Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Acerca de la promocion del cine (8)

Articulo

septiembre 16th, 2010cultura, UncategorizedMildemonios 15 Comments
Acerca de la promocion del cine (8)

Hace tiempo que estoy con el rollo de que en este país la política que se está aplicando para promocionar el cine (aka Conacine) está errada y que hay que ajustarla en vez de estarle metiendo cada vez más plata.  Esta situación llega a niveles ridículos cuando los mismos jueces de una de las categorías del concurso anual de Conacine se quejan del nivel de los proyectos presentados.

En mi último post sobre este asunto me atreví a comparar la actividad del cine en el Perú con la del teatro, la cual está floreciendo y a la cual se le está metiendo cada vez más plata.  O sea, mientras que en la práctica está naciendo una industria del teatro, dispuesta a invertir en mejores escenarios y en mejorar las salas, tenemos una industria del cine muy atrasada que se limita a repetir siempre las mismas fórmulas y cuyos productos son cada vez menos vistos por los peruanos, a pesar de que los peruanos van cada vez más al cine (a lo cual la salida fácil es echarle la culpa a la industria dominante neoliberal hollywoodense y bajo ninguna circunstancia reconocer que en otros países lograron darle la vuelta a este asunto).

En todo caso, en esa ocasión algunos me cuestionaron mi apreciación de la industria del teatro.  Y me pidieron mayores detalles.  Aquí algo al respecto.

Debo confesar que no fue fácil, porque no hay mucha información.  Y quizás no sea estadística completa, como en el caso del cine, en donde sí pude incluso armas cuadros y ver tendencias.  Para el caso del teatro lo que tengo son casos que mostrarían que montar obras sí es rentable.  Ok, no es lo mismo, pero sí sirve.

Por ejemplo, en esta entrevista titulada convenientemente El teatro es un negocio de alto riego, la directora de teatro Rocío Tovar y socia de una empresa productora, hay información bien interesante.  Ahí nos cuenta que la reposición de la obra Perú Jaja recaudó ni más ni menos que US$370,000 en 29 funciones.  Si lo lees en las noticias quizás no te llame la atención.  Pero si lo comparas con el presupuesto total de Conacine para el año 2010 de S/.3,800,000 (aproximádamente US$1,382,000) quizás sí llame la atención.  O sea, una sola obra en 29 funciones alcanza un cuarto del presupuesto total con el que se promueve todo el cine en el Perú.  Claro, la misma Rocío Tovar nos cuenta que el teatro tiene que apelar a los auspicios para poderse mantener (lo cual yo no creo que sea algo malo).  Pero por encima de eso, que hay una fórmula que se ha encontrado para poder hacer teatro.  Y que es rentable y que no requiere estarle llorando al Estado por mecanismos bizarros e inexplicables de promoción constantemente.

La obra Puro cuento representó una producción de casi US$200,000.  Nuevamente este dato puede ser que no parezca útil, pero consideren que la primera obra de esta empresa, Chancho amor, requirió apenas US$ 70,000.  Después, Muérete cupido bordeaba US$120,000. ¿Ven una tendencia? ¿Qué empresa de producción cinematográfica peruana conocen que en su tercera película gasten tres veces lo que gastaron en su primera? Y ése es el punto. ¿Para qué preocuparme por guardar las ganancias y reinvertirlas luego o en acceder a mayores financiamientos, si igual el dinero me lo regala el Estado? Y es más, ni siquiera me lo regala por presentar algo de calidad y bueno, sino que apenas tengo que apelar a alguno de los dos modelos pre-establecidos.

Claro, la nota cuenta que perdieron dinero con una obra.  Pero que aprendieron la lección.  Bien por ellos.  Y claro, hay que recalcar la parte en la que dicen que sus obras son criticadas por los más puristas.  Ok.  Inevitable, supongo, cuando se está haciendo algo nuevo.

Si alguno de ustedes tiene más información, a ver si se la juega.  He estado dando vueltas en internet por horas y no he encontrado mucho más que sea confiable.

'15 Responses to “Acerca de la promocion del cine (8)”'
  1. […] de teatro fue adaptarse a eso.  Por eso hoy en día hay un boom de teatro en Lima.  Pero además, es un boom sostenible.  No depende del financiamiento del Estado. ¿Por qué no pueden hacer eso los cineastas […]

  2. […] de teatro fue adaptarse a eso.  Por eso hoy en día hay un boom de teatro en Lima.  Pero además, es un boom sostenible.  No depende del financiamiento del Estado. ¿Por qué no pueden hacer eso los cineastas […]

  3. Panina dice:

    El IP de estos comentaristas no te garantiza para nada que a la hora de la verdad asumirán ninguna responsabilidad personal por las cosas que han dicho.

    No sólo la piratería es el delito favorito de los cobardes sino también la injuria. Sería bueno por ejemplo que sugirieras a estos valientes enviar una carta a El Comercio o Caretas formulando la denuncia que aquí han hecho, identificándose plenamente con su DNI, porque en principio una persona seria cuenta con pruebas sólidas que respaldan un comentario antes de dañar la imagen de un tercero.

    Te apuesto que estos ya no se “orinan en los pantalones” sino que “se cagan en sus pañales” a la hora que se les pida actuar como hombres fuera de la red.

    • Mildemonios dice:

      Panina 1: Ni creas que el comentarista es tan anónimo como cree. Aquí puedo ver su IP y la verdad es que muy astuto no es para ocultar su identidad.

      Panina 2: Bueno, con lo mucho que me insistieron que responda una pregunta que no terminaban de plantear, se están demorando bastante en responder a las que yo les he hecho. Pero en fin.

  4. Panina dice:

    ¿Siguen con esto? Bueno pues opinemos sobre las compras de drogas duras de José y sobre la prostitución de la hermana de Miguel Alejandro. ¿El “contexto” de estas situaciones? Ahh sí, lo dice un comentarista anónimo de un blog de internet.

    Que alguien escriba cualquier disparate (las referencias anteriores son invenciones por cierto) sin aportar ninguna otra prueba no lo hace materia opinable. Lo único que demuestra este intercambio es el inmenso camino que le falta recorrer al internet hacia los objetivos de seriedad y responsabilidad.

    Conque sin personalizar en absoluto la respuesta, quien compra piratería no es un delincuente sino el beneficiario de un delito. Como el que hace un pedido de repuestos en San Jacinto, o quien compra un celular robado en La Cachina, el comprador de piratería también es conciente que para obtener un beneficio personal se ha perjudicado a un tercero y se ha violado la ley.

    Si bien legalmente no hay mayor comentario, moralmente esta persona no sólo está descalificada para asumir un Ministerio de Cultura, sino para desempeñar cualquier rol que le entregue la confianza pública o privada, pues estamos ante alguien que, a falta de controles, va a anteponer su beneficio personal al cumplimiento de la ley pues tal es su actitud en la vida personal.

  5. José Betancourt dice:

    Amigo MilDemonios
    La pregunta es muy puntual y no necesita mayores contextos, referencias, precisar enlaces ni cuentos chinos. Tiene la probidad moral el señor Ministro de la Cultura en el Perú para asumir y desarrollar las labores que le competen al cargo, siendo un asiduo concurrente al lugar donde se vende ilegalmente productos piratas. No voy a nutrirme de tus posts, ni hacerme la paja por un sí o por un no. Tú eres un opinólogo y orientador de la gente. Sin duda que es de mal gusto decir que te orinaste en los pantalones, pero que eludes la respuesta (sabe Dios y tu conciencia porqué) es tan obvio como que el próximo alcalde será una respetable dama. Lamento lo que voy a decirte, pero dudo de tu condición de valiente periodista, comunicador, blogger o lo que fuera. Sabes quien es testigo de lo que se comenta, nada menos que el “chema” Salcedo. Otro pirata rocambolesco.

    • Mildemonios dice:

      Panina: No conocía este site. Está buenazo para chequear justo lo que dices. Ahí la evidencia está clarísima.

      Alberto: Déjame ver si entendí. Tú eres el que te niegas a dialogar… pero soy yo el que se orina en los pantalones? No sé, no suena muy consistente. Y aún estoy esperando los argumentos a los insultos que me lanzaste en los comentarios al otro post. Si los tienes, claro.

      Miguel: Ah, ¿de eso se trata? Lo que pasa es que se trató de una pregunta fuera de contexto. Y cuando le pedí la referencia nunca me respondió, sino con insultos e imputaciones. Pero ok, intentemos responder sin saber el contexto de la pregunta. Si revisas mi blog verás que constantemente repito lo mismo: Cada quien es dueño de hacer lo que le dé la gana. Si tú o el señor Ministro quieren nutrirse se películas en Polvos Azules, háganlo. No los voy a perseguir ni juzgar por ello. Ahora, yo tengo una opinión con respecto a las consecuencias de ese acto y por eso yo personalmente no lo hago. ¿Es esto una respuesta satisfactoria? Puedes constatar lo que digo en alguno de los muchos posts que he escrito sobre el tema. Y como te digo, le pedí a tu amigo un enlace o alguna referencia que me diera alguna clase de luz del contexto en el cual se hacía la relación entre el ministro y el tema, pero no me lo ha dado. Si me lo diese quizás podríamos tener un debate mejor nivel.

      José: Pues no hace falta ser muy audaz para reconocer que sí hace falta que me pasen el contexto, porque me están preguntando qué opino de lo que dijo tal persona y ni siquiera citan exactamente lo que dijo, sino que parafrasean. Una respuesta responsable requiere ver esa frase en el contexto adecuado. Entonces, al final, no responden a mi pregunta sobre el contexto de esto, pero es otro el que se orinó los pantalones? No suena muy consistente tampoco.

  6. Miguel Alejandro Raffo Guerra García dice:

    Hans: Para mí está claro lo que dice Alberto. Te hicieron una pregunta y no te pronunciaste: ¿es o no pirata Juan Ossio ministro de cultura por comprar en polvos azules? Alberto dice que te orinaste en los pantalones y yo pienso que te hiciste el de la vista gorda por que te tragaste a propósito la respuesta. Si eso lo consideras un insulto que será para tí una mentada de madre. Eres demasiado susceptible y eso no es precisamente de caballeros con argumentos. ¿le tienes miedo a Ossio? Espero que no.

  7. Alberto Franco Delgado dice:

    Se orinó usted en los pantalones. Si quiero conversar con alguien lo llamo y me siento a tomar un café. Con usted sería un despropósito por su poca inteligencia e información. Sinceramente es poco o nada lo que puede hacer por solucionar las propias incoherencias que usted mismo inventa. Bienvenidos suena a muchos. Yo me represento a mí mismo y no creo que usted esté a la altura de plantear temas viables. Lo suyo es darle la vuelta a la rueda del tontódromo.

  8. Panina dice:

    No tendría por que defender al negocio de distribución y exhibición actuales ya que ellos se defienden solos invirtiendo en nuevas salas e incrementando cada vez más la asistencia al público a sus salas. Si la gente responde a esta inversión algo bien estarán haciendo.

    Sin embargo se les acusa siempre de discriminar en favor de Hollywood y perjudicar al cine nacional, bloqueando la presencia de cintas peruanas en sus salas. Para desmentir esto no basta ya su crecimiento económico sino una sola muestra de qué pasaría si el cine nacional les lleva una película que compite comercialmente con la avasalladora máquina de promoción hollywoodense:

    La siguiente data es copiada de BoxOfficemojo.com, página que reporta semanalmente la taquilla oficial de todos los países:

    TW Movie Weekend Gross Screens / Avg. Gross-to-Date Week Production Country
    1 The Water Horse: Legend of the Deep $185,629 36 $5,156 $185,629 1 UK, USA
    2 Rambo $97,455 27 $3,609 $97,455 1 Germany, USA
    3 Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street $65,803 17 $3,871 $73,177 1 UK, USA
    4 Mañana te cuento 2 $63,282 30 $2,109 $316,886 2 Unknown
    5 27 Dresses $43,158 17 $2,539 $166,433 2 USA
    6 The Bucket List $33,051 14 $2,361 $276,945 3 USA
    7 There Will Be Blood $19,520 8 $2,440 $19,520 1 USA
    8 Cloverfield $18,277 23 $795 $540,975 4 USA
    9 No Country for Old Men $14,319 6 $2,387 $52,754 2 USA
    10 El Arca $13,061 23 $568 $179,805 3 Argentina, Italy
    11 The Game Plan $10,291 34 $303 $735,602 9 USA
    12 Love in the Time of Cholera $10,243 20 $512 $379,581 5 USA
    13 Atonement $8,893 7 $1,270 $36,295 2 France, UK
    14 American Gangster $6,809 18 $378 $148,182 5 USA
    15 Bridge to Terabithia $6,033 16 $377 $229,564 6 USA

    Esta fue la taquilla en Perú el febrero del 2008, en la semana siguiente a la premiación de los Oscares. Los malignos exhibidores le dieron 30 pantallas a una cinta peruana de bajo presupuesto “Mañana te cuento 2”, 17 a “Sweeney Todd”, 8 a “Petróleo Sangriento” y 6 a “Sin Lugar para los Débiles”, esto es, 3 candidatas a mejor película entre ellas la ganadora. Y la chuntaron porque en efecto, los ingresos totales de la película peruana superaron a las de sus competidoras gringas a razón de 5 a 1.

    ¡¡¡¡Escandalosa discriminación en favor del cine peruano y en contra de lo mejor del cine americano y para añadir insulto a la injuria, en la misma semana de premiación de los Oscares, su momento promocional cumbre!!!!

    Esto es inaceptable señores y atenta contra el decálogo para sempiternos llorones aspirantes al premio de Conacine: “¡Anatema infieles! ocúltese por siempre este dato al mundo; elimínese esta información de todos los blogs de cine; ¡Somos víctimas, seámoslo siempre!”

  9. Alberto Franco Delgado dice:

    Deprímete porque en el blog de Pepe Derteano te están dando rico y parejo, y con razón.

    • Mildemonios dice:

      Morsa: Ok. Válida tu aclaración.

      Abc123: Nuevamente: Nadie discute que el cine, el teatro y la cultura necesiten intervención del Estado para promocionarlo. El punto es que el modelo que se ha escogido para promocionar el cine en el Perú está errado. Y hace rato que esto dejó de ser una discusión teórica, sino que ya tenemos los resultados para argumentarlo. Pero aún así hay gente que no la ve y que pretende perpetuar el error.

      Panina: De acuerdo. Podríamos tratar de modelas lo que sería del teatro hoy si hubiese habido un Coneteatro en los últimos diez años… No, mejor no. Es viernes y no me quiero deprimir.

      Alberto: Cuando se sienta particularmente democrático y con ganas de conversar sobre el tema, son bienvenidos aquí. Mientras tanto mucho más no puedo hacer.

  10. Panina dice:

    Es válido el “atrevimiento” por cuanto en ambos rubros, tanto en el cine como en el teatro, nos encontramos frente a actividades enmarcadas en lo que llamamos industrias culturales y cuyas producciones normalmente se desarrollan mediante financiamiento privado, aunque también sean susceptibles de recibir fondos públicos.

    ¿Qué hubiese pasado si las compañías de teatro, en vez de financiar privadamente sus proyectos, primero con mucha modestia presupuestal y luego reinvirtiendo cada vez más holgadamente sus propios recursos, se hubiesen dedicado a esperar cada año un concurso por el premio de CONATEATRO, luego del cual ya poco importaría la taquilla o lo que el público opine de sus obras porque en el fondo, ya no necesitan ni de esta aceptación ni de esta asistencia?

    Mi sensación es que de existir un CONATEATRO quienes producen las obras teatrales hubiesen desarrollado las mismas taras parasitarias y cínicas de sus colegas cinematográficos: proyectos hechos de espaldas al público más cercanos al onanismo fílmico que al entretenimiento de los demás, una repartija crónica de dinero público entre cofrades de algún bar barranquino y un desinterés absoluto sobre la importancia de que el Estado pueda recuperar algo de lo invertido a través de la taquilla para pasar a apoyar más proyectos; es decir, el egocentrismo más hipócrita y repulsivo. A estos conateatreros no les importaría si 9 de cada 10 personas se “coló” en la sala como a nuestros directores de cine tampoco les importa si 9 de cada 10 espectadores vió la película en Polvos y no en el cine. Ese no es su business sino el arrimarse al nuevo ministro o más acertadamente, a la Comisión de Presupuesto.

    PS. Puesto que eres economista y no abogado te dejo un link a un trabajo de un abogado que creo que se mete mucho en tu campo. No sé si lo hace afortunadamente o no, por eso mi interés en la opinión de un ecónomo. No es moco de pavo, son 80 páginas en inglés pero es muy entretenido y sobretodo “a contracorriente” de lo que se suele enlazar en internet.

    http://works.bepress.com/cgi/viewcontent.cgi?article=1001&context=mark_schultz

  11. abc123 dice:

    En la última Dedo Medio hay una entrevista al director de Contracorriente en la cual sostiene que sin el apoyo del Estado las dos únicas industrias del cine que podrían sobrevivir son Hollywood y Bollywood, lo cual es cierto. Los subsidios, los concursos (a veces con criterios arbitrarios o cuestionables) son los únicos recursos para que se pueda competir con esas industrias. A partir de ese apoyo estatal es posible una mayor inversión privada. La industria del cine en España, Francia, México, Argentina, etc. no existiría sin fondos estatales de promoción.

    Los criterios para las premiaciones, la elección de los jurados, etc. son recontra discutibles claro está, pero sin el apoyo estatal estaríamos condenados a ver blockbusters eternamente. No creo que haya que eliminar el CONACINE sino mejorar su funcionamiento. Mucho de lo que has dicho en otros posts es muy cierto.

    Y si bien el argumento de que la “industria dominante neoliberal hollywoodense” es la que perjudica al cine “no tan comercial” no puede ser el único que justifique la mediocridad de la producción nacional, tampoco puede desconocerse. En Lima hay más salas de cine pero que pasan más de lo mismo. Y no me refiero a que no pasen cine nacional sino que simplemente no pasan casi nada que no sea blockbusters.

    Dirán que “así es el mercado” pero no es tan así. El mercado tiene reglas. No puede haber competencia desleal ni prácticas monopólicas abusivas. Y lamentablemente en el Perú las grandes distribuidoras hacen lo que se les da la gana y no respetan esas reglas.

    Hace unos cuatro o cinco años el Tribunal de Defensa de la Competencia de España sancionó a las principales distribuidoras de Hollywood con casi dos millones y medio de euros a cada una y las obligó a abstenerse de seguir practicando las conductas ilegales, que son muy similares a las que realizan acá (por no decir las mismas): restringir la libertad de los exhibidores, imponer el período en el que deben ser exhibidas las películas, obligar a los exhibidores a adquirir las películas por paquetes, bloquear el ingreso de películas independientes o no masivas, etc.

    Sin embargo, acá el INDECOPI se preocupa más por prohibir los comerciales de El Bocón que por generar condiciones para que el mercado se desarrolle normalmente.

    Es muy fácil decir que al público peruano sólo le gusta el cine hollywoodense, cuando se le ha formado el gusto para que sólo consuman ese tipo de producto, sin tener la posibilidad de acceder a otros de más calidad (esto se relativiza con la piratería, que no es el escenario ideal en que deberíamos movernos).

    El caso del teatro es especial porque si bien puede haber costos altos, éstos no son comparables a los de una película, como señala el Morsa. Además, el “boom” de la actividad teatral está limitada sólo a Lima y a algunos distritos. Y las obras más exitosas son precisamente las que se asemejan más al esquema de negocio del blockbuster: buscar actores conocidos de TV (Galdós, Carlín, Johana San Miguel) para hacer musicales, comedias o stand up comedies. Claro que no es absoluto, también hay espacio para obras más “serias” como las que se montan en la Plaza Isil o el Británico (aunque sin el éxito de “La Jaula de las Locas” o “Chancho Amor”).

  12. Añadamos algo. Existe desde hace mucho en el Perú una serie de escuelas de teatro de alto nivel. Muchas. Y son escuelas además que participan en redes internacionales o que tienen sus propios sistemas de intercambio y pasantías. Hay directores, actores, productores, sonidistas, luminotécnicos, etc., que se han formado en esos flujos de información. Hay una tradición en el teatro y esto no es algo mágico, sino que tiene que ver con la forma cómo esta se organiza y se reproduce: transferencia generacional, etc.

    Salvo excepciones, eso no pasa en el cine, que requiere una mayor cantidad de profesionales de alto nivel, más allá del director. Así, la plata de Conacine se pierde en proyectos sin ton ni son.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031