Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Desempleo y todo lo demas (14): Las novedades que nos trae el nuevo minsitro

Articulo

febrero 24th, 2015política, sector públicoMildemonios 0 Comments
Desempleo y todo lo demas (14): Las novedades que nos trae el nuevo minsitro

Y como la telenovela estaba con rating bajo, los productores decidieron mover un poco las cosas cambiando a cuatro ministros, entre los que se encontraba el ministro de trabajo.  Así es, señores, Freddy Otárola abandona la cartera de trabajo y promoción del empleo, para asumir otro ministerio.  Y entra en su lugar el señor Daniel Maurate.  Si bien parece ser un individuo con entuertos a cuestas, lo que a mí me llama la atención es cómo han podido poner a nuevos ministros completamente distintos en el Ministerio del Interior y en el Ministerio de Energía y Minas, pero a alguien tan parecido en posición y discurso a su antecesor en el Ministerio de Trabajo.

Como por ejemplo, Maurate anuncia que habrá una nueva ley laboral juvenil, pero pasando por la venia de los líderes de las marchas sus distintos elementos.  O sea, los mismos chicos terminarán legislando sobre ellos mismos.  Me pregunto cuál será el resultado de eso.  Pues no es muy difícil imaginárselo: Algo total y completamente desproporcionado a su favor que perjudicará a los empleadores. ¿Es ésa la forma de promover empleo formal? No, pues, porque así no hay incentivos para contratar formalmente a nuevos jóvenes.  Y después nos preguntamos cómo es que terminamos con esas normas total y completamente inviables, como ésa que le permite a los jueces reponer trabajadores despedidos, sin importar la razón por la que fue despedido.  En otra declaración dice que dialogará con todos: Con partidos, con empresarios, con gremios.  Y ok, chévere que dialogue.  Pero cuando a todos se les da potestad de intervenir, el resultado es… El Consejo Nacional del Trabajo, una instancia que ya existe y que los ministros de trabajo anteriores no han estado convocando. ¿Quiere esto decir que Maurate sí lo convocará?

“Mientras tanto, en el Consejo Nacional del Trabajo…”

Mientras tanto, se sigue manejando conceptos errados que si no se consideran, harán que las medidas que se apliquen hagan más daño y no solucionen la situación.  Aquí un par.

Primero, hay un peligro grande en el razonamiento de que si se le sube el sueldo artificialmente a los trabajadores, habrá más dinero en el mercado para comprar más productos y que eso le conviene a las empresas.  Eso puede funcionar si se mete el dinero de una sola vez, como lo ha estado haciendo el MEF el año pasado con sus paquetes para reactivar la economía.  Se le daba un bono extraordinario de navidad más fuerte a los trabajadores públicos, por ejemplo.  En un momento en el tiempo, tienen más dinero para justamente hacer eso.  Genial.  Pero si ese aumento es sostenido en el tiempo (o sea, todos los meses por medio de un aumento en el sueldo que recibirán todos los meses), lo que se genera es un ingreso sostenido de más dinero al sistema.  Al haber sostenidamente más dinero en el mercado -sin que eso responda a un incremento en la producción o la productividad- para comprar la misma cantidad de productos que había antes, lo que se genera es que la relación entre precio y producto se altere.  O sea, que los precios suban y suban y suban.  Y a eso se le llama inflación.

Segundo, si uno se fija en las encuestas a nivel nacional -como por ejemplo, en la última de Ipsos– verá que el incremento en el salario mínimo NO es un clamor popular.  Si ven las razones por las que se aprueba y se desaprueba el gobierno, se encontrará lo siguiente.

pobre diablo 06

Como se podrá apreciar, hay otros reclamos mucho más “clamores populares” que el incremento del salario mínimo.  Antes habría que ocuparse de la corrupción en el gobierno, encargarse de la seguridad ciudadana, nombrar gente adecuada en cargos públicos, mostrar liderazgo, volver a la línea que tenía cuando era candidato, generar confianza, etc, etc… Y es que el incremento del salario mínimo difícilmente va a ser un clamor popular, porque es algo que afecta a muy pocas personas.  Consideren esto: Menos del 30% de los peruanos que trabajan lo hacen en el mercado laboral formal.  Y de esos, un porcentaje muy pequeño gana el salario mínimo.  Al final, al subirlo, los que salen beneficiados son unos cuantos.

En todo caso, ésta es una discusión que va a seguir, lo cual es ameno, si se considera que afecta a tan poca gente.

(Dibujo de arriba: http://www.vintag.es/)

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031