Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Acerca de la promocion del cine (2)

Articulo

mayo 12th, 2010cultura, UncategorizedMildemonios 13 Comments

starlight-cinema-brazilian-festa1

Hace un tiempo publiqué un artículo acerca de lo que hacía falta hacer en el Perú para poder promover la instalación de una verdadera industria del cine en el país.  Parte del material del artículo lo plasmé en un post que escribí hace como dos semanas, el cual recibió comentarios bastante interesantes y twitts bastante útiles, ni qué decir de mails con puntos de vista que me dejaron descomputado.

Como bien comentan algunos de los que leyeron el post, hay un problema con la demanda.  Pero no como lo plantean.  Aunque no lo quieran aceptar algunos, en el Perú hay una demanda por cine creciente y bastante saludable.  Ok, después veamos por qué eso es un problema o una oportunidad.  Pero primero pongámonos en contexto.

Una queja que siempre se hace es que hacer cine en el Perú no es negocio porque no hay mercado interno.  Eso es falso.  Consideren esto.  Si no hubiese mercado interno para el cine en el Perú, no estarían creciendo el número de salas de proyección y no se estaría invirtiendo en mayor capacidad de proyección (se está instalando salas con mejores sistemas).

Aquí algunas cifras. Durante el año pasado la asistencia a los cines subió en 17% (en pleno año de crisis, por si ya lo olvidaron). Solamente por las entradas se recaudó US$64.5 millones a lo largo del año.  Con piratería y todo.  De hecho, ¿qué uno de los rollos de la defensa de la piratería de película no era que no quedaba otra opción que conseguir las películas en versión pirata, porque no había forma de ir al cine carísimo y burgués? En fin.

En el 2009 fueron al cine 21.8 millones de personas en el Perú, que puede parecer un número más.  Pero tomen en cuenta que en el 2008 fueron 18.5 millones.  Ahora, nadie discute que esta gente va al cine a ver mayormente películas extranjeras.  De hecho, las dos películas más vistas del 2009 fueron Ice Age 3 y 2012.

Ah, sí, ya sé.  Lo que se proyecto en estas salas son películas provenientes de la demoniaca Hollywood.  Que eso es solamente lo que se proyecta y que esto no quiere decir que haya mercado interno para el cine nacional.  Pues, dos objeciones a ese argumento.

Primero, hay países que han logrado partir de una situación similar para volcarlo en un proyecto de largo plazo de promoción de su cine nacional.  El que me parece más emblemático es el británico, descrito en este documento del British Film Institute.  En un momento ellos tuvieron un problema parecido al peruano: Las películas que se hacían se realizaban con capitales que venían de afuera y las pocas ganancias que se hacían se regresaban a sus orígenes en el extranjero.  Se planteó partir de lo que se tenían: Un mercado interno grande que consumía cine un montón… pero de origen foráneo.

Entendieron que el floro de “los malvados de Hollywood” perpetuaba la crisis de su industria de cine y optaron por voltear la torta: Ver el sistema de Hollywood como un aliado.  Aquí bien podemos hacer eso también.  No digo que se dejen de hacer películas típicas peruanas y peruanistas, sino que se trate de explotar los estándares y los clichés hollywoodenses para entrar de a pocos a ese mercado que está acostumbrado a un producto con características definidas.

Segundo, en ese sentido, es retrógrada seguir quejándose de que todo está perdido porque el mercado está tomado por Hollywood y que la demanda está dominada, cerrándose en hacer películas que son entendidas y comprendidas apenas por unos cuantos para luego quejarse de que nadie fue a ver su película.  Señores, estamos en el siglo XXI, la era de la información, el mundo de las redes sociales.  Hace rato que quedó definido que uno tiene que adaptar su mensaje para que éste esté más cerca del público.  Uno tiene que facilitarle el proceso al expectador de entender la película.  No hacer ese esfuerzo es decisión del realizador.  Y si no lo haces, después no te quejes de que nadie se sintió interesado por ir a ver tu producto.

En ese sentido, por ejemplo, el cine de terror que se comenzó a hacer en Ayacucho me parece un esfuerzo heróico.  Ok, técnicamente no es lo máximo, las historias no son impresionantemente originales… Pero hay un rollo detrás.  Esta clase de iniciativas son las que van a salvar al cine peruano en el siglo XXI.  Cómo, lo trataré en otro post.

'13 Responses to “Acerca de la promocion del cine (2)”'
  1. Jose Luis dice:

    en el peru para encontrar el talento y creatividad en direccion creacion de historias para cine debe salir de los colegios ya que hay muchos jovenes interesados en esta industria, en los colegios se fomenta el teatro, porque no la direccion produccion de peliculas e incluso concursos entre colegios. gracias

  2. […] La solución verdadera pasa por un sistema de becas que envíe peruanos al extranjero a aprender de las industrias que sí funcionan.  No solamente técnicos y artistas, sino también productores.  Pero no, eso es demasiado trabajo.  Más fácil es mandar tu carta obligando a las salas a mostrar la película (en singular) que tú quieres que pasen.  Deberían estar mandando gente a entender el fenómeno del cine como parte de una tendencia mundial. […]

  3. […] La solución verdadera pasa por un sistema de becas que envíe peruanos al extranjero a aprender de las industrias que sí funcionan.  No solamente técnicos y artistas, sino también productores.  Pero no, eso es demasiado trabajo.  Más fácil es mandar tu carta obligando a las salas a mostrar la película (en singular) que tú quieres que pasen.  Deberían estar mandando gente a entender el fenómeno del cine como parte de una tendencia mundial. […]

  4. […] para aprender y luego venir a aplicar.  O si no, traigan profesores de esos referentes de cine.  Lamentablemente Conacine no incorpora eso tampoco.  Al contrario, es “hacia adentro”.  No veo que se premie a proyectos de cine […]

  5. Mildemonios dice:

    Panina 1: Con respecto al visionado de películas en tu casa… La ventaja de verla en el cine es que la ves antes. En teoría. En ese sentido se justifica la inversión en cines. Aunque claro, la piratería te rompe eso. Por eso tiene sentido atar la ley de promoción del cine a una iniciativa de lucha contra la comercialización de copias ilegales de películas. Sobre la recuperación de salas de cine… No tenía idea con respecto a esas cifras. Tienes data al respecto? De donde sacaste esa información. Y sobre tu propuesta… No estoy tan seguro de que ésa sea la solución. Porque eso es subsidio cruzado y en economía trae una serie de ineficiencias. Mucho más eficiente es afrontar el problema: Abordar seriamente la problemática de la piratería y estudiar el fenómeno de Hollywood para ver cómo nos aprovechamos de él. Ya lo han hecho en otros países.

    Panina 2: It’s the economy stupid, ciertamente. De acuerdo contigo. Una pena que se cree este contexto en el que se generen los incentivos para que los cineastas creen material de espalda al público.

    Panina 3: Ciertamente, bastante complejo el asunto.

    Francisco: Aquí veo el mail que has dejado para poder comentar. Te mando un correo electrónico a esa dirección.

  6. Francisco Villar dice:

    Me gustaría ponerme en contacto con usted. Ejecuto un proyecto que demuestra que ahora, con el software y hardware disponibles, más las nuevas cámaras de cine digital con resoluciones de hasta 4096 X 2048 líneas, resolución cinematográfica envidiable, se puede hacer cine tipo hollywood. El problema es el talento, y no por qué no lo haya, sino porque no está identificado. De hecho, para hacer una película que robe la atención tanto de las masas como de las autodenominadas élites, se necesita inteligencia y creatividad, mezcla escasa en cualquier lugar del planeta. Pero como el talento no es propiedad de tierras o etnias específicas, aquí se puede encontrar. En cierta forma, un director de cine debería aproximarse al talento de un médico peruano. Claro que, por economía y vocación, un médico no cambiaría su vida, pero hay personas que tienen capacidad intelectual e ingenio, que podría elegir el cine como camino. Nadie lo hace aquí por el altísimo costo de producción, pero como dije, ahora es posible, incluso, para una pequeña empresa.

    Un gusto conocerle, y, pecando de romántico, si tiene tiempo y ganas, me ayuda a armar la revolución cinematográfica en este país, que antes de fin de año, estaré contando con el equipo adecuado. Francisco Villar.

  7. […] los problemas que tenía la actual legislación que supuestamente promueve el cine en el Perú y otro post sobre cómo la demanda es suficiente para una inversión seria en esa industria… Si es que se […]

  8. […] peruanas? Incluso a las ganadoras de los premios internacionales mesiánicos.  Y esto en un momento en el que cada vez los peruanos van más al cine.  Así que no hay ni vuelta que […]

  9. […] hay demanda por películas en general en el Perú, ¿por qué es que el cine peruano no despega? Porque, por el contrario, las películas peruanas […]

  10. […] hay demanda por películas en general en el Perú, ¿por qué es que el cine peruano no despega? Porque, por el contrario, las películas peruanas […]

  11. Panina dice:

    Encontré El “Feature Film Revenue” para el 2009 de Adams Media Research:

    Total: 28,400 (-0.3% respecto al 2008 ) millones de US$.

    Theatrical: 9,870 (+9.8%)
    Venta Dvd/BR: 8,730 (-13.3%)
    Alquiler Dvd/BR: 8,150 (+0.5%)
    TV/Cable/Satelite: 1,270 (+16.3%)
    Venta Online: 250 (+72.8%)
    Alquiler Online: 111 (+60.1%)

    Leo que corrigen sus propias proyecciones del anteaño en el teatrical por un incremento del ticket promedio dado el mayor número de estrenos en 3D (entradas premium). También señalan a la crisis económica como la causante del inesperado incremento del rubro alquiler BR/DVD y de la disminución en el rubro ventas. Por último citan a Avatar como la causante de la disparada de la taquilla de Diciembre (un mes totalmente fuera de lo normal) y esperan igual anomalía en el home video para este año.

    Nota como Hollywood sigue impulsando sus canales virtuales pero con mayor éxito en el cable satelital y VOD, que en la propia internet por la tara que significa, en los mismos EEUU, el problema de las descargas ilegales. Aunque en términos más amplios, la limitación en infraestructura sigue siendo la mayor preocupación de esta gente (al parecer si todos los gringos decidieran este sábado, hacer online lo que normalmente hacen con soportes físicos, (ver una peliculita en su casa), nuestra querida red se va a la mi… en diez minutos.

    Por último los estudios han comenzado a experimentar con la eliminación de ventanas, notablemente Sony que lanza en simultáneo en las salas y en el VOD, antes del Blu Ray/Dvd, algunas películas seleccionadas. Otros como Disney, lanzan sus coleccionables con tres discos, el BR, el Dvd y una copia digital que se desbloquea en internet para la laptop. Y para complicar más las cosas el canal del futuro, todo el mundo viendo su serie o su noticiero en el metro camino al trabajo en dispositivos móviles como en los aviones.

    Complejo negocio era este del cine, ¿no crees?

  12. Panina dice:

    El negocio del cine funciona como un tren donde la ventana de cine hace las veces de una locomotora, generando ruido y atención, pero la rentabilidad está en los vagones de carga y pasajeros que vienen detrás. Si la locomotora ha funcionado bien, con toda seguridad a los otros vagones también les irá bien. Por eso el marketing de las películas se concentra fuertemente en el estreno en salas y muchas veces se pierden de vista los otros canales como me parece que sucede en tus análisis.

    Pero cuando hablamos de la promoción del cine no nos referimos a la promoción de las salas (exhibición) sino a la promoción de películas (producción) y entonces sí necesitamos ver el panorama completo del negocio y cómo se recupera la inversión.

    No creo haber formulado alguna propuesta o más bien una antipropuesta en todo caso, que era dejar las cosas como están hasta que tengamos un mercado mínimamente regular, al menos como el ecuatoriano. Todo otro esfuerzo sería desperdiciado al no contarse con el entorno necesario que asegure la verdadera recaudación de las obras y no sólo la fracción que representan las salas.

    Estamos totalmente de acuerdo en que una política de subsidios no va a crear ninguna industria propia, pero cambiar las cosas es difícil, máxime cuando la comunidad cinematográfica en gran parte defiende la piratería (porque la consume y ahorra dinero) y porque su objetivo ya no está en crear una obra destinada a la aceptación del público consumidor, sino en captar fondos del Estado sin obligaciones de retorno para solasarze luego con haber realizado una película propia.

    Es una gran ventaja para cualquier director que su película no pase por el penoso trámite de someterse a la competencia del mercado lo que explica que en el Perú nos demos el lujo de hacer cine de espaldas al público. Luego, cuando se fracasa comercialmente, siempre se tiene el recurso fácil de echarle la culpa a Hollywood y a los exhibidores que la retiraron cuando nadie quería verla, y agradecer a los piratas que sí entienden y difunden su gran arte.

    Por cierto tampoco existe el mentado bloqueo comercial por parte de los exhibidores para justificar los fracasos. En el 2008, “Mañana te cuento 2”, una pequeña película peruana financiada estrictamente para el mercado de home video latino en los EEUU, tuvo en el Perú más pantallas que tres de las películas nominadas al Oscar sumadas… yo no escuché a la Warner ni a la Fox ponerse a llorar y exigir prebendas del Estado peruano porque sus tres nominadas habían sido desplazadas por una película peruana. Simplemente “it’s the economy stupid” y nadie se despeinó.

    P.S. Voy a buscarte el cuadro completo del reparto de la torta por canales de venta del 2009 para dártelo. Lo tengo en papel y no existe un link porque los informes de Adams Media son restringidos, pero los suelen citar y publicar en Variety y otras revistas especializadas.

  13. Panina dice:

    Algunos apuntes al tema que van más allá de una posible adaptación del cine peruano a las preferencias del público:

    1) Cifras y proyecciones de Adams Media Research lo confirman año a año: desde 1984, cuando por primera vez los ingresos de home video alcanzaron al box office, el principal canal de venta de una película ya no está en la calle sino en las casas. Al 2010, los ingresos por cable, VOD, Downloads, Streaming y sobretodo, por dvd y bluray (los legales por supuesto), suman el 80% de los ingresos generados por una película dada en un cualquier mercado maduro y regular.

    2)Formular modelos de negocio sin considerar para nada el desarrollo adecuado de la principal fuente de recupero de la inversión de un producto (como son los diferentes canales de consumo en casa para una película, físicos o virtuales) es como querer entrar a competir en el Paris-Dakkar con un Toyota de tres ruedas. Muy heroico y muy romántico, para la foto quizás, pero sencillamente destinado al fracaso.

    3) Ya en el 2005 (último año en que se cuenta con cifras de aduanas fiables) se importaban por vías regulares más de 50 millones de dvd-rs destinado a la piratería audiovisual. Aplíquesele a esta cifra el crecimiento del consumo privado de los últimos cinco años (que va creciendo en 4% cada año), y multiplíquese por el precio promedio de 4 soles que paga el consumidor final y tenemos un gasto del público de 240 millones de soles este año en ver piratería. A 8 soles el ticket promedio, ¿cuánto dejarán en cambio los 22 millones de personan en las taquillas de los cines este año? Sólo 176 millones (y a estos sí hay que descontarles impuestos).

    4) El cine en salas ha crecido naturalmente, aunque sólo sea porque está en proceso de recuperar las más de 500 pantallas que YA existían en el Perú hace más de 20 años y todavía le falta crecer algo más. Pero correlativamente, con un precio de los reproductores en 40 dólares y un precio ridículo por las películas piratas, es fácil deducir que, también en el Perú, el mayor gasto del público en el consumo de películas se está dando en las casas y no en las salas, como sucede en todos los demás países. Sino acuérdese cada uno cuántas películas vio esta última semana en casita a través del cable, la tv o el dvd y cuántas veces fue al cine. ¿2 a 1, 3 a 1, 5 a 1?

    5) Lo que sí nos diferencia de los demás países, es que ni un sol de estos más de 200 millones de ventas de piratería, aunque por milagro todas las películas peruanas captasen a las preferencias del público, se integrarían al ciclo económico de una hipotética industria del cine nacional sino a engrosar las arcas del negocio de la piratería. No voy a citar casos de Argentina, Chile o Brasil, pero sólo en Ecuador el dvd original de la ecuatoriana “Qué tan lejos” agotó una edición de 10,000 ejemplares de dvds originales, más que lo que el más exitoso blockbuster de Hollywood en original haya generado nunca en el Perú (ej. Harry Potter y el Príncipe Mestizo: 700 ejemplares para un mercado de 28 millones). Olvídense ya de los argentinos o brasileños, estamos peor que los ecuatorianos.

    6) En un medio social corrupto como el peruano, nos acercamos más bien al modelo mexicano donde los carteles de la droga ya se han apropiado del negocio de la piratería en el Estado de Jalisco e inclusive ahora financian películas (conocidas como “narcopelículas”).

    La visión del futuro del cine es más bien simple en el Perú: los ingresos de taquilla dominados por el gran cine espectáculo hollywoodense, y los ingresos de cine en casa, donde está y estará el grueso del negocio, dominados por alguna mafia local que brinde y cobre por la “protección” necesaria que eventualmente requiera la piratería.

    En cuanto al cine peruano, nunca podrá constituirse en industria en dicho entorno (a menos que alguno de los Sánchez Paredes se vuelva cinéfilo).

    Quizás suene pesimista lo expuesto pero que los expertos en economía y administración de empresas se pronuncien: ¿cómo sobrevive un hotel que sólo piensa cobrar el hospedaje en sólo 20 de sus 100 habitaciones? o ¿cómo hace un restaurante que renuncia a pasarle la cuenta a 8 de cada 10 clientes?¡¿De qué tipo de industria o de qué modelo de negocio hablamos?! Ni siquiera vale la pena intentarlo y es mejor seguir mendigando y lloriqueándole a los españoles como hasta ahora, porque antes de siquiera pensar en armar la fiesta de una verdadera industria de cine nacional en el Perú, habría que fumigar la casa y eliminar la plaga de ratas. Y por supuesto que aquí nadie está dispuesto a hacerlo porque nos gusta lo barato.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031