Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Cronicas de un viaje anunciado (11): Experiencias futbolisticas comparadas

Articulo

marzo 17th, 2011cultura, UncategorizedMildemonios 2 Comments
Cronicas de un viaje anunciado (11): Experiencias futbolisticas comparadas

Como ya deben de haberse dado cuenta, yo no doy ni un duro por el fútbol peruano.  Un par de veces he escrito al respecto.  Y hace unos meses me sucedió algo que reafirmó mi posición.  Por esas cosas de la vida, terminé en Paraguay de mochilero justo cuando a su selección le tocaba jugar un partido del mundial el año pasado.  No voy a decir qué partido para mantener el suspenso.  El caso es que con mis amigos paraguayos fui a un mall a ver el partido rodeado de cientos de paraguayos vestidos de rojo, azul y blanco.  Y como nunca viví un partido emocionado.

Flashback a varios años al pasado.  A 1998, para ser más específicos.  Como era entonces mi costumbre, cada vez que la selección peruana jugaba contra alguien, yo iba al cine.  Así podía entrar tranquilo sin hacer cola, escoger el mejor sitio de la sala sin pelearme con nadie, etc.  Cuando acabó la película salí a la calle y me sorprendí al ver que la gente estaba celebrando.  Estaba tomando, cantando, tirando pica pica, etc.  Al taxista le pregunté cuánto habíamos goleado a nuestro adversario.  El conductor me respondió con lágrimas en los ojos que no habíamos ganado… Habíamos empatado.

Y aparentemente eso era motivo de celebración.  Haber empatado.  Tremendos conformistas.  No me importa que me digan que lo que pasa es que no entiendo la pasión, que esto o que lo otro.  Alguien que celebra un empate explica de lejos por qué siempre pierde.

Flash forward a mi viaje a Paraguay.  En junio del 2010 la selección paraguaya empata a Italia… y nadie celebra, por supuesto.  Oh, claro que son circunstancias distintas.  Claro que matemáticamente en términos cuánticos todos los posibles resultados suceden.  Etc, etc.  El caso es que cuando aspiras a ser el mejor, no celebras un empate.  Un empate es una victoria que se te fue.

Aquí, en cambio, no importa ganar o perder, porque igual la próxima vez irás al estadio o prenderás la televisión con la misma ilusión que la vez pasada.  Aquí ganar o perder es secundario.  Y por eso, dicho sea de paso, es que tendemos a perder.  Total.

'2 Responses to “Cronicas de un viaje anunciado (11): Experiencias futbolisticas comparadas”'
  1. Un empate puede significar tambien una victoria… Depende mucho del contexto. La mentalidad y la experiencia afecta mucho.. Nosotros, como seleccion, estamos acostumbrados a derrotas y mucha irregularidad, no somos coperos ni conocemos de graandes hazañas. Nos faltas los cojones que jugadores de otros paises tienen,y el saber que de cualquier situacion se puede salir.

    En ese contexto, hasta perder puede significar una victoria… Y salir con todo, a “matar”, puede ser suicida. Ahora, como hinchas, si es un empate como el de peru a argentina con aquel “gol de vargas” de hace unos años… Bien q vale la pena celebrar.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930