Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Economia y etica (1)

Articulo

marzo 5th, 2010UncategorizedMildemonios 12 Comments

smithwon011frontispiece

Una de las discusiones 2.0 más chéveres de las últimas semanas es la que inició el amigo Tanaka en su blog y que tuvo rebote por distintos analistas políticos que se sintieron ofendidos cuando éste manifestó que las ciencias sociales deberían ser objetivas y separadas de arengas políticas.  Dentro del marco de esa discusión -y siempre en el twitter- un individuo que no conozco me hizo la consulta acerca de qué opinaba con respecto a eso relacionado a la economía, dado que la economía es una ciencia social.

Lo primero que debo aclarar es que yo opino firmemente que Tanaka tiene razón.  Por lo menos en lo que a ciencias tipo la economía se refiere.  Yo no sé cómo será el asunto cuando uno estudia la carrera de Ciencias políticas, pero la economía es una ciencia hecha y derecha.  Tiene modelos, tiene procedimientos de estimación, tiene sistemas cuantificables, etc, etc.  Claro, como ciencia que es, no le atina en el 100% de las veces.  ¡Por eso es ciencia!.  Si explicase la realidad a la perfección, no sería ciencia, sería cronismo o qué sé yo.  Pero como en toda ciencia, lo importante es tener supuestos sólidos y contar con un procedimiento de análisis aceptable.

Que los supuestos pueden variar, por supuesto.  Que hay procedimientos distintos para explicar un mismo fenómeno, pero claro.  Y en la discusión acerca de esas distitnas perspectivas es que una ciencia va avanzando.  Ésa es la naturaleza de una ciencia.  Por ejemplo, vean este videoclip de un encuentro ficticio entre Keynes y Hayek (dos importantes economistas célebres) y en el que discuten a ritmo de rap cuáles son los orígenes de la crisis financiera del año pasado y cuáles son las medidas que hay que tomar.  Y chequeen las citas que hay al final.  Sobre todo la que habla de los pobres ilusos que creen que pueden excluirse de un análisis serio y objetivo y que bajo la excusa de manifiestarse pragmáticos o prácticos evitan fijar posición.

Ahora, el asunto en twitter derivó a una relación entre ética y economía.  Como yo siempre digo, en la medida en la que la economía es una ciencia, la relación entre ambas es algo difícil de comentar.  Es como pedir que la química sea solidaria o que la física sea responsable.  Igual aplicando química y física se hacen bombas que matan gente.  Pero sí hay una naturaleza “pro moralidad” en la ciencia económica.  Ésta idea la puedo sustentar desde dos ángulos.

Primer ángulo (guarda…).  El fundador de la disciplina de la economía clásica, Adam Smith, era un filósofo que antes de preocuparse por los temas económicos fundamentales se dedicó a escribir sobre ética.  De hecho, su preocupación por lo que ahora llamaríamos economía venía de una preocupación moral.  Su publicación famosa La riqueza de las naciones es posterior a otro excelente documento que también deberían hacer leer en las facultades de economía, Teoría de los sentimientos morales.  A Adam Smith, como a la mayoría de los economistas de la escuela clásica, le interesaba definir de alguna manera cuál era el valor de las cosas.  Esto no era una preocupación gratuita que lo ocupaba cuando no tenía nada mejor que hacer, sino que es una discusión central sobre la cual se construye la ciencia económica.  Tiene que ver con cómo podemos generar más riqueza para reducir la pobreza, cómo se puede definir mejor los precios de las cosas para que no haya abuso, etc.  Es decir, el nacimiento de la economía tiene su origen en una preocupación ética.

Esa misma preocupación acerca de cuál es el verdadero valor de las cosas y su importancia para una sociedad es recogido por David Ricardo y por el mismo Karl Marx.  De hecho, si alguien ha leído El Capital (de verdad, no una de las transcripciones infieles que se hacen leer aquí), verán que buena parte tiene que ver con eso.  Es más, el término “plutocracia” nace de esa discusión y es parte de su propuesta de cómo se debería medir el valor de las cosas.

Me parece importante aclarar esto, porque hay muchos despistados que insisten en que la economía es amoral.  Muy por el contrario.  Su origen es, como digo, la preocupación ética de un filósofo.  Su mismo nacimiento estuvo enmarcado en una discusión ética.  Y no se olviden que capitalismo es una cosa y economía es otra.  Y economía de libre mercado es otra.

Segundo ángulo. La economía hoy en día tiene distintas escuelas, como toda ciencia.  Cuando yo estaba en la universidad lo que estaba de moda era la teoría monetaria, lo cual era natural, dado que mi generación había sufrido fuertemente las consecuencias de las payasadas de Alan 1.0 y su maquinita (cuyas consecuencias podía predecir un estudiante de primer año de economía de cualquier universidad decente… pero aún así lo hicieron).  Y todas estas escuelas tienden a coincidir en que la corrupción es un problema que le genera muchos costos a la sociedad.

No olvidemos que la economía se define, en su forma más estricta, como la ciencia que administra la escasez y que a partir de recursos escasos pretende brindar los mecanismos para lograr los mayores niveles de bienestar.  Eso pasa por distintas disciplinas.  Por ejemplo, por la administración públicaComo ya comenté en otros posts, hay tipos de corrupción que tenemos en el Perú que son consecuencia de que el marco en el que operan funcionarios públicos está mal diseñado.  Ahí la economía como ciencia tiene mucho que decir.  También en los procedimientos necesarios para generar los incentivos para que los funcionarios públicos sean competentes (y no las joyitas que tenemos ahora) o para que se preocupen por el bienestar de la gente y no en ganar más votos.

Por eso existen instituciones como Transparencia Internacional o como Ciudadanos al Día que reciben dinero para estudiar esto precisamente y tratar de proponer las mejores maneras de organizar al Estado y así evitar la corrupción.  Que no les hagan caso porque no sea políticamente viable o porque no le convenga al que lo tiene que promover, eso ya es otro asunto.

Pero no le echen el pato a la economía en general.  Para citar un pequeñito ejemplo, no más.  El Instituto Geofísico del Perú ha pedido un millón de dólares para un sistema más efectivo de prevención que nos avise en mejores condiciones cuando se nos venga un tsunami.  Es económicamente eficiente que se le dé ese millón de dólares, porque las pérdidas que generaría el no tener ese sistema multiplicado por la probabilidad de que suceda el tsunami es considerablemente mayor que el milloncito en cuestión.  O por lo menos eso me cuentan.  Si no le bajan el dinero ya es por la ineficiencia de la organización del Estado o sabe dios por qué problemas.  Pero no le echen el pato a la economía o a los economistas.  Échenle el pato al MEF específicamente y a su mala organización.

'12 Responses to “Economia y etica (1)”'
  1. […] la población a la que no le importa que un político robe, siempre y cuando haga obra.  Y claro, muchos nos horrorizamos y criticamos a los que opinaron de esa manera.  Pero, ¿acaso nosotros mismos hicimos algo al respecto? Claro, rajar de los políticos en […]

  2. […] escriba y me dijeron que sobre la relación de la economía y la ética.  En ese momento generé el siguiente post, con el cual en realidad nunca estuve satisfecho.  Así que ahora si me lo permiten le voy a dar […]

  3. […] escriba y me dijeron que sobre la relación de la economía y la ética.  En ese momento generé el siguiente post, con el cual en realidad nunca estuve satisfecho.  Así que ahora si me lo permiten le voy a dar […]

  4. Guillermo dice:

    Un excelente post, un tema que podrías profundar es justamente cual es la diferencia entre una economía de libre mercado y el capitalismo. Creo que mucha gente confunde a los dos.

    • Mildemonios dice:

      David: Darías un ejemplo? Sería muy poco científico que sueltes una afirmación como esa sin dar unos cuantos ejemplos que lo respalden.

      Guillermo: Ok. Tomaré nota para uno de estos días.

  5. David dice:

    Ciertamente la economía se equivoca con la misma regularidad que las demás ciencias. Lo que a mí me sorprende es que la magnitud de sus equivocaciones es de largo mayor que en las demás ciencias. Los errores de estimación en economía son muchas veces alucinantes.

  6. Elisa dice:

    Acabo de descubrir tu blog, me encanta!!

    • Mildemonios dice:

      Alvaro: Gracias! Ciertamente hay muchos pensadores económicos que han insistido en el aspecto moral.

      Fernando: Efectivamente. Que las autoridades subnacionales terminen el año sin usar los recursos que les toca a pesar de que tienen necesidades grandes que atender es una vergüenza.

      Ortecho: Curioso que lo menciones. Yo tenía ese libro… hasta que una vez me lo robaron. No voy a comentar la obvia ironía detrás del hecho de que alguien entre a mi oficina y entre todos los libros que tenía ahí se robara un libro de ética.

      Elisa: Gracias! Y sabes que pudes sugerir temas, no? Porque a veces no se me ocurre sobre qué escribir…

  7. Jose Ortecho dice:

    Muy bueno este post, sobre un aspecto de la Economia que muchos pasan por alto, no solo en el sector publico sino tambien en el privado.
    Al respecto, recomiendo el libro Etica y Negocios para America Latina, de Eduardo Schmidt.

  8. Fernando Pacheco dice:

    Hola, me agrado mucho leer este post ya que explica el porque no debe de maldecirse la palabra economia, sin antes aprender lo que en verdad significa y porque es que existe, siendo esta la disciplina más interesante que hay en el mundo (yo soy Economista).
    Personalmente me incomoda escuchar a diversos actores politicos de diferentes niveles del estado decir que la economia es una desgracia, que solo trae desigualdades y problemas, cuando deberian decir que los que administran actualmente el dinero de la nación son los que traen la desgracia, por no hacer un uso optimo y justo de este.
    Nuestra disciplina nos enseña a administrar los recursos escazos (y si que lo hemos aprendido a hacer!!! —->Gracias Alán!), pero considero que para todas la autoridades en especial los presidentes regionales y alcaldes se les deberia preguntar lo siguiente:¿señores y como uds. administran los recursos abundantes?, ya que es una vergüenza que años tras año se devuelvan millones y millones de dinero no invertido en las regiones y los distritos del país, y lo poco que se llega a invertir , pues la mayoria va para el bolsillo de estas “autoridades”, con los canones y regalias que tienen muchas regiones se podria mejorar los indicadores de pobreza, desnutrición, analfabetismo, etc, pero que se ha hecho concretamente hasta ahora en esos temas, la verdad muy poco, son aisladas la iniciativas que plantean soluciones para esto y lo más ironico es que en la mayoria de caso estas iniciativas provienen del extranjero.
    Algo de reflexion para nuestras autoridades y para los que se quieren ir a la reeleción —-> ya pues si han hecho casi nada en 5 años que van a hacer en otros 5 más??
    Saludos y hasta la próxima Mildemonios

    • Mildemonios dice:

      Alvaro: Gracias! Ciertamente hay muchos pensadores económicos que han insistido en el aspecto moral.

      Fernando: Efectivamente. Que las autoridades subnacionales terminen el año sin usar los recursos que les toca a pesar de que tienen necesidades grandes que atender es una vergüenza.

  9. Acertado post Hans, habría que recordar también que muchos incautos tienden a ver “The Theory of Moral Sentiments” como un documento desligado y hasta antagónico de “The Wealth of Nations”. No obstante, si leemos ambos textos con detenimiento, podemos ver que justamente Smith preparó unos lineamientos éticos y morales previos a lo que hubiera sido su trabajo más famoso. Smith nunca vio la ética como una variable independiente a la economía, todo lo contrario, proponía que ambas tenían que ir de la mano.

    En un pasaje de “Moral Sentiments” Smith dice que ““what pleases these lovers of toys is not so much the utility as the aptness of the machines which are fitted to promote it”, en estas líneas, Smith reconoce (y en las previas que no cito por espacio y flojera) Smith reconoce que el interés y ventajas que uno busca como ser racional no suele limitarse a maximizar la utilidad de uno, sino que muchas veces entra en la frivolidad tantas veces criticada a los “capitalistas” quienes buscan incrementar su producción más allá de la maximización de su utilidad.

    Sería bueno también rescatar a otros pensadores que aportaron sus ideas y programas de pensamiento al pensamiento económico a lo largo de los siglos, como Santo Tomás de Aquino (y su idea de “usura” con respecto al cobro de interés), Quesnay, Hume, etc.

    Muy buen post.

    Saludos.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930