Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Aventuras de un freelance (8)

Articulo

mayo 5th, 2010UncategorizedMildemonios 4 Comments

24-s-juan-cabra-det-sandalia

La imagen es relevante para un freelance.  Y el que te diga lo contrario está en la luna, maneja imagen sin darse cuenta o es un posero cuya pose es la negación de las poses.  A esta variedad específica de posero unos amigos llamaban “posero con cortina”.

La imagen funciona en ambas direcciones.  Hay clientes que ni locos contratarían a un freelance que se viste chacra.  Pero también hay clientes que discriminan a un freelance que se viste demasiado bien.  De todo hay en este mundo.

Uno se puede zurrar en la nota e ir por la vida como a uno le da la gana de vestirse, que es una opción.  O se puede comenzar a poner ciertos parámetros mínimos.  Por ejemplo, no ir en zapatillas a una boda o no ir en terno a un concierto subte.  La cosa aquí es no ir a extremos.  Tampoco digo que uno se relea el blog de Serendipity entero cada vez que tenga una entrevista de trabajo. (Aunque por ahí creo que tiene posts sobre cómo vestirse en ocasiones formales.  En fin)

Todo esto lo digo para justificar lo que viene a continuación.

Hace no mucho estaba presentando una propuesta a una empresa.  Pero en esa ocasión no estaba solo, sino que lo presentaba con otro freelance.  A la reunión con el potencial cliente yo fui en terno.  No me preocupé por preguntarle a mi potencial socio cómo iría vestido, porque en la medida en la que ya se veía adulto, pensé que tendría el criterio para saberse vestir.  Grave error.  Gravísimo.

Llegó como si de ahí se fuese de campamento, que en fin.  Ése no era el problema.  Se podía plantear como que él era el creativo incomprendido.  Qué sé yo.  Lo que sí no se podía justificar por más que traté de salirme con un cuento verosímil fue por qué cuernos estaba en sandalias franciscanas andrajosas.  Ni que viniese de domar lobos.  Y lo que es peor todavía… La mesa de la sala en la que fue la reunión era de vidrio, así que tampoco pude aplicar el viejo truco de meterlo rápido y esconderle lo inferior a la cintura.

Así que ni modo.  Tuvimos la reunión, hicimos lo que pudimos para sorprender al potencial cliente y nos fuimos.  Obviamente nunca nos llamaron.  Definitivamente era una relación comercial que no podía ser.

'4 Responses to “Aventuras de un freelance (8)”'
  1. Ben Solis dice:

    Jaja, códigos de vestir… todo un tema realmente. Te apoyo. Es más, con decirte que en mi caso incluso llegan a verte mal si te aparezcas en una reunión SIN SACO. Osea no basta con pantalón, la camisa y la corbata. Un exceso, sinceramente.

  2. Ben Solis dice:

    Jaja. Sandalias franciscanas.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031