Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Aventuras de un freelance (4)

Articulo

abril 16th, 2010UncategorizedMildemonios 4 Comments

unemployed

En un post anterior comenté las condiciones por las cuales un coordinador al que llamaremos “B” me pasó la voz básicamente para hacerme saber que mis servicios ya no eran necesarios.  Yo no me di cuenta de inmediato, pero lo sospeché luego de que me diera la quinta razón por la cual no me convenía seguir trabajando para ellos.  Claro que para entonces la situación era más graciosa que otra cosa.

Lo primero que me dijo de entrada es que como yo no estaba satisfecho con el resultado de mi trabajo… Ahí tuve que pararlo.  Yo no estaba insatisfecho con mi trabajo.  Estaba preocupado por el resultado final del producto que estaba presentando el equipo entero, lo cual en todo caso para mí era responsabilidad de la ausencia de liderazgo.  Claro, ahora noto que su intención era definir mi insatisfacción para que la decisión de retirarme del equipo pareciera que era mía.  Que no lo era.

Lo segundo que me dijo era que como iban a replantear el proyecto, habría que leer un montón más y que yo seguramente no tenía tiempo para eso.  Yo le dije que no solamente me encanta leer, sino que en ese entonces tenía un horario flexible que me permitía leer todo lo que me dira la gana.

Para entonces ya comencé a sospechar algo raro.

Lo tercero tuvo que el manejo de las redes sociales.  Me dijo que iba a incorporar el elemento de las redes sociales al proyecto y que yo seguramente no tenía interés en investigar sobre ese tema.  Le tuve que aclarar que de los que componíamos el equipo, yo era el único que mantenía un blog y que tenía cuenta de facebook y de twitter.

Etc, etc.

A lo largo de la conversación se evidenció que lo que él quería era que yo decidiera por mí mismo abandonar el proyecto.  Y no lo consideré justo.  Aquí la razón de fondo era que él me consideraba incómodo.  Así que consideré que lo correcto fuese que ésa fuese la razón de mi salida.  A esas alturas ya no tenía sentido quedarse.  Pero sí era importante que quedara claro por qué me iba a ir.

Además, yo no estoy para esas tramitas quinceañeras de rompimiento de parejita escolar.  Si va a “romper” conmigo, que lo diga.  No que se esconda detrás de rollos flojos.  Si bien al comienzo fue divertido, con el pasar de los minutos se fue volviendo cada vez más patético.

De esa experiencia yo saco que cuando corres a un freelo por alguna razón que no es su rendimiento o su eficiencia, es importante decirle por qué lo estás haciendo.  Y que estas tramitas de enamorada escolar no tienen lugar en un mercado de servicios profesionales supuestamente compuesto por adultos.

'4 Responses to “Aventuras de un freelance (4)”'
  1. Mildemonios dice:

    Georg: Como comentaba en el post anterior, en ese momento yo estaba sobrecargado de chamba. En el fondo este para me hizo un favor.

    Juancarlos: Si pues. Por eso cuando encuentras un buen proveedor -serio y responsable- aferrate a el. Lo mismo con un buen cliente.

  2. juancarlos dice:

    “Supuestamente conformado por adultos” Uno supone muchas cosas sobre los “adultos” en el mercado laboral, pero suele suceder que pasan cosas como la que describes. Si acaso no pasan peores.

  3. Georg dice:

    Lo más correcto hubiera sido que te diga que él está insatisfecho con su propio trabajo y cree que su puesto corre peligro por su falta de liderazgo y porque los demás pueden más que él; que no sabe hacer algo mejor que contratar a gente que es menos que él para que él se sienta más. Especulo, porque no se si sea así, pero situaciones como ésta son bastante frecuentes.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930