Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Cuidado con las finanzas personales (4): Y llego la grati

Articulo

Cuidado con las finanzas personales (4): Y llego la grati

Ya llegó ese momento del año de paz y tranquilidad.  Me refiero, por supuesto, al día en el que entregan las gratificaciones.  Y yo sé lo que estás pensando: Que este año te la revientas como nunca antes.  No obstante, quizás valga la pena detenerse para pensarlo un poquito.  Aquí unas recomendaciones para el uso de ese dinero extra que te caerá pronto (o que ya te cayó, si este post lo estás leyendo días después de su publicación).

1. Antes de recibir el dinero define el porcentaje del dinero que quieres separar para ahorrar y el porcentaje del dinero que vas a tirarte en estas navidades.  Es una buena idea decidir esto antes de tener el dinero en la mano, porque entonces tendrás el impulso de gastártelo todo.  Mejor es pensar esto fríamente antes.

2. En ese proceso recuerda que si tienes hijos, el próximo año en marzo tendrás fuertes gastos relacionado a su ingreso a un nuevo año escolar.  Tendrás que comprar cuadernos, pagar matrículas, etc, etc.  Y todos esos pagos los vas a sentir, porque es harta plata.  Así que si puedes separar un poco de la grati para pagar eso en tres meses, trata de hacerlo.

“Y agradezcan que no los mando también a comprarse un iPad”

3. Es una excelente idea usar parte de la grati para adelantar la devolución de préstamos que puedas tener.  Recuerda que si te prestaste plata para algo (comprar un carro o poner un negocio), lo que tendrás que devolver será más que el dinero que te prestaste, por el interés que debes pagar.  Ese adicional será cada vez mayor conforme te demores en devolver el dinero.  Si tienes un préstamo a diez años, te conviene adelantar las mensualidades cada vez que puedas, de tal manera que reduzcas ese periodo y al final pagues menos.  Si cada vez que recibes un dinero extra pagas un mes adicional y en vez de pagar en diez años terminas pagando en ocho, habrás ahorrado un montón de plata.

4. Compra tus regalos con inteligencia.  Ni modo.  Aunque te molesté, la navidad ya es una ocasión comercial y se espera que le hagas regalos a tus seres queridos, aunque sean tonterías.  No obstante, esto puede jugar a tu favor.  Chequea el siguiente consejo.

5. Si después de todo esto, te queda plata o si prefieres hacer negocio antes que comprar regalos o ahorrar, aquí una sugerencia.  Se nos vienen las navidades, que es un momento del año que muchos comerciantes y productores esperan con ansias, porque las ventas de muchos productos en especial se disparan.  Para poder hacer frente a este incremento en ventas, muchas empresas se prestan dinero de bancos o de otras instituciones financieras.  A este dinero que se prestan para poder funcionar se le llama capital de trabajo.  Por mucho tiempo los emprendedores de micro y pequeñas empresas se han quejado de que las tasas de interés a las que se pueden prestar el dinero para usarlo como capital de trabajo son muy altas.

Entonces, si tienes un amigo o pariente cercano que necesita el dinero como capital de trabajo y tú confías en él y sabes que es trabajador y que te va a devolver el dinero, ¿por qué no se lo prestas tú? O por lo menos una parte, de tal manera que tenga que ir al banco para prestarse menos.  Y le cobras una tasa de interés menor a la que le cobraría el banco.  Ojo que esto hay que declararlo, porque ese interés que le cobres por prestarle el dinero es una ganancia sobre la cual debes pagar impuestos.  Pero tranquilo, que así con todo ganarás más que el interés pasivo que te dan si metes todo el dinero a una cuenta de ahorros en un banco.

(Dibujito de arriba: http://armandserrano.blogspot.com/)

'One Response to “Cuidado con las finanzas personales (4): Y llego la grati”'
Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031