Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Acerca de la promocion del cine (5)

Articulo

junio 1st, 2010cultura, piratería, UncategorizedMildemonios 1 Comments

La promoción del cine es un tema que me parece bastante interesante por varias razones.  Por un lado cruza varias ramas de la economía y por el otro me encanta ir al cine.  Por eso he estado siguiendo la propuesta de esta nueva ley de cine que tanto debate ha traído.  Y me parece que hay algunos puntos con los que hay que tener mucho cuidado, porque se corre el riesgo de arruinar el posible surgimiento de una industria de producción de películas en este país, de tal manera que se dependa eternamente del asistencialismo del Estado para poder contar con cine nacional.

Un aporte a esta discusión es la carta que unos 68 involucrados hicieron llegar al Congreso el mes pasado.  Al respecto creo que hay una decisión que como país tenemos que tomar, fácil a nivel ejecutivo.  Cuando estos 68 cineastas dicen que el cine está relacionado a la reafirmación de la identidad cultural… Sí, pues.  En pleno siglo XXI, considero que es cierto.  Y de hecho, ahí creo que está la justificación para la intervención del Estado para la promoción de mayor producción.  Una intervención que nadie está cuestionando hasta donde yo sé, pero que igual me imagino que hay que justificar.

Ahora, la decisión que tenemos que tomar es si queremos promocionar mayor producción a largo plazo o si la queremos promocionar al corto plazo, no más.  Si queremos promocionarla solamente a corto plazo -o sea, tener películas peruanas para unos cinco años más, no más-, lo que estamos haciendo actualmente está bien.  Estar regalando dinero directamente a producciones, sin ninguna clase de contemplación por si el producto final le gusta a la gente o no, ni qué decir de preocuparse de si el proyecto da plata.  Es decir, seguir preocupándonos solamente por subsidiar proyectos que le gusten a los miembros del directorio de Conacine.  Y listo.  No hay mayor complicación.  Ahí se trata simplemente se meter más y más plata mientras la haya.  No hace falta ni tener un administrador en el proceso.  Solamente un contador que lleve la cuenta de cuánto dinero metimos en eso.

Por si les queda dudas de que esto es solamente viable en el corto plazo, ¿ya se fijaron que cada vez menos peruanos van a ver películas peruanas? Incluso a las ganadoras de los premios internacionales mesiánicos.  Y esto en un momento en el que cada vez los peruanos van más al cine.  Así que no hay ni vuelta que darle.

Ahora, si lo que queremos es promocionar mayor producción a largo plazo, ahí sí estamos fundidos, porque Conacine no es sostenible.  Si por alguna razón macroeconómica -que se me ocurren muchas- el Estado tiene que reducir el gasto público, Conacine será una de las cuentas que pagará pato, porque no trata un problema prioritario.  Oh, por supuesto que es importante promocionar la cultura.  Pero mucho más importante es continuar reduciendo la desnutrición infantil o continuar empujando la reforma educativa.  Así que no se alucinen con que la actual situación de premios e influjo de recursos al fondo de promoción se va a mantener.  Eso es algo momentáneo.  No crean que es un “derecho adquirido”.

Si lo que queremos es una promoción que se sostenga en el tiempo, tenemos que pensar en un sistema sostenible.  Conacine no lo es.  Simple y sencillo.

Con respecto a la Ley de Masificación del Cine que comentan en la carta, merece todo un comentario aparte.  Me parece que peca de “generalista”.  O sea, que en su afán por querer ayudar a los pobrecitos cineastas peruanos terminan favoreciendo a muchos más y los efectos se pierden.  Me imagino que lo podemos ver de a pocos en su momento.  Por ejemplo, que reduzcan (¿a cero? ¿no les parece algo excesivo?) el impuesto que se paga por espectáculos cinematográficos. ¿A todos? ¿Incluso a Ice Age 4, que seguramente será la película más vista del 2011? ¡Pero si los peruanos vamos cada vez más al cine! Todas las estadísticas muestran eso. ¿Por qué deberíamos darle beneficios tributarios a algo que claramente no los necesita en general, sino en todo caso, de manera focalizada? Que tampoco me parece, porque con esa ayudadita, ¿entonces para qué los estamos subvencionando con Conacine? No tiene sentido. ¿No quieren que digeramos su comida por ellos también?

Finalmente, como me hicieron notar en un comentario a mi último post sobre este asunto, es evidencia de que la cosa no funciona cuando los que promueven mayores subsidios al mismo tiempo son activistas a favor de los derechos de la distribución informal de copias ilegales de películas, actividad que no paga impuestos y no ayuda en lo más mínimo a precisamente promocionar cultura.  Si esto último fuese cierto, todos los peruanos seríamos versados en Godard y habríamos visto completa la obra de Kieslowski (Azul, Blanco, Rojo… Anyone?).  Pero bueno.  Como floro para justificar la existencia de la maquinaria que te permite comprar toda la última temporada de Lost por cinco lucas debe ser bastante efectivo.

'One Response to “Acerca de la promocion del cine (5)”'
  1. […] un tiempo estuve colgando unos posts tratando distintos aspectos con respecto a cómo podemos promocionar mejor el cine en el Perú.  Y […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2020
L M X J V S D
« Oct    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30