Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Aventuras de un freelance (12): El costo hundido

Articulo

septiembre 20th, 2013crónicasMildemonios 3 Comments
Aventuras de un freelance (12): El costo hundido

En economía se le llama “costo hundido” a eso que ya pagaste o asumiste y que no vas a recuperar de ninguna manera, por lo que no debería afectar tu decisión.  Por ejemplo, cuando pagas por adelantado por un año el gimnasio.  Lo que estás desembolsando en el mes uno para cuando llegue el mes cinco ya será un costo hundido.  No importa si vas o no al gimnasio, igual nadie te lo va a devolver.  Por eso en el mes siete deberías ir si quieres ir o no.  Pensar “pucha, pero ya pagué y debería sacarle el jugo” e ir de todas maneras sin considerar que estás dejando de hacer otras cosas que te darían más gusto no te lleva a nada.  O por lo menos, no te lleva a tomar decisiones racionales.  Porque vayas o no vayas, igual ese dinero no lo vas a recuperar.  En todo caso, lo debiste pensar mejor antes de pagar los 12 meses de golpe.

Hay otros casos en los cuales el costo hundido no está en dinero, sino en tiempo aplicado o en esfuerzo.  Por ejemplo, hace unos años me pasó lo siguiente.  Un cliente me pidió que desarrollara un manual.  Yo propuse el índice, me lo aprobaron.  Comencé a escribir el material, pero en el camino caí en cuenta de que esa tarea la había querido hacer una persona dentro de la institución que me había contratado a mí como externo.  Ese causa estaba picón y cada vez que podía me ponía trabas para que todo se demore.  Después de unos meses y con buena parte del texto avanzado, me convocan a una reunión y me comunican que han decidido cambiar la estructura del manual.  Y que había que reescribir buena parte de lo que ya había hecho.  Les dije que igual me tenían que pagar eso ya escrito, pero que ya no usarían.  Era lo justo, considerando que ellos me habían aprobado el índice.

Ahora, yo no sé bien cuáles son los alcances legales de lo que me decían, pero no me parecía correcto tener que chambear nuevamente algo que ya había hecho y que ellos habían aprobado.  Cuando les dije que si no me pagaban lo que correspondía, no continuaría, me sacaron de debajo de la manga la carta que siempre le arrojan en la cara los malos clientes a los freelances cumplidores: Si no haces las cosas como te decimos, no te pagamos nada.  Y punto.

En ese punto lo racional podría resultar tirar para adelante, no más.  Ceder y esperar que a uno le paguen lo que se pueda.  Y quizás sea la decisión correcta.  Pero en realidad se debe considerar que en ese momento, en ese cruce de caminos, el tiempo que uno le ha dedicado a ese trabajo hasta ese punto es un costo hundido.  Nadie te lo va a regresar, independientemente de lo que uno decida.  En la práctica lo que está pasando es que uno tiene dos opciones: 1. Da por perdido ese material y se retira. 2. Sigue adelante y recibe el máximo pago posible por todo lo que haga a partir de ahora (lo que supuestamente incluiría el pago por lo ya hecho, pero no necesariamente).

En ese sentido uno debe considerar si lo que uno espera sacar al final justifica el trabajo que hará a partir de ese momento, considerando el riesgo de que le repitan la jugada en el futuro(para lo cual hace falta incorporar un análisis de teoría de juegos, pero en fin).  Y como ya deberían saber, un riesgo como ése se corrige cobrando más.  En esa ocasión, por ejemplo, decidí dar por concluído el proyecto y abandonar a ese cliente, porque la probabilidad de que luego me hicieran lo mismo varias otras veces era muy alta (el proyecto era cde varios meses y no parecían entender la pérdida que me estaban generando).  Claro que fue en un momento en el cual tenía otros cachuelos corriendo, de tal manera que no me morí de hambre por tomar esa decisión.

(Dibujito de arriba: http://mondocanard.blogspot.com)

'3 Responses to “Aventuras de un freelance (12): El costo hundido”'
  1. Marco dice:

    Decisión correcta y legalmente tienes la razón. Aunque como sugerencia a futuro, debes hacer que te paguen una parte como adelanto, y de allí por armadas de acuerdo a tu trabajo. De ese modo, ya no pierdes si es que se desaniman en el camino.

    El costo hundido se da muchas veces en muchas etapas de la vida y en el trabajo, pero a veces ni modo, son consecuencias de las (a veces malas) decisiones que uno toma.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031