Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Aventuras de un freelance (15): Peor aun que un cliente que siempre esta equivocado

Articulo

agosto 1st, 2013cultura empresarialMildemonios 1 Comments
Aventuras de un freelance (15): Peor aun que un cliente que siempre esta equivocado

Una de las razones por las que más desconfío de la cultura del MBA es que muchas veces me he cruzado con causas que han hecho uno, te lo hacen saber de inmediato apenas los conoces y que aplican esas estrategias de liderazgo que les enseñan en la institución educativa que sea a la cual buenamente pudo acceder para hacer su curso en un inocente intento por sobresalir de la masa haciendo un curso que básicamente toda la masa quiere hacer.  Por supuesto, cuando digo “masa” no me refiero a la población en general, sino al medio en el que él o ella se mueve.

No digo tampoco que no haya genios que hayan hecho MBA o que haya patas a los que el MBA les haya cambiado la vida para bien.  Es que lamentablemente la cultura MBA genera ciertas formas como los gerentes se relacionan con su gente… Formas pintorescas que dan pena.  Con sus actividades de confraternización forzadas y sus discursos motivacionales prefabricados.  Pero por encima de esto, algo que me llama la atención es que en la medida en la que algunos de estos cursos están orientados a dejarte en claro que eres superior a la masa por haber llevado tu MBA, está mal que alguien que no tenga MBA (o que solo tenga un MBA tan misio como el tuyo) te haga una corrección.

Oh, no.  Jamás se te ocurra corregir a un causa que tenga MBA.  Eso no se hace.  Los efectos de semejante atrocidad pueden ser varios y fácilmente evitables si simplemente lo superas y tienes en claro qué es lo que está en juego.

No obstante, en este post quería ir a un tema en especial.  Hay una variación a esta subespecie: Los que a veces le atinan y a veces no le atinan, pero no se preocupan en aprender de la experiencia y siempre vuelven a cometer el mismo error una y otra vez.

Hay una película de Disney llamada Meet the Robinsons (2007), que gira alrededor de un científico que fomenta la idea de que equivocarse no está mal.  Lo que está mal es no aprender del error y volverlo a cometer eternamente.  De hecho, en cierto momento el protagonista principal -un chiquillo de unos 12 años- echa a perder un artefacto, porque no lo pudo arreglar y se lamenta, ante lo cual la familia del científico lo convence de que, por el contrario, debería alegrarse, porque si todo hubiese salido bien, no habría tenido la oportunidad de detenerse y aprender algo de la experiencia.  Con los errores uno va afinando sus técnicas y sus métodos… Si es que uno aprende de ellos.

Meet-the-Robinsons

Por eso considero a esta gente por debajo de los que no reconocen que se equivocan (a los que también desprecio, dicho sea de paso, pero menos).  Porque tienen la inteligencia emocional de aceptar que no les ligó… Pero no tienen la mínima iniciativa de llevar la cuenta de estos errores para no cometerlos otra vez.  Tan fácil que es tener un block de notas junto a tu laptop e ir tomando nota de las embarradas que uno hace.  Esto, a su vez, es un pésimo desincentivo para los que trabajan con esa persona, porque pasan a dejar de preocuparse por hacer las cosas bien.  Total, si la riegan y lo echan todo a perder, quizás lo regañen un rato, pero la próxima vez lo volverán a regañar como la primera vez.

(Dibujito de arriba: http://madart84.blogspot.com)

'One Response to “Aventuras de un freelance (15): Peor aun que un cliente que siempre esta equivocado”'
Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930