario mismo contrata a alguien que no está correctamente capacitado y pone de su plata para capacitarlo.  El sector privado tiene que asumir el costo de que el Ministerio de Educación no haga su trabajo.

edu01

¿Qué podemos hacer, entonces? En Corea del Sur, cuando reformaron sus universidades, tuvieron la política del “publish or perish”.  O sea, investiga y publica o desaparece (en este link está mejor explicado).  Se partió del supuesto de que una universidad que no investiga no tiene sentido.  Y creo que tienen razón.  Una universidad que se respete se mantiene a la punta del conocimiento no solamente re-inventando la pólvora o viajando a ciudades de la luz, sino además manteniéndose informado de lo último que sale en su campo y viendo la manera de aplicarlo.  Para eso necesitas especialistas e investigadores.

No obstante, en el Perú no se le demanda investigación de calidad a las universidades.  Y el único ente supervisor efectivo es la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), que es todo un tema aparte.

Aquí la solución es bien simple.  Por un lado, que las carreras tengan alguna clase de examen de barra, como en Estados Unidos. ¿Quieres ser abogado? Listo, estudia donde cuernos te dé la gana.  Pero para ejercer tienes que sacar licencia.  Y eso se saca dando un examen.  Y para pasar ese examen, me disculparán la expresión, pero te hacen parir, porque malos abogados ya tenemos muchos.  Eso por un lado.

Por el otro necesitamos mejor acreditación.  Tiene que ser más exigente.  Porque hay cada cosa.  Y todos lo sabemos.  Además, el ente regulador de las universidades no debe estar en manos… de las mismas universidades (la ANR).  Eso no tiene sentido.  Tiene que estar en manos del Ministerio de Educación.

En fin.  Hay más data por ahí dando vueltas.  Si el tema da para más, fácil la linkeo mañana o pasado.

Complemento:

El alcalde volador – Blog Menoscanas

'8 Responses to “La educacion primero (2)”'
  1. […] de Lima y provincias… ¿Han oído todas las quejas que hay por el bajísimo nivel de las universidades en el Perú? Pues los amigos del MinCul aparentemente no lo han […]

  2. […] porque es un punto que no se suele mencionar y que de hecho es bastante preocupante.  Esto ya lo he comentado varias veces, básicamente lo que está pasando es que el crecimiento de la economía está generando mayor […]

  3. […] educación, que lo dejé de lado porque ya lo he tratado varias veces en este blog.  Por ejemplo, aquí, aquí o […]

  4. McVicious dice:

    Lo de el “examen de barras” suena algo descabellado… si no tenemos buenos profesionales en el estado como pretender que ellos mismos sean los que nos evaluen, aparte para lograr eso primero evitemos que una persona con un cargo fuerte (lease ministro) tenga que ver con una universidad (ya sea particular o estatal) lease Universidad San Martin

    • Mildemonios dice:

      Cognos: No estoy seguro que deban ser los colegios profesionales los que sean responsables de ese examen. Porque considera que si bien algunos gozan de buen prestigio (el Colegio de Ingenieros, por ejemplo, o el de Médicos), hay otros que dan pena.

      Roberto: Definitivamente parte del error que se cometió cuando se cambió la ley fue hacer el bachillerato automático, lo que obligó a las universidades que se respetan a sí mismas hacer el proceso de licenciatura más engorroso para compensar. Eso del bachillerato automático es algo que eventualmente tenemos que sacar.

      McVicious: Tienes razón. Si se lo dejamos a un desfasado temporal del sector público terminaríamos con exámenes de barra que buscan demostrar que se sabe qué es la rueda. La idea es que eso se licite al sector privado. En el Perú hay muchas empresas que se han especializado en eso, dado que el Estado no cumple con su papel de discriminar a los incompetentes de los buenos profesionales.

  5. Dilema 1: Lo engorroso de la tesis de licenciatura. No sé cómo es en el resto de universidades, pero la exigencia que hay en las nacionales es casi tanta como la de una tesis de doctorado cuando, definitivamente, se trata de algo distinto.

    A. El bachillerato es el cartón que certifica que puedes trabajar el tema.
    B. La licenciatura que puedes ejercer (es un grado profesional, no académico, por lo que la tesis es más para demostrar que puedes firmar como abogado, médico, etc., y no que eres un docto en tal o cual tema de tu especialidad).
    C. La maestría que puedes, valga la obviedad, enseñar. Que dominas el campo general, que puedes hacer magisterio.
    D. Doctorado, que eres un conocedor sobre lo que acabas de investigar. Un docto.

    A veces se confunde cada plano y tenemos al final una masa de egresados que no pueden ejercer porque se asume que la licenciatura es un grado académico, cuando no lo es. Legalmente hablando, incluso. En otros países no existe esa figura, siquiera.

    Dilema 2: Los desfases entre la oferta, la demanda y lo necesario. Una cosa es lo que ofrecen las universidades como carreras, los cupos, y todo. Lo lógico es que si la educación en general es un derecho, todos pudieran ingresar a las universidades y que los cursos mismos sean una forma de filtro. El problema está en lo que las universidades ofrecen al resto de la sociedad. No siempre es lo que el sector privado (para no hablar del sector público, otro problema) demanda.

    La cuestión se complica cuando el sector privado no tiene la capacidad (infraestructura, organización) para poder incorporar personal altamente calificado. Ejemplo: Amigo que está haciendo un doctorado en Ingeniería de Sistemas en Estados Unidos. Su perspectiva laboral en Perú es casi nula, mientras que en el país del norte es mucho mayor. Hubo una fuerte inversión en educación, tanto escolar como en el pre-grado por parte de su familia (y el estado, a través de los beneficios tributarios de la universidad). Es literalmente inversión perdida para el país.

    Se necesita allí una mirada estratégica, sobre ofertas, demandas y lo que se necesita a mediano y largo plazo. Sino, vamos a llenarnos de administradores, gerentes, contadores.

  6. Para que vean qué hace la delictiva Alas Peruanas en el sur (http://elbuho.com.pe/400-portada.jpg)

  7. cognos dice:

    El Examen de Barra suena convincente, y le daria (por fin) algo de chamba a los colegios profesionales junto a una especie de Superintendencia de entidades educativas.

    Siempre he tenido dudas de que tan factible seria el cheque escolar. Que opinas?

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930